Verum, Hazlo de verdad
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Esta cueva se encuentra situada en el término municipal de Alpera, a cuatro kilómetros de la población, en la provincia de Albacete.

Fue descubierta en 1910 y está declarada como Monumento Nacional en 1924;  como Bien de Interés Cultural en 1985 y Patrimonio de la Humanidad por la U.N.E.S.C.O en 1998.

Se encuentra ubicada en la ladera del denominado como  Cerro del Bosque a unos 1.100 metros de altitud.

La cueva es pequeña de unos nueve metros de ancho y tres de profundidad y data de pobladores de 8.000 años anteriores a nuestra era y otra parte de las representaciones datan de 6.000 a 3.000 años  a.j.c. en el Paleolítico.

La cueva tiene una riqueza natural por la existencia en sus paredes y techos por casi doscientas representaciones de numerosas pinturas rupestres prehistóricas en la forma de distintas figuras y dibujos de diferentes temas y motivos. 

La relación de figuras es exhaustiva, pues se pueden observar dibujos de animales, personas, además de utensilios y adornos.

Así en el interior de la cueva podemos contemplar pinturas que representan animales de bóvidos, cérvidos, arqueros y escenas de caza, incluyendo también escenas tribales. Entre los personajes pueden observarse dibujos de mujeres con faldas, llevando sus adornos como brazaletes, peinados y tocados. También aparecen diversas figuras geométricas, así como algunos trazos y señales.

Una de las figuras más emblemática es la pintura que representa a un Chamán, en una dibujo que destaca por su tamaño de un hombre desnudo, danzando, con un gran falo y las piernas adornadas por brazaletes y jarreteras y soportando un arco con flechas.

Las pinturas están realizadas con plumas de ave y otras con los dedos de la mano en un color rojizo-ocre y en la primera fase se han considerado como representante del arte levantino.

Se supone que la cueva era utilizada como santuario y culto de creencias y rituales.

La cueva es visitable, previa confirmación de visita y se encuentra en buen estado, aunque se aprecia algo del deterioro humano previo.