Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La monitora del taller, Laura Calabria, explicó que lo que se denomina como “lenguaje de signos” debe denominarse como  la “Lengua de Signos”, que está ratificada y aprobada como lengua desde el año 2007, junto con la lengua de signos catalana. Esta lengua tiene distintos componentes sociales y culturales, por eso cada país tiene su propia lengua de signos. En Tomelloso faltan recursos suficientes para las personas sordas y hay algunas que las saben y otras que no. La lengua permite que cada signo tenga su significado y aunque no está muy difundido, sí, al menos, es cada vez más conocido por la población ya que se denota un mayor interés.

El aprendizaje depende un poco en función de la capacidad de cada persona, pero, en definitiva, permite una mayor comprensión y empatía con estas personas que tienen esta discapacidad.

Por su parte la concejala de iigualdaz, Isi Serna, estaba satisfecha por la realización de este taller y por haber buscado esta opción, admitiendo que la oferta se ha quedado corta, por lo que indicó se pretende ampliar porque han existido más solicitudes y ello permitiría desarrollar y extender mejor el estado de bienestar de estas personas.

Al curso asisten 20 mujeres de distintas edades y existe un gran interés por personas dedicadas a labores educativas y es cierto que la mayoría de las personas interesadas son mujeres, pero también existe interés por los hombres en este aprendizaje.