Verum, Hazlo de verdad
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que la Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad, que este jueves ha sido aprobada por unanimidad en las Cortes regionales, “marca un antes y después en la intención y en el fondo en la estrategia de las políticas a favor de la discapacidad”.
 
Una normativa que, tal y como ha recordado, sitúa a Castilla-La Mancha a la vanguardia en la protección de los derechos de las personas con grave discapacidad en España y en Europa y que termina con “la obsesión, el miedo y el temor” de las familias ante la incertidumbre de “qué ocurrirá con sus hijos cuando ellos no estén”.
 
“Cuando ellos no estén, estará Castilla-La Mancha” y, además, “jurídicamente”, ha hecho hincapié García-Page, quien también ha recalcado que esta nueva normativa de ámbito autonómico nace con la intención de blindar la protección de las personas con grave discapacidad, ante eventuales “vaivenes” políticos o económicos a futuro.
 
Una ley que, ha incidido el presidente regional, justifica por sí misma “toda una legislatura y una trayectoria política” y de la que todos los castellano-manchegos “podemos sentirnos orgullosísimos”.
 
Al mismo tiempo esta nueva normativa coloca en situación “preferente” a la política de protección de las personas con discapacidad que, además, “no tendrá limitación presupuestaria”, tal y como ha manifestado el presidente regional.
 
“Nosotros siempre podremos decir que a la gente que más lo necesita le hemos aprobado una ley con alma que cambiará sus vidas, la capacidad política y la autoestima de todo un pueblo”, ha concluido García-Page.
 
Ampliación del derecho al voto
 
El presidente de Castilla-La Mancha ha celebrado asimismo que la aprobación de esta Ley coincida con el tercer aniversario desde las elecciones autonómicas de 2015. “No se me ocurre mejor forma y más hermosa de celebrar los tres años de gobierno” que con la aprobación por unanimidad de “la ley con más alma y más avanzada” a favor de la discapacidad, ha explicado García-Page para quien este hecho debe asimismo derivar en una reflexión sobre el derecho al voto de sus beneficiarios.
 
En este sentido, el presidente regional ha recordado que la mayor parte de las personas con grave discapacidad objeto de la nueva normativa regional aprobada este jueves en las Cortes, no pudieron acceder a las urnas en 2015.
 
Por ello, García-Page ha hecho un llamamiento a las instituciones del Estado para que se abra un “debate” aún “pendiente” en España y toda Europa sobre la ampliación de “la capacidad de decidir y opinar” de las personas con grave discapacidad.
 
Reconocimiento a las organizaciones en defensa de las personas con discapacidad
 
Por último, el presidente ha tenido palabras de reconocimiento para todas las familias con personas con grave discapacidad y las organizaciones que defienden sus derechos dentro y fuera de la región y a las que ha calificado como “la parte más noble, más más hermosa, más constructiva, más optimista, más positiva de Castilla-La Mancha”.
 
Asimismo ha pedido ayuda tanto al sector como a los grupos políticos con representación parlamentaria para desarrollar la ley y profundizar en el futuro de la misma. Del mismo modo, ha invitado a los miembros del Grupo Parlamentario Popular a que “discriminen los temas por los que hay que discutir y los que hay que celebrar”, ya que, de lo contrario, se podría pensar que su voto positivo esconde “puro compromiso o intención electoral”.
 
Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad
 
La nueva normativa regional beneficia potencialmente a las 36.000 personas mayores de edad con grave discapacidad física, psíquica o sensorial de Castila-La Mancha que tienen limitada su capacidad de decisión.
 
Para la consecución de los objetivos fijados en la ley, el Gobierno regional destina ya en 2018 más de 5 millones de euros, activará un total de cinco unidades de orientación y apoyo además de planificar la creación de la Oficina regional de Orientación y Apoyo y el Registro de Planes Personales de Futuro y de crear un total de 480 plazas de atención especializada para personas con discapacidad grave.
 
La Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad establece un sistema de planificación y una garantía residencial ante la falta de sus familiares y tutores legales, a través de un plan personal de futuro realizado con el asesoramiento y orientación de un agente de mediación, teniendo en cuenta las preferencias y prioridades de la persona con discapacidad y su familia.
 
Tal y como ha explicado el presiden de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, las personas con grave discapacidad de la región “tendrán un plan de futuro” guiado por profesionales que diseñarán un itinerario con la que “anticipar” la falta de los familiares y tutores legales.