Cuadernosmanchegos.com
 
Portada Hemeroteca Cultura Opinion Google Sorteos
COMUNIDAD ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO MODA RUTAS GASTRONOMIA DEPORTES BLOG

El Blog de Francisco Rosado

 

40 años después: ¡Que grandeza!

¡Qué cosas tiene la vida! Cuando los de Podemos de Castilla-La Macha estaban urdiéndola, los demócratas de toda la vida nos andábamos en plena conmemoración de los fastos de aquel Sábado Santo en el que el presidente Suárez explotó de patriotismo y paró -por primera vez- otra masacre cíclica de esta piel de toro tan nuestra.

¡Qué cosas tiene la vida!, también en aquel entonces, cuando nos disponíamos a ensayar la convivencia tantas veces fracasada, también se sumaron a la buena nueva los 'diablos' de siempre, los que no podían ser invitados al banquete nacional, los comunistas, que habían estado años liderando desde las sombras las Comisiones Obreras y obligando al capitalismo 'triunfante' a negociar y pactar pese a la cerrazón del moribundo régimen.

Dicen –ahora nos hemos enterado- que estaban los militares a las puertas de los cuarteles, desplegando las banderolas del 'terrorismo' de entonces para sumir a la sociedad, por la patria, en otra noche negra. Y dicen que el falangista Suárez llamó al comunista Carrillo para que parara lo imparable, a la sociedad democrática cansada de himnos y de gibraltares, para que se olvidaran del duelo de los crímenes de la madrileña calle Atocha, para que volvieran a la sombra, al olvido, a la cobardía de siempre. Y dicen también, que ante la imposibilidad de que unas nuevas generaciones volvieran a 'tragar', al menos se realizara una apuesta decidida por la paz, por el entendimiento, por el abrazo intergeneracional.

Y dicen que Carrillo cedió y convenció los Camacho, a los Sartorios, a los Saborido... de que no era la hora de la tricolor, que había que abrazar a la Monarquía democrática para poder enterrar a los muertos de la barbarie para que, convertidos en mártires, fueran enterrados por las multitudes sin necesidad de agentes del orden que volvieran a desordenar. Y dicen también que unos días después el helicóptero real sobrevoló la gran manifestación de Atocha en prueba de agradecimiento de una buena nueva histórica que nos conduciría, en paz, por fin en paz, a unas elecciones libres.

Pues eso estamos celebrando esta Semana Santa cuando resuenan los gritos de una minoría propagando eso de la "trama" y pidiendo, no un nuevo impulso de los más jóvenes, tal y como conforman la historia los países civilizados y sí en un volver a empezar sin puntos de apoyo, barriendo el 'solar patrio' de vendidos y pactistas y visionado un 'nuevo amanecer'.

En esas estamos, cuando ha llegado esto de 'quítate tú que me ponga yo'.

Pues buenos estamos, ya lo creo. ¡Ahí, duro! ¡A joderse tocan!

Francico Rosado

Director

Francisco Rosado
2017-04-12

Una patada asesina en la boca de la democracia

Como no podía ser de otra forma el asunto que hoy me ocupa, venido de las vísperas de Navidad, la fiesta de "los hombres de buena voluntad", está siendo un auténtico escandalazo que hiere a la gente de bien sin distinción de sexo, ideología o condición y espero que en estos días que media hasta la publicación de este número de Cuadernos Manchegos, primero del año democrático del diecisiete, haya sido justamente 'reprimido' por los que tienen que velar por la salud democrática del partido de la derecha. Me refiero a la negativa del alcalde del municipio conquense de Casasimarro a la instalación de una placa recuerdo a uno de sus jóvenes vecinos de la época, que fue asesinado mientras laboraba en el despacho de Atocha de Madrid en los trágicos sucesos, asesinatos, de los abogados laboralistas, miembros del PCE y de CCOO, las dos únicas formaciones que luchaban en esa época por las libertades y los derechos de los trabajadores en todo el territorio nacional.

Las justificaciones del primer edil 'popular' han sido ampliamente debatidas, censuradas y hasta justificadas con pronunciamientos y silencios de los que han querido tomar partido en esta patada propinada en la mismísima boca de la democracia y no es cosa de caer en lo fácil que resulta adjetivar semejante acción-justificación, pero si me quiero referir a lo que aquello significó para la conclusión del rescate de las libertades y homenajear a ese joven y a todos los que lo dieron todo, lo arriesgaron todo para que este País dejara la senda histórica de los enfrentamientos fraticidas que tan 'chuscamante' el Régimen achacaba a los "diablos nacionales".

Aquellos años, periodo que se ha adjetivado como "Transición" y que precedieron a otro durante el que una noble generación de trabajadores, estudiantes, intelectuales y políticos, lucharon para sacar a España del mapa de la sinrazón dictatorial, venida de enfrentamientos civiles y desencuentros políticos, de asesinatos escabrosos, culminaron en un encuentro, gracias a cesiones 'desinteresadas' -al menos como las históricamente en boga, que uno no es tonto- como las de los Suárez, Carrillo, Fraga, Fernández Miranda, Camacho..., y un largo etcétera. Siendo la acción criminal de Atocha el último intento fascista de sumirnos de nuevo en la noche de los tiempos.

Ahora, que tan 'cabreados' estamos lo que sabemos a los que nos puede conducir el abandono democrático de algunos líderes olvidadizos o el pillaje insolidario de otros sinvergüenzas que se han dedicado a saquear las arcas públicas, no está demás traer a la memoria de los más y homenajear como ejemplo aquel paso histórico que es necesario repetir para superar otro impass nacional. Así que no es el momento de insultos y venganzas, es el de la solidaridad y el del entendimiento democrático y social. Si no se puede ejecutar un salto, se da un paso y se continúa caminando.

Francisco Rosado
2017-01-04

La "mandadera" de España

Por lo que cuentan los afines, hemos hecho 'un pan como unas hostias' en lo que hemos llamado el "suicidio del PSOE", que en Castilla-La Mancha ha venido acompañado con los preliminares de la ruptura del Pacto de Investidura por parte de Podemos.

Para centrarnos, esta región tan 'chusca', la "Tierra seca" de los árabes, más ese barrio de Madrid denominado Guadalajara, con su Corredor del Henares y todo y sus ascendientes aragoneses; "tierra de paso" también y siempre –hasta lo de la autonomía- un 'sofoco' de ir y venir, de Madrid a Andalucía, a Extremadura y Levante; poblada de gente humilde, muy noble y trabajadora, que ya Francisco García Pavón la denominó como la "mandadera" de España, se dispone a encarar otra 'travesía del desierto' político con un presidente en el "buen sentido de la palabra bueno" que ha llegado a Fuensalida con todos los parabienes democráticos habidos y por haber, fajándose en el municipalismo, desde concejal a alcalde de Toledo y desde consejero Portavoz de Bono y Barreda ahí donde ahora actúa.

Un político que sigue habitando su piso de siempre, con mujer, suegra y dos retoños que viven en la privacidad social y, seguro, que con el 'toque' ideológico de los tiempos cambiantes que nos llevarán, se quiera o no, a otra aventura y a lomos de una quimera de la "juventud más joven".

Un político que ha rizado el rizo, decidiendo enarbolarse con los críticos para descabalgar a Sánchez, pero sin apearse del 'no' a Rajoy, aunque también con la negativa radical de su oposición a una aventura de gobierno con los que quieren romper España, por lo que ha decidido quedarse fuera de una Comisión Gestora que podría poner en peligro la necesaria neutralidad política que exigen los equilibrios regionales.

Y mientras, en el devenir próximo, una región por coser con una Universidad ansiosa de presupuesto, una Sanidad convaleciente de las ansias privatizadoras de los de ayer, la Educación plagada de trampas, los mayores y dependientes asustados o clamando justicia y los jóvenes huyendo de la plaga de la corrupción y la ausencia de futuro.

Y en esa estábamos cuando...

"... cada cual el rumbo siguió de su locura;

agilitó su brazo, acreditó su brío;

dejó como un espejo bruñida su armadura

y dijo: "El hoy es malo, pero el mañana ... es mío".

Pues nada, Emiliano, si encontramos un momento, ya me contarás.

Francisco Rosado
2016-10-03

Piensen, señores, piensen

Ell otro día el que dice ser y llamarse Pablo Iglesias (Pablo Manuel Iglesias Turrión), número uno de 'Podemos', irrumpió en la campaña de las elecciones gallegas -cuyo resultado ya se conocerá cuando obre el milagro de la edición impresa de este número- con un mitin 'incendiario' arengó a sus seguidores y 'desarropados' –lo de "parias de la tierra" ya sería pasarse- en general asegró que "el día que dejemos de dar miedo a los sinvergüenzas, a los corruptos, a los responsables de la desigualdad, a los que se enriquecen a costa del sufrimiento de la gente, ese día seremos uno más y no tendremos ningún sentido como fuerza política".

No tardó mucho el número 'dos' de la misma formación, Íñigo Errejón de echar mano de Twitter y, en plena práctica de "activismo de sofá", contestar: "Parece que el problema es asustar a los creadores de opinión, no dar miedo", dijo. "La política", concluyó, "es otra cosa, que no tiene que ver con camisas, ni con si sudas o no sudas ni con el tono. La política tiene que ver con elegir con quién estás, porque no se puede estar con todos a la vez".

Escribo lo anterior como apoyatura al hecho contrastado de la eterna división de la izquierda, hasta el punto de que es evidente que va incluida en el paquete genético de su creación y, salvo paréntesis poco duraderos en el tiempo, acaba imponiéndose en su plenitud. Si Juan dice blanco, Pedro dirá, bueno, no tanto; y acabará, mediando el paso del tiempo, asegurando que fuera del negro no hay color.

En esas estamos en estos días de 'vino y rosas' electorales. Los dos partidos emergentes, los dos que saltaron a la opinión pública como vendavales marinos para arrasar a la casta bipartidista, ya no se reconocen frente al espejo y mucho menos lo hacemos los que los observamos. Los primeros -Podemos-, en plena gresca de existencialismo; y los segundos -Ciudadanos- como poyo sin cabeza, por lo de la orientación, no por lo de la ideología. La derecha no se entretiene en existencialismos, considera que la cuestión fundamental en el ser es la existencia. Albert (Alberto), un día se nos desnudó para que reparáramos en él; pero ahora, con el destrozo de pantalones que le han infringido, lo tiene claro y piensa -con razón- que los suyos están en pleno camino de regreso a 'casa' y no es cosa de tontear con el 'ser o no ser': 'mejor me pongo un nacionalista como coartada, que izquierdista de escudero', que ha debido pensar al verse las entrepiernas desnudas.

Todo lo anterior meditado sin olvidar que el setenta por ciento del electorado estuvo y está convencido de que no votará a Rajoy. Piensen, señores, piensen.

Francisco Rosado
2016-09-24

Cuando ya no queda nadie que diga nada

Cuando este periódico dio sus primeros pasos bajo la cabecera de Cuadernos de La Mancha, allá por 1975, fue obligado en base a la normativa vigente de la época a pasar 'censura previa' con la obligada entrega de ejemplares en la Dirección General de Información y Turismo 24 horas antes de su difusión y entrega a los kioscos de venta.

Posteriormente, ya con la dictadura y el dictador finiquitados, y al amparo de la denominada popularmente 'Ley Fraga' (15-03-1976), después de una obligada corrección en la 'cabecera' –en base al hecho de estar registrada una marca idéntica con domicilio social en Daimiel (Ciudad Real)- y la también obligada contratación de una titulada en Peridismo, el BOE número 84 del 8-4-1977 publicaba la buena nueva de la existencia legal de la cabecera Cuadernos Manchegos, y para bien de unos y malestar de otros aquí estamos celebrando este 2016 el 40 aniversario, después de haber pasado etapas como revista mensual, periódico semanal, unas veces –las más, tal como ahora- sin más apoyo que el publicitario, oficial cuando lo hubo –las menos - y siempre privado, gracias a firmas comerciales que solo la amistad personal la justifica y las que nunca el merecido agradecimiento logrará pagarles, o también en etapas en las que la aparición semanal se hacía al amparo de otra cabecera como fue 'Ya', durante su último periodo hasta la desaparición del rotativo nacional o como semanario deportivo, sorteando así la crisis económica de 1980.

También hemos tenido la ocasión de 'sacar pecho', en dos ocasiones como diario, una bajo la cabecera de Cuadernos de La Mancha y la otra como Cuadernos Manchegos y en las dos oportunidades con motivo de la Feria y fiestas de Tomelloso (Ciudad Real), sede de la redacción y gracias a la rotativa del diario de la madrileña calle de San Romualdo.

Hay que recordar que esta publicación también vivió y supero la gran lucha de los medios de comunicación democráticos, encabezada por el desparecido Diario 16 -el de la calle San Romualdo-, para finiquitar la 'Ley Fraga' y conseguir así la mejor ley de prensa que se conoce y que no es otra que la que no existe.

Pues bien, hasta el día de hoy hemos atravesado, con las penurias que la independencia editorial lleva consigo, o al menos con el intento de imparcialidad en las opiniones, 40 años sin que el poder intente, legalmente, coartarnos.

Quién nos iba a decir que desde un partido, coalición o amalgama electoral que presumía de revolucionaria, de izquierdas, después, y ahora de socialdemócrata, íbamos a tener que vivir –revivir- una etapa de intento de intervencionismo político bajo la mentirosa justificación de un profundo sentimiento de justicia social, claridad, equidad y otros principios populistas y de ignorancia supina del sector.

Y es que no se 'cortan', en este caso el señor García Molina (José) y Llorente (David) están especialmente activos en llevar a la práctica sus ideas –imposiciones por razones de apoyo político a Emiliano García-Page- para 'meter en cintura' a la 'canallesca'. Y digo lo anterior porque no hemos tenido que echar mano de las 'filtraciones' periodísticas de parte para estar convenientemente informados, ya que en dos ocasiones han hecho público lo que sigue: "Teniendo en cuenta que a día de hoy el gobierno no ha hecho públicos todavía dichos criterios que son los expuestos, el Secretario General de la formación morada en la región, José García Molina, registró esta semana una pregunta y una solicitud de documentación para conocer cuáles son los criterios que rigen en la gestión de la publicidad y la promoción institucionales".

No hay que ser adivino para vislumbrar como se va a relamer la bancada 'popular', los elogios que van a recibir de los grandes rotativos y 'pudientes' emisoras radiofónicas y las convenientemente amañadas y, en época reciente, con millonarias dotaciones de ciertos populistas digitales.

Y, claro, no me refiero a la conveniente transparencia de las aportaciones económicas a las campañas publicitarias públicas. Tampoco lo hago por el ajuste económico de las cuantías en tiempos de estrecheces e injusticias. Menos por al cumplimiento por parte de las empresas receptoras de criterios de servicio público, pluralidad informativa, niveles de audiencia, cohesión territorial y apuesta por un empleo de calidad en sus plantillas.

(De todas formas, en lo referente al apartado económico, para que la equidad no quede en palabras, tampoco estaría de más que el señor García Molina se pusiera al habla con su compañero Diego Cañamero).

La más radical e intransigente oposición es debido a lo que no se dice en los comunicados, pero que 'pulula' en el espíritu de la ley o 'apaño', como es la exigencia de titulaciones o la pertenencia a colegios o asociaciones de los escritores o editores, condicionando así la libertad de expresión individual y libre de las personas, base fundamental de la prensa libre, de esa ley que, como queda dicho, es la que no existe la mejor.

Espero que en esta aventura intervencionista, los "compañeros de la joven democracia", que califico el centrista Gonzalo Payo Subiza a los de la etapa pre-autonómica, sin distinción de ideología, no acompañen en esta carrera a las tinieblas al dúo de privilegiados podemistas castellano-manchegos.

Por último, si el diputado García Molina no encuentra su habitual cita de intento de ninguneo intelectual de sus señorías, sin ánimo impositivo, le apunto esta de Bertolt Brecht:

"Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.

Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.

Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.

Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada".

Francisco Rosado
2016-07-16

Castilla-La Mancha. Primer aniversario del Ejecutivo de García-Page

Ha dicho el presidente de Castilla-La Mancha, el que funciona, que para desplazarse de Toledo a Madrid no hay que cruzar el Tajo, porque Toledo está a "este lado". Otra cosa, también ha dicho, es si el desplazamiento se efectúa desde un Cigarral como el de Cospedal, entonces sí, hay que cruzar el cenagal. Pues mira, yo no lo sabía. Los del pueblo más grande de España también tenemos 'sombras'. Así que gracias por ponerme las 'largas'.

Cuando la otra vez Emiliano García-Page reunió a los periodistas –esta sí en un Cigarral-, ya hace un año, le interrogue bajo el argumento de que la gente de mi pueblo, ante las promesas de realizaciones que hacía, me preguntaba si "este chico podría cumplir los compromisos adquiridos". La contestación vino a ser algo así como que la misma iniciativa económica y social generaría una inercia creadora que se retroalimentaría. Algo así, al menos, entendí yo en base a alguna que otra conversación anterior sobre temas similares y, más concretamente, en relación a los medios de comunicación social en cuanto a los que otros llaman el 'autobombo' público.

Pues bien, ahora, en la rueda de prensa para celebrar el primer año de Gobierno, a escasos meses de aprobar los primeros presupuestos, ya contesto a los tomelloseros que sí, que este 'chico' si puede y de hecho ya se contemplan resultados.

Po ejemplo, a un año del advenimiento –y como digo solo con unos Presupuestos de papel-, nadie está en 'vilo' por su hospital, centro de salud, social o escuela, bien sea rural o instituto. Las contrataciones de sanitarios y maestros se cifran por miles y, emulando a pepe Bono, el presidente de aquí se 'patea' pueblos, aldeas, empresas y ferias de abrazo en abrazo. Sindicatos, asociaciones y peñas hablan y negocian de tú a tú con los miembros del Gobierno y, por supuesto, sin que tenga que mediar un amen predeterminado. Ni antidisturbios, ni vallas, el pueblo soberano al alcance de la mano.

A los periodistas, a las publicaciones escritas, por ondas, imágenes o digitales nos 'apañan' con medio euro y no comiendo sacamos para los gastos. Al parecer ya no 'funcionan' los cientos de miles o millones para media docena de propagandistas o poco más y el AVE Madrid-Toledo ha dejado el hueco de altos cargos a turistas, sean o no japoneses.

Pero lo más 'gordo', aunque inmaterial –el alma es el alma- se ha dado en la convicción real de que la Región es una de las 17 comunidades autónomas del Estado español. Hemos dejado de preguntarnos de qué provincia procedemos, por la sencilla razón de que Castilla-La Mancha acoge a las cinco en su seno.

En tal sentido, y veníamos de un conflicto que casi negaba su existencia, la mirada de la primera autoridad civil no ha podido más que volverse hacia la UCLM, reforzándola y financiándola, para a continuación actuar en favor de los jóvenes que tuvieron que partir a otras regiones u otras naciones en busca de futuro y sustento.

Y por si fuera poco, hemos tenido que aguantar cinco años para merecer un plan de empleo que asistiera y quitara el hambre a decenas de miles de trabajadores, además de, posteriormente, abrir las puertas de los derechos sociales del seguro de empleo, con los resultados inmediatos de la reducción de las cifras del paro de hace una década.

Contradictoriamente, la oposición, léase el Partido Popular, no dejó pasar una semana para lanzarse al cuello del toledano, que sigue habitando en su piso de siempre, con comportamientos familiares como siempre y con el cariño vecinal de siempre. Primero –y suma y sigue- fue el acuerdo político con Podemos, sin cuyos dos escaños hubiera sido imposible la conformación de un Gobierno con los dos apoyos externos. Hasta hace dos meses, el funcionamiento del Ejecutivo se realizó en base al Presupuesto heredado con incumplimiento de déficit incluido. Desde el primer minuto se puso en cuestión la compatibilidad del consejero de Hacienda, cuando se venía del antecedente de la sustitución del mismo cargo en la era Cospedal. Se siguió con el ninguneo de la consejera de Educación, única sustitución hasta la fecha y por razones personales como ha quedado demostrado.

El 'pataleo' ha seguido sin descanso y sin caer en la cuenta de que la crítica el ejercicio del poder diario se realizaba –y se realiza- a un Gobierno que ejecutaba con unas cuentas heredadas y bajo condicionantes que los dejan sin argumentos con poco que no desafine en la gestión. "Mentiroso", "inútil", "traidor", "inmoral"... son adjetivos tan repetidos que ponen en cuestión la credibilidad de quienes los realizan y más si no pueden ser avalados por querellas judiciales de tanto arraigo en el cuatrienio anterior.

Sí, parece ser que este 'chico' si puede.

Francisco Rosado

Director de Cuadernos Manchegos

Francisco Rosado
2016-07-12

Una novia que tuve

Las buenas noticias son para disfrutarlas con sana alegría. Así lo está haciendo el Partido Popular en Castilla-La Mancha y en las 'españas' de ahí fuera, como Dios manda, que dicen los que en él creen. Vamos, que con lo que estaba cayendo -y lo que te rondaré, morena-, subir algo así como unos setecientos mil votos es para celebrarlo y para que el líder, Mariano Rajoy, se remangue y, una vez seducidos los afines, léase C's, PNV, CDC y CCa se plante en el Congreso arropado por 183 diputados del espacio de centro-derecha -siete por encima de la mayoría absoluta- y le brinde a la ciudadanía ese gobierno que reclama y que, de no hacerlo, será la demostración palpable de un fracaso clamoroso, y ya se sabe lo que hace el respetable con los fracasados.

Enfrente, en el bloque de centro-izquierda, el estado de ánimo lleva al crujir de dientes del infierno tenebroso y la despedida de la posibilidad de conformar un gobierno progresista que mandara al purgatorio a los 'populares' se ha ido, hablando claro, a la mierda. Como no quisieron caldo, tres tazas llenas. Eso sí, el Pablo de Podemos, se auto-consuela con eso del amor-miedo que sentía hacia mí una novia que tuve y de la que solo me queda un retrato en el baúl de los recuerdos. Ella tiene familia numerosa y yo ando a solas con mi pasado. Fíate, Pablo, fíate.

Y lo malo no es el resultado, si no dónde y cómo se ha dado, porque resulta que no ha sido la España profunda la del desamoramiento por susto momentáneo con el coste de más de un millón de votos pese al 'gafe' de Anguita, sino los habitantes de los barrios profundos de las grandes urbes, donde la injusticia se ceba con los débiles y más si son jóvenes. Porque no ha sido allí donde se quedaron a un concejal de la mayoría para gobernar, sino donde gobiernan desde hace un año, naturalmente con la excepción de vascos y catalanes en pleno paladeo de las mieles independentistas que les han brindado. ¡Ah, la novia que tuve, Pablo, pero que no ha vuelto la muy 'jodia'.

¿Y los socialistas? Si, sí, los del PSOE. Sí, sí, los que han regateado al sorpasso. Los de Pedro Sanchez... Pues que a ver si se aclaran, se olvidan del retrovisor y se centran en la carretera, que para los comicios municipales y autonómicos median tres años. Eso sí, para finalizar un recadito para Alberto Garzón: a los 'hermanos' en el socialismo de cuando los fastos comunistas cien mil votos les ha costado cinco diputados y a ti, la aventura podemista, grupo parlamentario. ¡Pero que novia tuve, tío!

Francisco Rosado
2016-06-10

Podemos se echa fuera

Ha dicho José García Molina, secretario general de 'Podemos', y para los fastos del 26-J 'Unidos Podemos', que su formación política tiene la intención de seguir celebrando el Día de la Región cada año de manera paralela al acto institucional, algo que se debe a "una forma de entender la Comunidad Autónoma y a un proyecto político" enmarcado en un tiempo que "ha cambiado". Y ha agregado que "cuando se celebra algo se tiene que celebrar en abierto y que no haya derecho de admisión". Vamos, que acaba de inventar la pólvora el político-profesor.

Resulta que, otra vez -y van 'cuaprocientas'-, ningunear las instituciones de las que detrae un 'montón' de percepciones -por lo que se ve, asista o no-, por supuesto más que los sufridos seguidores de la plaza ciudadrealeña de la cita de pre-campaña, es un signo de modernidad. Vamos, que la Fundación Mundo Sano, de Guadalajara, Mabel Lozano, periodista y cineasta de Villaluenga de la Sagra; el Festival Medieval de Hita o los hermanos Cubelos, deportistas talaveranos, por no citar hasta 20 castellano-manchegos o próximos, los despacha con lo del "derecho de admisión", por pertenecer a la 'casta'.

Y así, para continuar con el 'remonte' de los tiempos, deduzco que si no llega la buena nueva del movimiento que representa no nos habríamos enterado que el Día de Castilla-La Mancha es un 'fiestón' en el que todos los de aquí y visitantes del momento o más o menos instalados en la comunidad, debemos participar en comunión popular. Si no llega el movimiento de marras, jamás hubiéramos montado la de 'dios es cristo' en las Hoces del Cabriel, ni desmilitarizado Cabañeros y, por supuesto, decenas de miles de paisanos y paisanas jamás se hubieran trasladado y llenado de jolgorio las calles de Albacete, de Guadalajara o de Tomelloso. Si no hubiera sido por la 'iluminación' repentina del señor García Molina, jamás nos hubiéramos separado de la Complutense madrileña o nuestras mujeres se habrían abstenido de desplazarse a 'servir' a Madrid.

Menos mal que los desconocedores de la Historia han venido a enseñarnos el rumbo de la 'revolución pendiente' para librarnos de cánticos y proclamas. ¿A qué me 'suena' a mi todo esto?

Francisco Rosado
2016-05-10

Cada mochuelo a su olivo

Mira que lo han pasado mal. Ha sido un desencuentro pergreñado desde el interior de Izquierda Unida en el momento exacto en el que se empezaron a dar las diferencias que nos condujeron al 15-M, con la crisis de cuerpo presente y las veleidades revolucionarias de la juventud más joven, esa que dijo Machado en otra época "iras a tu aventura".

Y, claro, tenían que ser dos jóvenes de idéntica ideololgía, pero separados de esas cosas determinantes que conocemos por estrategia. Ambos inclusive, jóvenes y dispuestos al martirio de todos aquellos que lo que tienen más lejos e increíble es el fin último del ser humano: la muerte.

Ya no está Anguita, aunque se manifieste, como los viejos fantasmas cada vez que puede. Ya, muchos, han pasado por el abrevadero de las cajas de ahorro, de los moribundos sindicatos, de los ERE y de las concejalías salvadoras de economías raquíticas.

Hay quien debe y no puede y quien puede –o cree- y no debe. Y hay, sobre todo, una evidencia comprobada por ambos inclusive que les lleva a constatar que de lo público se vive mejor y que, salvado el XIX guerracivilero, esto tiene más futuro que el obrerismo rampante de las manifestaciones de Atocha.

Así que han pactado -Podemos e IU-. Después de soñar lo que se puede conseguir sumando un millón a otros cinco, han pactado. Unos, después de echar a Carrillo por su derechización eurocomunista y otros, en pleno desapego del boliviarismo del continente descubierto, que nos 'trujo' y nos 'mantujo'. Unos, después de un puntapíe al revolucionarismo y otros guardando para mejor época el republicanismo. Vamos, que al igual que algunos han estado cuarenta años refugiados en el juancarlismo, otros se aprestan –¡ah, la juventud, como se engaña también!- a hacerlo en el felipismo.

Es lo mismo, exactamente lo mismo, eso sí, digitalizado. Es la vuelta a la socialdemocracia perdida. Y tiene los mismos peligros en los que se precipitaron en el bienestar de las clases privilegiadas y eso a sabiendas que sin ser 'clase' –el discurso durará hasta que se descubra el engaño- se puede ser privilegiado.

No obstante, el 26-J, como ocurre en la vida misma, vamos a descubrir si se pueden sumar peras y manzanas sin determinar un resultado diferenciado.

Vamos a ver si es compatible levantar el puño cerrado y la mano extendida. Y, sobre todo, vamos a ver si "vendrán los liberales, cuan torna la cigüeña al campanario". Vamos, vislumbrar lo que queda de "la cepa hispana".

Nota: En Castilla-La Mancha, los de la confluencia esperan un diputado en Ciudad Real, otro en Guadalajara y lo mismo en Albacete. Y dicen que se los quitan al Partido Popular. Bueno, eso ya lo he visto yo. Y la revolución aún está pendiente. Como cuando Franco.

Francisco Rosado
2016-05-09

Matar al mensajero

Podemos asume que Pablo Iglesias cometió un error al personalizar en un reportero de El Mundo una critica a la prensa del grosor de otra anterior a una periodista a la que le afeó que luciera un abrigo de piel, por citar algunas de las 'perlas' del profesor-diputado.

Quien así ha hablado es la cofundadora del partido, Carolina Bescansa, quien ha considerado que el secretario general "se equivocó" en las formas de sus declaraciones durante un acto en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense. No obstante, el partido -y ella- mantienen la crítica a la prensa en general, a la que acusa de agravio comparativo en el tratamiento de la información, y propone abrir un debate de fiscalización de los medios. Ni más ni menos.

 

Así que, de mediar sorpasso al PSOE, los señores diputados y diputadas de Podemos dedicarán su tiempo -convenientemente pagado- en debatir y, quizás legislar, sobre la prensa en general y los periodistas en particular, porque ya está bien que los periodistas y publicaciones de la derecha nos pongan a caer de un burro a los de izquierdas, dado que los de la izquierda bien hacen con disculpar como 'gracieta' eso de la "cal viva" de marras, que piensan y dicen.

 

Eso sí, como don Pablo se ha reservado para él y los suyos la Vicepresidencia, el Ejercito y el CESIC, entre otras 'minudencias', no contempla que desde el otro extremo -ese que siempre acaba confluyendo con 'el nuestro'- a alguno se le ocurra la reeditación de la Ley Fraga, que tanta gloria deparó al 'solar patrio'.

 

No es poco que desde diciembre sus señorías estén cobrando para repetir las elecciones, demostrando así su incapacidad para laborar por el mandato recibido, que no es otro que el de el acuerdo. No es poco que se haya obrado el milagro de que los problemas que acucian a los más débiles y necesitados hayan desaparecido del mapa y que la desmovilización de la protesta sea una realidad tangible en estos cuatro meses de chirigotas.

 

Y como pagar, se debe hacer efectivo lo que se debe, y como el trabajo realizado aprobando leyes en el Congreso y Senado ‘decae’ o lo que es lo mismo no sirve de nada, no estaría demás que sus señorías todas procedieran a devolver lo devengado durante los seis meses -más o menos- que lo han estado percibiendo -se consideren ‘casta’ o no-, al menos hasta que se configuren otras Cortes Generales y comprobemos cuantas de esas leyes son recuperadas para el aprovechamiento de la ciudadanía, que es la que ha pagado.

 

Eso sí, y por si acaso, quédense con el dato de que de ninguna de las formas vamos a consentir que se juegue con la libertad de expresión. De matar al mensajero, nada de nada. Y sí que es una advertencia.

 

Publicado en Cuadernos Manchegos (Abril)

Francisco Rosado
2016-04-30

40 años después: ¡Que grandeza!

Una patada asesina en la boca de la democracia

La "mandadera" de España

Piensen, señores, piensen

Cuando ya no queda nadie que diga nada

Castilla-La Mancha. Primer aniversario del Ejecutivo de García-Page

Una novia que tuve

Podemos se echa fuera

Cada mochuelo a su olivo

Matar al mensajero

La velocidad depende del vehículo

"No es eso, no es eso"

Cien días de Page... y uno más

Sanpatrás

La letra pequeña

Enredar

Como pollos sin cabeza

FENAVIN lo eclipsa todo

Fin de los absolutos

"Vaya Tropa"

Otra de Wert

Sanidad de Castilla-La Mancha, de mal en peor

¡¡Que tiempo tan feliz!!

Rajoy nos felicita las pascuas

Cosas de los conversos

De condena en condena

El testigo es el ladrón

Fíate y no corras

¿Fin de la pesadilla?

Ruz se acuerda del exalcalde 'popular' de Toledo, José Manuel Molina

FARCAMA va a menos

Echániz, el eficaz

El 'cementerio nuclear' de Villar de Cañas se come nuestro 'ato'

Gallardón y dos de La Solana

El hospital de Toledo debe esperar (más)

Page se presenta

El Debate de los aforados

"Estos son mis principios; si no te gustan, tengo otros..."

¡Viva el teatro!

La mundial

El vino que viene

La parrala

¡¡Viva el vino!!

Vendidos, sí; vendidos estamos

¿Monarquía o República? Esa no es la cuestión

¿Qué, no pasa nada?

Ahí lo tenéis: ¡¡bailarla!!

Los que más deben y el que mejor lo hace

La misma película

Una semana 'cortita'

La televisión regional, bajo la dirección de los profesionales o cerrada. ¡Ya!

"Sostenella y no enmendalla"

San para mí que los santos no comen

Después de muerto, la 'cebá' al rabo

Consulta no vinculante

Que nos sacan de la crisis, 'tio', que nos sacan

Los últimos nunca son los primeros

Marcial: Eres el más grande

La "mandadera" de España

Enfermos como mercancías

Cospedal pide explicaciones al TSJCM

España les va muy bien

Page se presenta

Ayudas de emergencia

Nada por aquí, nada por allá

Lo que hay que oír

El césar y su señora

¡A declarar!

El Estatuto de Autonomía y sus aplicaciones pacíficas

Están saliendo de la crisis los mismos que nos metieron. ¡Qué listos!

A cien... Haciendo el tonto

Qué mundo tan feliz, el de Echániz

Los difuntos no votan

Una semana sin desperdicios

La cosecha del siglo

Algo se muere en el alma...

El 'Tío Aliguí'

Es lo que hay

Una semana en la Audiencia

Pues sí que hay estabilidad política, sí...

Y yo con estos pelos

Por la boca muere el pez

Almas en pena

No me contéis más cuentos

"Escándalo, es un escándalo"

Ignominia

El 'libro gordo de petete'

Para bromas estamos

Pesimismo

La vaselina

La otra 'escopeta nacional'

Que sudores

De 'pucherazo' nada, "para nada"

Menudo plan...

No es la fe, es el sistema productivo, estupidos

Los chinitos de la China

No tenemos a nadie

Una semana trágica

Pues cielo de haber, porque si no ya me contarás

Me inunda la incognita de si realmente España será España

Prietas las filas

El cardenal emérito de Toledo, Francisco Álvarez Martínez, un papable en Roma

Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces

No acabámos de salir de Herodes cuando nos topamos con Pilatos

Asombroso: el Gobierno sigue haciendo de oposición

¡Ilusos, que somos unos ilusos!!

¡¡Todos a la cárcel!!

"Paciencia, 'piojo', que la noche es larga"

La semana horribilis de Cospedal

Hay días que merece la pena madrugar

Un día de estos me va a dar un síncope

Prietas las filas

Anterior Siguiente