Verum, Hazlo de verdad
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

 Más recursos, más programas y más plazas para una atención integral y humanizada son aspectos fundamentales del nuevo Plan de Salud Mental de Castilla-La Mancha 2018-2025 que ha presentado hoy en Cuenca la directora general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria de la Consejería de Sanidad, María Teresa Marín, a las asociaciones de pacientes, profesionales y usuarios de Cuenca.
 
Acompañada por el director general de Atención Sanitaria, José Antonio Ballesteros, el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, la directora provincial de Sanidad, María Luz Fernández y el Gerente del Área Integrada de Cuenca, Ángel Pérez Sola, la directora general ha explicado que el nuevo Plan de Salud Mental de Castilla-La Mancha, con horizonte 2025, supone la consolidación del modelo de atención comunitaria y en su elaboración se ha contado con la participación de pacientes, familiares y profesionales que han realizado sus aportaciones en cuanto a la planificación de las políticas sociosanitarias en materia de Salud Mental.
 
“En su elaboración y desarrollo va a ser un Plan muy participado y participativo, lo que quiere decir que hemos contado, en primer lugar, con las personas afectadas por un trastorno mental porque son ellas las que nos tienen que dar la pauta sobre cuáles son sus necesidades y cómo quieren ser tratados”, ha explicado la directora general, que también ha mencionado a las familias, al movimiento asociativo “que ha sido un baluarte” y a numerosos profesionales tanto del ámbito de lo sanitario, social y educativo que tienen mucho que decir respecto a las personas con trastorno mental.
 
Según ha explicado, el documento tiene cuatro ejes fundamentales basados en derechos, humanización y autonomía de las personas; servicios para la asistencia integral; la sostenibilidad, promoción y prevención y, por último, la gestión del conocimiento en Salud Mental.
 
Esos cuatro ejes se desarrollan en diez líneas estratégicas y sesenta acciones específicas que buscan no solo la recuperación de los pacientes sino puesta en marcha de planes de inserción sociolaboral.
 
Este Plan también contempla programas de atención a la Salud Mental perinatal, en atención temprana y en el ámbito escolar, cuyo desarrollo va a permitir situar a Castilla-La Mancha a la vanguardia en atención temprana.
 
La directora general ha asegurado que el nuevo Plan de Salud Mental ya es una realidad y de hecho la semana pasada  se aprobó el plan de actuación para 2018 en el que se contempla el incremento de 85 nuevas plazas residenciales en viviendas, en residencias comunitarias y otras en residencias sociosanitarias para personas con trastorno mental mayores de 55 años.
 
Por su parte, José Antonio Ballesteros, director general de Asistencia Sanitaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha valorado en rueda de prensa la aprobación de este Plan de Salud Mental el pasado 3 de abril de 2018, ha recordado que en su elaboración se ha dado participación a usuarios, asociaciones, profesionales y sociedades científicas “algo que nos enorgullece decir” y ha mencionado que pivota en los cuatro pilares de la política sanitaria del Gobierno regional como es la sostenibilidad, el trabajo en red, el plan dignifica y la complementariedad desde distintos ámbitos.
 
Por lo que respecta a Cuenca, en cuanto a la dotación de viviendas y plazas residenciales han indicado que se encuentra por encima de la media en cuanto a los parámetros que contempla el Ministerio  y que aunque se parte de una buena situación se seguirá trabajando para profundizar en programas y actuaciones.
 
En este sentido, el director general de Atención Sanitaria ha mencionado algunas de las actuaciones que se han llevado a cabo en esta legislatura en el área de Salud Mental en Cuenca como la remodelación que se ha llevado a cabo en el área de hospitalización de Salud Mental del Hospital Virgen de la Luz y la puesta en marcha del Centro de Especialidades de Cuenca, en el que se ha agrupado toda la atención de salud mental en un espacio moderno y accesible que ha permitido aumentar la actividad y poder trabajar de forma multidisciplinar.