Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El concejal de Eficiencia Energética del Ayuntamiento de Tomelloso, Álvaro Rubio, ha anunciado esta mañana el próximo inicio de un proyecto de renovación de iluminación del entorno del Teatro Municipal y ha avanzado también que está a punto de finalizar la primera parte del proyecto de eficiencia energética para el que el Ayuntamiento consiguió fondos europeos FEDER, consistente en la auditoría y certificación energética de edificios municipales.

La renovación de iluminación en el entorno del Teatro Municipal supondrá una inversión de 36.000 euros, con cargo al Plan de Extraordinario de Obras de la Diputación Provincial de Ciudad Real, al que el Ayuntamiento presentó este proyecto en el afán del equipo de gobierno, ha indicado Rubio, “de no perder una sola subvención” para mejorar el municipio.

La actuación permitirá la sustitución de unas 26 luminarias en el parque que hay justo detrás del Teatro y la mejora de la iluminación en el aparcamiento, con la instalación de dos farolas altas, con seis luminarias cada una, que darán luz a este espacio. Además, se van a sustituir los ocho focos de 400 vatios que en la actualidad iluminan la torre de Fábrega y que según ha apuntado el concejal, “consumen una barbaridad”, por otros de 150 vatios que además de permitir programar luces de diferentes colores, supondrán un ahorro sustancial a las arcas municipales, uno de los objetivos de la concejalía que dirige Rubio.

Según ha detallado el concejal este proyecto, que supondrá una inversión total de 36.000 euros más IVA, repercutirá de manera positiva en la factura de la luz, con un ahorro para el Ayuntamiento de entre 4.000 y 4.500 euros anuales, además de llevar aparejado un llamativo ahorro energético, por la reducción de las emisiones de CO2, que beneficiará a la atmósfera.

Con respecto al proyecto eficiencia energética aprobado con cargo a los Fondos europeos FEDER concedidos en 2016, el concejal ha avanzado que ya está prácticamente llegando a su fin la primera parte, que consistía en la auditoría y certificación energética de edificios municipales. A partir de noviembre, cada uno de estos edificios dispondrá de la correspondiente etiqueta en la que aparecerá su calificación energética. Esta actuación, ha explicado Rubio, “nos permitirá tener una guía de las mejoras que tenemos que acometer”, para las que el Ayuntamiento cuenta con 720.000 euros de esos fondos europeos. Una cantidad que, asegura “se nos quedará corta”, pero que permitirá iniciar “las actuaciones más importantes y las que más ahorro generen a las arcas municipales”.

Esas mejoras estarán relacionadas con iluminación, climatización y calderas, aislamiento de ventanas e incluso, energías renovables, según ha avanzado el concejal de Eficiencia Energética.