Verum, Hazlo de verdad
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

 El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará a lo largo de la presente legislatura un total de 170 millones de euros para apoyar la modernización y mejora del sector agroalimentario a través de las ayudas FOCAL. Así, a las dos convocatorias ya publicadas por importe de 120 millones de euros, y que han supuesto movilizar unos 600 millones de inversión privada, le seguirá una nueva convocatoria en otoño dotada con 50 millones de euros.
 
Así lo ha señalado en Cuenca el vicepresidente primero del Ejecutivo regional, José Luis Martínez Guijarro, durante su visita a las instalaciones de La Panificadora Conquense, beneficiaria de estas ayudas, en la que ha estado acompañado por el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy; y el presidente de la empresa, Félix Honrubia.
 
Martínez Guijarro ha destacado que el sector agroalimentario es “uno de los pilares de la economía regional” y, además, se está convirtiendo en “el verdadero protagonista” de las exportaciones de Castilla-La Mancha. De hecho, lo últimos datos publicados relativos al mes de abril revelan un incremento de la exportaciones del 17 por ciento con respecto al mismo mes de 2017. Un año que, ha recordado, “ya fue el mejor año de la historia”.
 
La Panificadora Conquense Agrícola
 
La Panificadora Conquense Agrícola ha contado con la colaboración del Gobierno regional para la modernización de sus instalaciones a través de las ayudas FOCAL con dos proyectos por importe de 158.000 euros. De esta forma, ha podido aumentar su capacidad de producción y mejorarla desde el punto de vista tecnológico, ambiental y de seguridad para los trabajadores.
 
La empresa comenzó su andadura en Cuenca en el año 1936 en la fabricación de harinas. Actualmente, esta empresa cuenta con 38 trabajadores, tiene un volumen de facturación de 15 millones de euros y una producción de 55 millones de kilos.