Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha dictado sentencia en la que se declara la nulidad íntegra del acuerdo y posterior decreto del Gobierno de Castilla-La Mancha que ampliaba el espacio protegido de la Laguna del El Hito de 1.000 hectáreas a casi 24.000.

Concretamente se anulan: el acuerdo de 28 de julio de 2015 del Consejo de Gobierno de la Junta por el que se iniciaba el procedimiento para la ampliación del Espacio Protegido Red Natura 2000 'Laguna de El Hito' y de modificación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Reserva Natural de la Laguna de El Hito; y el Decreto 57/2016 de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la Junta, de 4 de octubre de 2016, por el que se ampliaba la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Laguna de El Hito y se realizaba la propuesta a la Comisión Europea para su declaración como Lugar de Importancia Comunitaria.

Ambas decisiones del Gobierno regional, que recogían la ampliación del espacio protegido de la Laguna de El Hito, afectaban a la construcción del proyectado Almacén Temporal Centralizado de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos de alta actividad (ATC) en el término municipal de Villar de Cañas (Cuenca). De esta forma la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCLM estima íntegramente los recursos del Ayuntamiento de Villar de Cañas y de la Administración General del Estado contra las decisiones del Gobierno regional.

Dice la Sala en su Sentencia, que lo que se resuelve ahora es si el espacio previsto para albergar la ampliación de la ZEPA denominada 'Laguna de El Hito', pasando de 1.000 hectáreas a cerca de de 24.000 es conforme o no a derecho, resultando esto último.

En su fundamentación jurídica para terminar anulando el acuerdo y posterior Decreto del Gobierno de Castilla-La Mancha, la Sala de lo Contencioso-Administrativo concluye que "las decisiones de la Administración autonómica han tenido la finalidad subrepticia de impedir el ejercicio de la competencia exclusiva del Estado en materia nuclear, concretamente en lo concerniente a industria y planificación energética, en la que está incluida la gestión y emplazamiento de residuos. Todo ello bajo la apariencia de la ampliación y conservación de los espacios naturales".

Para llegar a esta conclusión, la Sala de lo Contencioso-Administrativo analiza la documentación del procedimiento, entre ella las actuaciones realizadas por el Estado en lo relativo al proyecto del emplazamiento del Almacén Temporal Centralizado (ATC), en el que fue designado el municipio conquense de Villar de Cañas, o su declaración como servicio público esencial. "Proyecto que en las bases de su convocatoria ya descartaba que el ATC estuviera situado en Parques Naturales, Reservas, Red Natura u otros, como puso de relieve el Tribunal Supremo, en las sentencias que ha dictado sobre esta materia".

La Sala repasa además la tramitación posterior a la aprobación del ATC en Villar de Cañas, entre la que se incluía el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto. Estudio,  dice la Sala, en el que intervino el Gobierno de Castilla-La Mancha y para el que no expresó en ningún informe la necesidad de ampliar la ZEPA existente en la Laguna de El Hito.

Dice la Sala, que se debe partir de la base de que los compromisos internacionales suscritos por España obligan a que cada país debe hacerse cargo de sus propios residuos nucleares, y que, en nuestro caso, parte de los mismos se localizan en Francia, estando las piscinas de los almacenes nucleares en España saturadas. Lo que obliga, por una parte a pagar las sanciones pertinentes, y por otra a realizar obras en las centrales operativas.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo en su sentencia, entiende que el proceder de la Administración autonómica en lo referente a la ampliación posterior del espacio protegido de La Laguna del El Hito "ha sido errático y contradictorio", poniendo como ejemplo, entre otras, el hecho de que meses antes del acuerdo, ahora anulado, el Gobierno regional había reducido la extensión del espacio protegido de la Laguna de El Hito a menos de 1.000 hectáreas. La Sentencia no es firme, y contra la misma cabe recurso de casación ante la Sala 3ª del Tribunal Supremo en el plazo de 30 días.

El Gobierno respecta la decisión pero recurrirá la sentencia

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a recurrir en casación al Tribunal Supremo la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha indicado que “respetamos la decisión de este órgano soberano”, pero desde el Gobierno de Castilla-La Mancha  “se estudiará con detalle la sentencia” emitida y, en cualquier caso, a partir de ahora, se “recurrirá” la misma al Tribunal Supremo porque “aún hay posibilidad de que prevalezcan los intereses medioambientales sobre los nucleares”.

“Vamos a seguir peleando en las instancias judiciales en las que esto sea posible por defender los intereses ambientales y por hacer prevalecer la protección del medio ambiente sobre los intereses nucleares” ha expresado Francisco Martínez Arroyo, quien ha subrayado que “este espacio tenía que haber estado protegido mucho antes”, ya que existe una instrucción de la Comisión Europea al respecto y “tenemos la obligación de hacerlo”, cuando en la legislatura pasada “no se hizo nada”.

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó el pasado 5 de octubre de 2016 la ampliación de la Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) de la Laguna de El Hito (Cuenca), una zona excepcional desde el punto de vista de la biodiversidad que además incluye hábitats únicos, con un ambiente estepario y zonas cerealistas.

"Sin efectos para el cementerio nuclear"

La Plataforma contra el Cementerio Nuclear, por su parte, ha anunciado que estudiará si se une al recurso que ha anunciado la Junta ante el Tribunal Supremo, puesto que tiene claro que la ZEPA "es buena para la comarca de Villar de Cañas, aunque no tenga efecto alguno sobre el proyecto del ATC", pues entre otras cuestiones la zona "podría beneficiarse de programas europeos y de un modelo de desarrollo sostenible, justo lo contrario de lo que representaba el cementerio nuclear".

Para María Andrés, portavoz de la plataforma y ganadera de Villares del Saz, la ZEPA de El Hito "suponía una enorme tranquilad para toda la comarca y especialmente para los agricultores y ganaderos que podíamos ver un futuro viable a nuestra forma de vida. Si ganamos el recurso, nos podremos beneficiar de ayudas europeas y nuestros productos se verán amparados por el prestigioso marchamo de la Red Natura 2000. Tenemos la voluntad de recurrir esta sentencia, pero dependerá de lo que nos diga nuestro abogado, que ha hecho un gran trabajo totalmente voluntario”