Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Comenzamos nuestra ruta por la geografía manchega intentando plasmar a los lectores unos resúmenes informativos sobre aspectos de nuestra región que por falta de tiempo o por ser menores a nivel general no se tienen en cuenta y prácticamente se encuentran en manos de estudiosos e investigadores, pero creemos que es bueno que vayamos recordando peculiaridades de nuestro entorno regional.

Este segundo artículo supone el iniciar a describir las peculiaridades de los caracteres geológicos de algunos de nuestros volcanes, hoyos y lagunas de carácter eruptivo y, que como ya hemos indicado, nuestra Región y especialmente la provincia de Ciudad Real son claros ejemplos.

Nuestro primer volcán es el denominado “Volcán del Morrón” al norte de Villamayor de Calatrava y lo hemos seleccionado porque según los expertos es el volcán de mayor antigüedad, calculada en 8 millones de años.

Este volcán se encuentra al norte de Villamayor, en un alto cerro a 840 metros de altitud, mientras que el pueblo de Villamayor de encuentra a 660 metros y Tirteafuera 656 metros y dentro de la denominada sierra de Perabad. Ocupa una superficie de 53 hectáreas con un perímetro de 1500 metros, con los restos de la colada discontinuo por las características de la ladera y con algunos de sus prolongaciones de mayor longitud.

Sus depósitos y piezas rocosas son de color blanquecino como consecuencia de la leucitita, un material de color blanquecino que proporciona esta mineral. La colada se ha venido explotando desde hace varios años y se comenzó utilizándolo para la construcción de ladrillos, con posterioridad para aplicaciones basálticas y también materiales cuando se empezó a construir la red de ferrocarril del A.V.E. Además su colada contiene,  entre otros componentes materiales ricos en melaleucocitita, muy extraño.

 Parece ser que a finales del siglo XVIII e inicios del siglo XIX sus materiales se utilizaban para fabricar ladrillos y, posteriormente, durante varios años se ha explotado para utilizaciones basálticas y para materiales y usos industriales. Su explotación se intensificó para canteras y cuando se comenzó la construcción del ferrocarril AVE se emplearon bastantes materiales.

El acceso al montículo es fácil y de libre visita y se suelen realizar excursiones para conocer el lugar.

En este mismo término se encuentra varias formaciones volcánicas de génesis hidromagmática, entre ellas: Almeros, Cucharas, Charca Dehesa, Charca de la lana, Dehesa, Doña Elvira, Doña Inés, Encharcada, Perabad, Pozo los Morales y Saladilla, hoyas de escasa profundidad y en zonas bajas a nivel de la localidad.