Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El presidente de Eurocaja Rural y su Fundación, Javier López Martín, y la directora de Marketing de Grupo Tello Alimentación, Inés Tello, han entregado esta mañana al secretario general de Cáritas Diocesana de Toledo, Javier García-Cabañas, un cheque valorado en 2.778 euros, recaudación de los diversos cursos solidarios de cortador de jamón promovido por ambas organizaciones durante 2018.

Esta cantidad irá destinada íntegramente al ‘Proyecto Mater’, respuesta de la Iglesia Diocesana Toledo para paliar las necesidades de las madres en riesgo de aborto o que se han visto abocadas al mismo, con el fin de ayudarlas y asesorarlas mediante un acompañamiento integral.

Antecedentes 

El primer acuerdo de la Fundación Eurocaja Rural con Cáritas Diocesana de Toledo en este sentido se firmó en julio de 2017, con una donación de 2.000 de ayuda a este proyecto.

En esta ocasión, la cuantía procede de la recaudación de siete cursos desarrollados por la Fundación Eurocaja Rural y Grupo Tello Alimentación durante 2018.

Proyecto Mater
‘Proyecto Mater’ es una iniciativa de apoyo integral a mujeres embarazadas que dudan en continuar su embarazo y a mujeres con síndrome postaborto. Creado en septiembre de 2015, está financiado con fondos propios sin ningún tipo de financiación pública. Desde entonces y gracias a este proyecto, han nacido 83 bebés.

Se trata de un proyecto llevado a cabo en todas las localidades de la Diócesis de Toledo, con sede en Toledo y Talavera de la Reina, con el objetivo de atender y acompañar a estas mujeres en riesgo de aborto para favorecer su maternidad y bienestar integral, desde el embarazo hasta el primer año de lactancia.

El presidente de la Fundación Eurocaja Rural aprovechó este acto para felicitar y dar la enhorabuena a Cáritas “por su fructífera labor” y por “promover una iniciativa como el ‘Proyecto Mater’ que tanto ayuda a las futuras madres”. El acto contó con la presencia de la coordinadora del Área de Familia de Cáritas, Alicia Medina.

Con esta acción, la Fundación Eurocaja Rural vuelve a plasmar su sensibilidad con las necesidades sociales de su entorno y a contribuir de forma activa al desarrollo socioeconómico de su ámbito de actuación, con especial incidencia en los colectivos más vulnerables.