Fercam Manzanares
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La Diputación Provincial de Cuenca, a través del Área de Asistencia Técnica al Municipio (ATM), ayuda a una treintena de Ayuntamientos de la provincia de hasta 500 habitantes a mejorar su atención básica a los ciudadanos con la concesión de subvenciones para la contratación o el mantenimiento de personal administrativo, que se elevan a un total de 60.000 euros.

Una convocatoria que, a juicio de la diputada de ATM, Paloma García Casado, corrobora el especial compromiso de la Diputación con los Ayuntamientos de la provincia, y en especial con los más pequeños, para que puedan prestar unos servicios en condiciones a sus vecinos, a la vez que se facilita la apertura del Consistorio durante un mínimo de horas a la semana y sin olvidar que se favorece la creación de empleo de calidad y, por lo tanto, la fijación de personas en el territorio.

En esta ocasión, la Diputación ha otorgado ayudas que van desde los 447,76 euros de la EATIM de Castillejo del Romeral hasta los 2.686,56 de Almodóvar del Pinar, Almonacid del Marquesado, Fuentes, Puebla de Almenara, Torrejoncillo del Rey y Tragacete, pasando por los 2.238,80 de El Acebrón, Pozoamargo, Pozorrubio de Santiago, Santa Cruz de Moya, Tébar, Torrubia del Campo y Tragacete y los 1.791,04 de Albendea, Beamud, Buciegas, Buenache de la Sierra, Castillejo de Iniesta, Chumillas, Gascueña, El Hito, Huélamo, Olmeda de la Cuesta, Olmeda del Rey, Palomera, Uña, Vega del Codorno, Vellisca, Villar del Infantado y Villar y Velasco.

Para poder acceder a estas subvenciones, los Ayuntamientos solicitantes han debido cumplir con una serie de requisitos, como por ejemplo que el personal administrativo en cuestión tenga una relación de tipo funcionarial a tiempo completo o parcial y su contratación se haya llevado a cabo mediante el correspondiente procedimiento de selección establecido legalmente, si bien también se ha incluido al personal laboral fijo que haya realizado los correspondientes procedimientos de funcionarización durante el periodo objeto de estas subvenciones, que se extiende del 1 de noviembre de 2017 al 31 de octubre de 2018.

Pero eso no es todo y entre las obligaciones de los Ayuntamientos se encuentra igualmente el tiempo mínimo de apertura al público a la semana, que variará con arreglo a su población, según los últimos datos oficiales del INE sobre el padrón municipal. De tal manera que para los municipios de hasta 200 habitantes, su horario de apertura mínimo será de un día a la semana y, al menos, cuatro horas, lo que en el caso de aquellos con una población comprendida entre los 201 y los 350 vecinos se amplía a dos días a la semana y, al menos, ocho horas, mientras que para los municipios de 351 a 500 habitantes, se fija en los tres días a la semana y, al menos, 12 horas.

En definitiva, con estas ayudas se busca garantizar una adecuada atención al ciudadano, por parte de su Ayuntamiento, en aquellos municipios más pequeños y, por consiguiente, con menos posibilidades.