Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Inmaculada Jiménez empezó la presentación del viñador de honor diciendo que "es todo un honor para una alcaldesa otorgar este título tan simbólico que lleva el nombre de viñador haciendo alusión a lo que ha sido siempre esta tierra, una tierra de trabajo, de esfuerzo, de sacrificio y sobre todo una tierra que honra en este nombre a nuestros antepasados" y a lo que sigue estando muy presente en nuestra ciudad como es la viticultura, como es el mundo del vino porque este motor económico debe de ser lo que siempre mueva Tomelloso y lo que ha movido nuestra ciudad generaciones tras generaciones".

Inmaculada aclaró que "no ha sido una tarea fácil el pensar y el meditar quién se merece este reconocimiento ya que es un título que siempre pasa a la historia de nuestra ciudad y es verdad que a lo largo de estas semanas comprobando el histórico de viñadores, no solo el viñador de honor, sino el resto de viñadores en sus respectivos ámbitos, una se ha dado cuenta de la ciudad tan importante y de ese motor que son las personas que mueven Tomelloso en los diferentes ámbitos", de esta forma Inmaculada expresó la falta de algunos títulos y reconocimientos a algunas entidades importantes de Tomelloso, y por eso ha decidido otorgar el título a la empresa PRAMAR ya que según sus palabras "no era de recibo que una de las empresas más importantes y con más tradición en esta ciudad no tuviese el titulo de viñador por eso creo que son bien merecidos de este título".

Pramar fue creada en el año 1987, tiene 32 años de antigüedad y de tradición en Tomelloso, fue creada por tres hombres en sus inicios, tres hombres aventureros, emprendedores con ese gen tan importante que caracteriza a los tomelloseros, por Pablo por Ramón y por Marcelino eran jóvenes y profesionales del sector por los años 80 y más tarde se sumaron Eusebio y Gordiano, en estos más de 32 años de experiencia, avalan la calidad en la ejecución y en la robustez de sus trabajos, trabajos en lugares como México, como Israel, Perú, Profesionales en el montaje de instalaciones mecánicas e industriales en termosolares en construcciones metálicas y de calderería como torres eólicas, pasarelas peatonales, piezas  especiales de calderería, depósitos de acero y también división industrial, división en tratamientos de aguas, diseñan y fabrican plantas y equipos de tratamientos de aguas, prestando gran atención a una producción esmerada y cuidadosa en la fábrica con estrictos controles de calidad, son innumerables los trabajos que ellos han realizado a lo largo de estos más de 30 años de experiencia y según Inmaculada Jiménez tienen bien merecido el titulo y "bien incomprensible es que en los más de 32 años de tradición que tiene el reconocimiento de los viñadores no es comprensible que una empresa tan importante como Pramar no estuviese en la historia de nuestra ciudad pasando a esa larga tradición de viñadores", La decisión se ha sustentado por el buen hacer de la empresa, por su trabajo, por su historia, por su tradición.

Pramar es una empresa con muchísimos trabajadores, mucha gente que ha pasado a lo largo de más de 30 años, por lo cual Inmaculada expresó que es un "reconocimiento muy merecido" y pasó a invitarles el próximo 29 de agosto en el teatro municipal a las 20:00 horas al reconocimiento de los viñadores, no solamente al viñador de honor, sino también  al viñador en el ámbito social, en el ámbito empresarial, en el ámbito de la agricultura y también en el ámbito cultural.