Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado hoy “dispuesto a aguantar las descalificaciones e insultos que sean necesarios” por defender los intereses hídricos de la región, como los que está recibiendo últimamente “de algunos responsables políticos de Levante”; pero al mismo tiempo ha recordado que, durante el año largo en que el trasvase Tajo-Segura no ha podido ser usado por la sequía, lo que ha permitido beber y regar a Murcia ha sido la desalación.
 
Durante el acto de inauguración de la muestra ‘Vía Mística’ del artista neoyorkino Bill Viola, que ha tenido lugar este jueves en la Iglesia de la Merced, en Cuenca, el presidente se ha referido a las declaraciones de su homólogo murciano, Fernando López Miras, quien ha criticado la propuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de aumentar la cantidad de agua desalada como única solución a la escasez, calificándola de "analfabetismo hídrico".
 
En este sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico ha hecho un paralelismo con el uso que el artista Bill Viola da al agua, “considerándola una materia prima para su obra”, y el que se hace en la región. “El agua es una materia prima para nuestra vida y es importante en todos los sentidos” para el desarrollo de Castilla-La Mancha, ha indicado.