Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El vicepresidente segundo del Gobierno regional, José García Molina, ha presidido el segundo Encuentro de las Entidades Locales con la Ley de Participación Ciudadana de Castilla-La Mancha celebrado en Tarancón, y que ha contado también con la presencia del director general de Participación Ciudadana del Gobierno regional, José Luis García Gascón, y el alcalde de la localidad, José Manuel López Carrizo.
 
García Molina ha afirmado que una Ley de Participación se construye participando, por lo que ha celebrado que en estas jornadas de aprendizaje y trabajo conjunto se haya contado con casi 30 entidades locales y un centenar de cargos públicos y técnicos de la Administración regional con los que se ha alcanzado el objetivo primero de esta Ley, construir el proceso de elaboración más participado de la historia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
 
Entre los participantes en esta jornada, ayuntamientos como los de Toledo y Ciudad Real, además del Consistorio anfitrión de Tarancón y la Universidad de Castilla-La Mancha, con los que se han trabajado propuestas para el futuro Plan Estratégico de Participación Ciudadana de la Región.
 
Por delante quedan dos hitos, ha señalado el vicepresidente segundo, que son la aprobación del texto que hará de la futura Ley de Participación una de las más avanzadas de España; y la creación de una red de participación autonómica, tal y como solicitaron las entidades participantes en el pasado encuentro celebrado en Chinchilla de Monte-Aragón, y que nos situará en la vanguardia de la participación tanto en España como en Europa.
 
El vicepresidente segundo ha declarado que “los valores y principios democráticos hay que practicarlos y no solo declararlos desde una tribuna, y la participación ciudadana”, ha continuado, “es uno de esos valores y uno de esos principios esenciales reconocidos en la Constitución y en nuestro estatuto de autonomía, y que hay que poner en práctica”.
 
La Ley de Participación de Castilla-La Mancha, ha seguido José García Molina, no es solo una declaración de principios, “lo que viene a hacer es poner los procedimientos, los instrumentos y las herramientas para que la ciudadanía pueda debatir, y decidir sobre temas que les son esenciales”. Y es “la forma más eficaz y transparente”, ha concluido, “que hace que el ejercicio de la democracia y los límites de la democracia se sigan ensanchando”.