Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha reivindicado el compromiso de las personas que viven en los pueblos de la región y la importancia que ello representa para el Gobierno de Castilla-La Mancha, abogando porque tengan ventajas fiscales y mejores condiciones que en el medio urbano.

Martínez Arroyo ha visitado hoy las instalaciones de la empresa familiar Carmelo González, acompañado por sus tres hijos, donde ha destacado que hay que trabajar “entre todos” para que la gente que invierte en los pueblos, como ellos hacen, “tenga ventajas fiscales y mejores condiciones que la gente que invierte en el medio urbano”.

En este sentido, ha indicado que “en nuestro país estamos en un punto de inflexión en este sentido donde probablemente ha llegado el día en el que tengamos que ayudar más a la gente que vive en los pueblos que a la que vive en la ciudad y eso es de justicia”.

Así, ha afirmado que “el conjunto de la sociedad está concienciado” al respecto, trasladando el mensaje de compromiso del Gobierno regional en ese sentido.

Castilla-La Mancha, ha explicado, “es una región de pueblos, un conjunto de pueblos que quieren ver el futuro con ilusión” y para eso son necesarias empresas cómo la que hoy ha visitado, una cárnica, que genera empleo y “cada empleo es fundamental para el desarrollo económico de la región”.

Uno de cada tres euros que se factura en la exportación, proviene del sector agroalimentario

Martínez Arroyo ha trasladado a los medios de comunicación los datos de exportaciones de los dos primeros meses del año en curso, enero y febrero, contándose ya con el dato acumulado al final de febrero en Castilla-La Mancha, del sector agroalimentario.

“Vuelven a ser espectaculares”, ha remarcado, donde el sector agroalimentario representa ya el 34 por ciento de la facturación acumulada de enero y febrero del 2019 de toda Castilla-La Mancha, representando “más de uno de cada tres euros que facturamos en la exportación”.

De esa cifra, el sector cárnico es cada vez “más potente” y ha superado ya en dos meses “los 55 millones de euros en facturación”, fundamentalmente en la provincia de Toledo.

Esto se debe, ha dicho el consejero, a empresas como la que hoy ha visitado, la carnicería Carmelo González de La Puebla de Montalbán, que da empleo estable a 22 personas del municipio y alrededores, donde ha estado acompañado de los tres hijos de Carmelo, el fundador de la misma.

En esta localidad, con una población de 7.500 habitantes, Martínez Arroyo ha destacado la importancia de empresas como ésta que desarrollan una actividad que es doblemente interesante, porque “este modelo de empresa es fundamental para el futuro de nuestros pueblos”, generando empleo y fijando población y por la riqueza y desarrollo que genera para el conjunto de la región.