Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco y el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, han sido los ponentes de la Mesa 3 de la cuarta edición del Foro Ciudadano, titulada ‘Modelo de economía para el empleo’, que se ha celebrado hoy en la Escuela de Administración Regional, en Toledo.
 
En este debate abierto a la sociedad castellano-manchega, la titular regional de Economía ha recordado que, a lo largo de esta legislatura, 290.000 personas, 7.000 empresas y 11.000 autónomos se han beneficiado de las políticas económicas y de empleo del Gobierno regional. Castilla-La Mancha se ha convertido en la segunda comunidad autónoma del país en creación de empleo desde el inicio de la legislatura, con cerca de 110.000 empleos creados.
 
El Gobierno regional ha invertido más de 575 millones de euros en políticas activas de empleo haciendo de este una de las señas de identidad del Gobierno que preside Emiliano García-Page, y dentro de éste, el empleo juvenil se ha convertido en uno de los principales empeños del Ejecutivo regional. A fecha de hoy, un total de 32.000 jóvenes se han beneficiado de las políticas activas de empleo desde el inicio de la legislatura, de los que más de 6.000 han encontrado trabajo a través de la iniciativa ‘Contrato Joven’.
 
Desde el año 2015 se han creado 11.400 empleos para jóvenes, generando empleo juvenil a un ritmo del 46% (20 puntos por encima de la media nacional) mientras que, en la anterior legislatura, Castilla-La Mancha fue la segunda comunidad autónoma en destrucción de empleo juvenil. Desde que Emiliano García-Page llegó a Gobierno la tasa de desempleo juvenil se ha reducido en más de 17 puntos.
 
En esta línea, y para mejorar las cifras de empleo, la consejera ha incidido en la importancia de la formación profesional, y muy concretamente los programas de formación dual que ha puesto en marcha la Administración autonómica. También, ha hecho alusión al Plan de Retorno del Talento por el que 200 personas han regresado desde el extranjero con un empleo o un proyecto de emprendimiento.
 
En este breve resumen del trabajo realizado, la consejera ha indicado que más de 18.000 personas se benefician de las políticas de fomento del empleo inclusivo que lleva a cabo la Administración regional, siendo esta la primera comunidad autónoma del país en tasa de actividad de personas con discapacidad.
 
En este orden de cosas, ha recordado que desde el inicio de la legislatura más de 7.000 empresas, y 11.000 emprendedores, se han beneficiado de las líneas de ayudas del Plan Adelante. En el mismo intervalo de tiempo, se han creado en Castilla-La Mancha casi 9.700 empresas, lo que pone a la región a la cabeza del crecimiento en sociedades mercantiles en 2018. “La región lidera el Índice de Confianza Empresarial”, ha dicho Patricia Franco, quien también se ha referido a otras áreas generadoras de riqueza para la región como el turismo o la artesanía.
 
Turismo y artesanía
 
Respecto al turismo, ha indicado que Castilla-La Mancha ha registrado tres años consecutivos de récord turístico, tanto en viajeros como en pernoctaciones, llegando a superar en 2018 los cinco millones de pernoctaciones, con un aumento de un 27% respecto a 2014. Según Exceltur, Castilla-La Mancha ha sido la primera comunidad autónoma en crecimiento de actividad turística, un 4,5% frente al 2% de la media nacional.
 
Sobre la artesanía, ha destacado las políticas de apoyo al sector con la puesta en marcha del Centro Regional de Formación de la Cerámica y del Vidrio de Talavera de la Reina.
 
La consejera no ha querido finalizar su alocución sin avanzar que antes de que termine el año se pondrá en marcha una nueva convocatoria del  Plan Regional de Empleo en la línea dirigida a las personas que han perdido su prestación; y de cara a la próxima legislatura, el Gobierno tiene importantes proyectos como el Cheque de Primera Oportunidad para los jóvenes o la estrategia para el empleo y el emprendimiento femenino anunciada por el presidente, este lunes.
 
Más empleo y una industria agroalimentaria más fuerte y el agua para generar riqueza
 
El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, por su parte, ha destacado en su intervención en este foro el impulso real que desde la Administración regional que preside Emiliano García-Page se le está dando a la industria agroalimentaria con cuyos representantes se mantiene un diálogo continuo y abierto, incentivando políticas que refuercen, en particular, el primer eslabón de la cadena en la que se encuentran los 120.000 agricultores y ganaderos, para que sus explotaciones sean rentables.
 
Para argumentar su intervención, ha puesto como base la importancia de disponer del agua, recurso sin el cual “no tendremos rentabilidad en las explotaciones”, añadiendo que genera la actividad económica y que es necesario para poder seguir avanzando, un asunto en el cual el Gobierno autonómico siempre defiende los intereses en la región.
 
Con este punto de partida, ha explicado que la industria agroalimentaria es, según ha recalcado, la que mueve la economía de la región, una comunidad  “eminentemente rural en la que su actividad permite mantener vivo y vertebrar nuestro territorio”. Solo en esta legislatura se ha visto incrementado su peso en dos puntos porcentuales llegando al representar en la actualidad 15 por ciento de la riqueza que se genera en Castilla-La Mancha.
 
En las cifras que ha aportado el consejero, ha dicho que la región cuenta con cerca de 2.500 empresas, 555 cooperativas que aportan más del 22 por ciento de la cifra de negocio de la industria agroalimentaria de la región. Además, en Castilla-La Mancha de 2014 a 2017, último año completo disponible, “hemos pasado de algo más de 1.000 millones a superar los 2.480 millones de euros”, lo que representa un aumento de valor en las exportaciones de casi “un 29 por ciento”, ha resaltado Martínez Arroyo.
 
Desde el inicio de la legislatura se le ha dado un gran impulso desde el Gobierno regional con medidas de apoyo directas que han contribuido a crear una industria “más fuerte” a través de las cinco Entidades Asociativas Prioritarias de Interés Regional, EAPIR, o con la constitución de siete agrupaciones de productores que con las nuevas convocatorias impulsadas desde el Ejecutivo, se incrementarán en próximas fechas, todo ello, con el objetivo de que esta industria defienda “mejor” el producto regional en los mercados internacionales y con ello, se vean reforzados agricultores y ganaderos.
 
El fomento por la apuesta en la calidad ha sido un eje de trabajo muy relevante. En estos casi cuatro años, ha indicado Martínez Arroyo, la Administración ha publicado tres convocatorias de la línea de ayudas Focal, por valor de 180 millones de euros, “50 millones más que en la legislatura pasada”, que permitirán movilizar una inversión privada de 824 millones de euros lo que generará 1.756 nuevos empleos.
 
En este punto, ha querido recordar que el desempleo en el sector de la agricultura en Castilla-La Mancha tuvo un pico histórico en el año 2014 con 24.677 personas desempleadas, y en esta legislatura se ha reducido esa cifra en más de 12.000 personas.
 
Garantizando el relevo generacional
 
El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, además, ha puesto de manifiesto que durante estos cuatro años se han sentado las bases para el relevo generacional en el campo.
 
En la primera convocatoria de 2016, han sido 1.218 los jóvenes que ya han comenzado a emprender en la ganadería o la agricultura y este mes de abril, ha dicho, se resolverá la segunda, donde “hemos recibido 1.650 solicitudes”. En total, “vamos a terminar la legislatura con más de 2.500 jóvenes empresarios en el sector, el doble que en la legislatura pasada”.
 
En este punto, ha subrayado el papel imprescindible de la mujer y su visibilidad, donde uno de cada tres proyectos, son de mujeres, un colectivo por el que ha apostado firmemente el Ejecutivo de Emiliano García-Page, a través de políticas trasversales, mediante la discriminación positiva, también en el sector agrícola y ganadero, priorizando su presencia en todas las líneas de ayudas. Eso se traduce, por ejemplo, en el incremento en esta legislatura en las titularidades compartidas, donde ya existen 160 explotaciones de titularidad compartida, cuando en junio de 2015 había tan solo 28.
 
En otro orden de cosas y vinculado a la política comunitaria más importante que afecta al sector, la PAC, ha destacado la defensa de la misma desde la región, para que en las negociaciones en Bruselas, para al nuevo periodo 2021-2027, no se pierda “ni un céntimo”. Y es que la PAC representa el 30 por ciento de la renta de agricultores y ganaderos. Conocedores de esta relevancia, desde el Ejecutivo regional ha realizado un gran esfuerzo para ser los primeros que realizan el pago de la misma a nivel nacional y la apertura de la convocatoria de solicitud única este año, “el primer día que era posible”, para la cual se esperan recibir 120.000 solicitudes y un total aproximado de 850 millones de ayudas.
 
Además, para finalizar, ha puesto de manifiesto la importancia de la política de Desarrollo Rural que se está realizando por parte del Ejecutivo en una región donde el 90 por ciento de la población está en el medio rural.