Verum, Hazlo de verdad
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

 Los doctores Francisco Pérez Roldán y Pedro González Carro, del Servicio de Aparato Digestivo de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan, han escrito un editorial sobre prótesis pancreáticas que se ha publicado recientemente en la Revista Española de Enfermedades Digestivas, una de las revistas más prestigiosas de Medicina en nuestro país y en la que se recogen trabajos sobre la práctica clínica y la investigación en el área de la gastroenterología y la hepatología, así como sus técnicas afines.
 
El artículo de los doctores Pérez Roldán y González Carro divulga los beneficios de la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), una técnica endoscópica que se utiliza para solucionar enfermedades biliares y pancreáticas, tales como litiasis, tumores y estenosis.
 
Se trata, por tanto, de una técnica muy útil y eficaz, que presenta pocas complicaciones, una baja tasa de mortalidad y, en muchas ocasiones, consigue evitar que haya una cirugía. 
 
Hace 25 años el Hospital General Mancha Centro fue pionero en instaurar la CPRE en la provincia de Ciudad Real. Poco después, este centro hospitalario se convirtió en referencia nacional, tanto por la realización de técnicas avanzadas asociadas (colangioscopia, pancreatoscopia o litotricia intraductal), como por haber sido uno de los primeros hospitales en España que introdujo el uso de prótesis plásticas pancreáticas para evitar la pancreatitis (inflamación del páncreas) tras realizar una CPRE.
 
Y es que tal y como recogen los doctores Pérez Roldán y González Carro en su artículo titulado ‘Prótesis pancreáticas en la CPRE, ¿en qué punto estamos?’, la aparición de pancreatitis tras una CPRE es una de las complicaciones más frecuentes y temidas por los endoscopistas, llegando a alcanzar una incidencia publicada que oscila entre el 2,1 y el 24,4 por ciento.
 
Con el uso de las prótesis mencionadas se ha conseguido disminuir drásticamente este problema (inferior al dos por ciento) y su gravedad.
 
“Además nos ha permitido aumentar la eficacia en la canulación de la vía biliar y, también, poder manipular el conducto pancreático sin aumentar en demasía y gravedad las pancreatitis por el tratamiento endoscópico del páncreas”, aclara el doctor Francisco Pérez Roldán.
 
El uso de estas prótesis supone una pequeña aportación a una técnica endoscópica con vocación claramente terapéutica, consiguiendo que sea más eficaz y segura, lo que permite una mejora en el pronóstico y tratamiento de los pacientes con problemas biliopancreáticos.