Verum, Hazlo de verdad
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Las políticas sanitarias del Gobierno de Castilla-La Mancha están siendo reconocidas a nivel nacional, ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, destacando que el reconocimiento a este trabajo viene expresado por entidades como la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública, que en su último informe de abril de este año reconoce que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma con el grado más bajo de privatización de todo el Sistema Nacional de Salud.
 
Fernández Sanz ha explicado que, considerando la asistencia sanitaria proporcionada por terceros, hay que destacar que “en la derivación de consultas externas, desde el año 2016, se han realizado cero derivaciones”.
 
Asimismo, ha explicado que conviene mencionar al respecto de la demora en consultas, que según el informe presentado por el Ministerio de Sanidad, la demora media para una consulta en Castilla-La Mancha está 20 días por debajo de la media nacional, “todo ello con recursos propios y a pesar de los recortes de la pasada legislatura”, ha afirmado el consejero.
 
En cuanto a los procedimientos quirúrgicos se observa un descenso significativo entre los años 2014 y 2015, de la anterior legislatura con el cierre de 2017, ya que en esos primeros dos años el número de intervenciones fue de 8.348 y 7.905 respectivamente, mientras que en 2017 ese número se reducía casi a la mitad con 4.449 procedimientos quirúrgicos derivados.
 
Fernández Sanz ha explicado que entre los dos últimos informes sobre listas de espera publicados por el ministerio que van de julio a diciembre de 2017, Castilla-La Mancha ha reducido en 14 días la espera para operarse, mientras que la media nacional  lo ha aumentado en dos días.
 
Del mismo modo, “el descenso en técnicas diagnósticas es reflejo del esfuerzo y avances que está experimentando el Plan de Renovación Tecnológica del SESCAM”, ha explicado el consejero de Sanidad.
 
Por ello, “el aumento de la actividad, disponer de más recursos humanos, materiales y tecnológicos o el trabajo en red, nos lleva a dirigir todo nuestro sistema, en bloque, a proporcionar una mejor atención, reducir la espera de los usuarios y derivar menos a centros privados”, ha concluido Fernández Sanz.