Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El presidente actual de la Hermandad Alejandro Ramírez, se alegró de que el buen tiempo acompañara estos actos con la celebración de la Vigilia Pascual, “por ser el acto más importante para los cristianos”. Presentó al pregonero de este año, habiendo recaído en la persona del sacerdote tomellosero Miguel Ángel Jiménez Salinas, párroco de la parroquia El Salvador de la localidad de Picón, que es licenciado en teología dogmática, título de postgrado en comunicación social, delegado diocesano de medios de comunicación y director del secretariado para el mantenimiento de la Iglesia en comunicación social.

En su intervención inicial agradeció a  la alcaldesa y junta rectora de la Hermandad el que hubieran pensado en su persona como pregonero, lo que le daba un honor especial.

El pregón estuvo lleno de exaltaciones a la devoción de los tomelloseros por su Virgen y mantuvo entusiasmado a las personas asistentes y se intercalaron cánticos y salmos religiosos, en el que todos participaron con ilusión y fervor. Durante su exposición fue pasando por los actos de los tres días, y en especial con el rezo del rosario nocturno que es “lo que ilumina la vida”, “porque Dios es misericordioso y tiene corazón de padre y de madre”. También señaló sus años de seminario y sus frecuentes visitas a la Virgen de las Viñas, recordando lo vivido en la fiesta previa de San Marcos y los actos de bandas de cornetas y trompetas y las carrozas en su juventud. Leído el pregón se finalizó el acto con Vivas a la Virgen.

Alejandro Ramírez hizo la presentación del Mayoral de este año en la figura de Antonio Ortiz Martínez, recordando la presencia del Mayoral saliente  Vicente López, que explicó haber disfrutado mucho del cargo durante el año y narró el hecho de haber estado enfermo y con muchas curaciones que no se sanaban con facilidad hasta que una noche se puso la imagen de la Virgen en la parte afectada y a partir de ese momento la enfermedad fue remitiendo.

Por su parte el nuevo Mayoral agradeció a la Junta Rectora el haber pensado en el para esta gran responsabilidad y recordó que durante su presidencia de 1988 a 1993 se formalizó la procesión de las antorchas y la rehabilitación de la ermita y se mostró contento porque era un buen momento para agradecerle todo a la Virgen de las Viñas y poder mantener cada año su devoción, terminando con un ¡VIVA! a la Virgen de las Viñas.

Alejandro Ramírez se sentía satisfecho de representar la Romería por ser su primer año de presidente, lo que era muy importante y de mucha responsabilidad.

Los actos finalizaron con un pregón musical a cargo del cantautor cristiano Unai Quirós, catequista y profesor de religión y finalmente se realizó el tradicional zurra tomellosero en la Plaza de España.