Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha comprometido hoy a “salvar” la Oferta Pública de Empleo de la región anunciada para julio de este año, que asciende a 3.500 puestos de trabajo –de los cuales 2.500 serían para el sistema sanitario–, se aprueben o no los Presupuestos Generales del Estado, actualmente en tramitación.
 
“Independientemente de las turbulencias políticas que hoy hay en España y de lo que va a pasar esta semana, que va a pasar, vamos a buscar las vueltas para poder cumplir con el compromiso ante la gente y con poder sacar la Oferta Pública de Empleo en servicios públicos sanitarios y educativos más ambiciosa de toda España”, ha garantizado el presidente.
 
Así lo ha señalado este miércoles durante la presentación del reinicio de las obras del segundo centro de salud de Azuqueca de Henares, cuya ejecución se vio paralizada por el anterior Ejecutivo regional durante la pasada legislatura. Un acto en el que el presidente ha estado acompañado por el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz; el alcalde de la localidad, José Luis Blanco; y el delegado de la Junta en la provincia de Ciudad Real, Alberto Rojo.
 
García-Page ha asegurado no tener claro que finalmente vaya a haber Presupuestos, “y ni siquiera tengo claro que cuando hoy acabe el día siga el mismo Gobierno”. Asimismo, ha augurado que, cuando acabe esta semana, “se producirán acontecimientos en España que van a girar la rueda política de una manera extraordinaria”.
 
A pesar de este clima de inestabilidad política, el jefe del Ejecutivo regional ha recordado que “seguiremos invirtiendo de una manera evidente” para lograr una mejor sanidad y educación. A pesar de contar con “los mismos mimbres”, este Gobierno “ha cambiado sus prioridades” para hacer posible “aquello que nos dijeron que era imposible hacer por la crisis”, ha señalado.
 
No en vano, Castilla-La Mancha se ha convertido en la región con el dato de inversión por habitante en sanidad pública más alto de España, ha aplaudido el presidente regional. “No tenemos el mayor nivel de riqueza, ni de renta per cápita, pero tenemos el dato de mayor inversión, de mejor reconstrucción del sistema sanitario de toda España” –ha añadido– “porque no todo el mundo gestiona la salud de la misma manera en España, y nosotros aquí lo hacemos con un convencimiento absoluto de la sanidad pública”.
 
El reinicio de las obras, un “acto de justicia”
 
Durante su intervención, García-Page se ha referido al reinicio de las obras del segundo centro de salud azudense como un “acto de justicia, de desagravio y de inteligencia”, ya que se está teniendo en cuenta la demanda futura de servicios que tendrá esta zona, “una de las de mayor explotación y mayor crecimiento social y económico de todo el centro de España”.
 
Además, ha recordado que se da cumplimiento así al compromiso dado a los ciudadanos en su día, y ha reconocido que supone “un honor, tal y como está hoy la política”, poder asegurar que Azuqueca va a tener un “magnífico” centro de salud, el segundo de esta localidad, a pesar de las dificultades que ha habido, pues en su día “hubo un planteamiento de cierta miseria institucional”, cuando se llegó incluso a traspasar la titularidad del edificio que albergará esta infraestructura a la Administración central.
 
Finalmente, ha destacado la intención del Ejecutivo que preside por seguir reconstruyendo el sistema sanitario, y ha mencionado el “gran hospital” con el que contará Guadalajara, “que cumplirá con los plazos y servicios” y que, junto al sistema primario, “hará que en muy pocos años sea innecesario que los ciudadanos guadalajareños tengan que desplazarse a Madrid, excepto en casos extremos”.
 
Las obras del segundo centro de salud han sido adjudicadas a la empresa OPROLER, OBRAS Y PROYECTOS, S.L.U., por un importe que supera los 2,2 millones de euros y tendrán un plazo de ejecución de un año.