Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El Ayuntamiento de Manzanares ha lanzado una campaña informativa en la que hace un llamamiento para que todos los pozos, norias o similares del término municipal estén convenientemente señalizados y cerrados. Se quiere así que no ocurran desgracias como la del pequeño Julen en Totalán (Málaga) o como la que vivió un manzanareño hace tres años al caer en una noria de su finca.

El suceso que ocurrió en enero de 2016 en Manzanares tuvo, afortunadamente, un final feliz. Un hombre de 39 años pisó las rasillas colocadas sobre un pozo a ras de suelo en el campo. Esa tapa se rompió y cayó a 10 metros de profundidad. Tras permanecer desaparecido más de 24 horas fue localizado por Protección Civil y rescatado vivo con fracturas en la rodilla.

Para evitar este tipo de sucesos o como el de Totalán que consternó a nuestro país recientemente, las Concejalías de Agricultura y Medio Ambiente, y de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Manzanares han iniciado una campaña informativa en la que se hace un llamamiento público para que quienes tengan pozos, norias o instalaciones similares en el término municipal "procedan a señalizarlo o cerrarlo convenientemente".

En la nota informativa de la Policía Local que se está distribuyendo en puntos habituales de encuentro de agricultores, Oficina Comarcal Agraria, etc. se recuerdan las posibles responsabilidades administrativas y penales en las que pueden incurrir las personas físicas o jurídicas que posean este tipo de instalaciones si no reúnen las condiciones exigidas de seguridad y suponen un riesgo para las personas.

Además del trabajo que realiza la Policía Local para localizar pozos y norias mal señalizados o tapados, desde el Ayuntamiento de Manzanares se apela a la colaboración ciudadana para que cualquier persona que detecte instalaciones de este tipo lo pongan en su conocimiento, informó Miguel Ramírez, concejal de Seguridad Ciudadana.

Es conveniente que los pozos se señalicen y se tapen de manera adecuada y segura, y que se revisen periódicamente, especialmente si las tapas son de madera o de elementos que se deterioran con el tiempo, según la titular de Agricultura, Isabel Díaz-Benito.