Verum, Hazlo de verdad
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha y presidente de la Fundación de la Dieta Mediterránea, Francisco Martínez Arroyo, ha puesto de manifiesto la relación positiva existente entre el consumo del aceite de oliva virgen extra y la salud durante la inauguración de las jornadas ‘El aceite de oliva virgen extra y la dieta mediterránea frente a la enfermedad cardiovascular”, celebrada hoy en la Fábrica de Armas de Toledo.
 
Durante estas jornadas, organizadas por la Fundación de la DOP del Aceite Montes de Toledo, Martínez Arroyo ha destacado que no hay mejor forma que “educar sobre alimentación para conseguir beneficios en la salud”, sobre todo, desde la perspectiva de este producto, el aceite de oliva virgen extra, “que es el producto central de la Dieta Mediterránea, el que la hace diferente a cualquier otra dieta del mundo”.
 
En esta línea, ha explicado que el consumo del Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) es “extremadamente positivo para la salud y el seguimiento de las pautas de la Dieta Mediterránea que se establecen en su pirámide de la son enormemente positivas para la salud de aquellos que las siguen”, sobre todo, en un momento en el que “existe el riesgo de que se pierda la pauta de la Dieta Mediterránea”, algo que “no podemos perder”.
 
El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha manifestado la importancia de jornadas como la de hoy, en las que se apoya a un producto “tan extraordinario” como el aceite de oliva virgen extra.
 
En este sentido, ha recordado, Castilla-La Mancha es la segunda de España en superficie de olivar con casi 40.000 hectáreas y, en producción, con 120.000 toneladas, un cultivo del cual viven 80.000 familias.
 
De igual forma, ha alabado el trabajo que se realiza desde las almazaras, como las de Montes de Toledo, que es la primera Denominación de Origen en España en exportar este producto a Estados Unidos con el etiquetado de la Fundación Dieta Mediterránea, un “valor de marca”, y ha apostado porque se prosiga en esta misma línea para que exista una conexión entre los dos extremos de la cadena agroalimentaria como son los consumidores y los agricultores, ya que si los primeros demandan más productos de calidad, como éste, los beneficios revertirán en el campo.
 
Esta jornada ha contado con la presencia del doctor Ramón Estruch, uno de los mayores expertos en Dieta Mediterránea y ha estado dirigida a médicos, farmacéuticos, enfermeros, asociaciones de consumidores y usuarios, AMPAS y alumnos de la Escuela de Hostelería de Toledo.