Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

A las 19:00, comenzó la Eucaristía y a continuación se inició inicio la tradicional procesión del Corpus Christi. Como es costumbre, los doce danzantes se postraron de rodillas ante la Sagrada Forma para dar comienzo a la ancestral danza. A lo largo de todo el recorrido, los danzantes fueron avanzando de espaldas bailando al son de las castañuelas, guitarras, laúdes y bandurrias de la Rondalla de Porzuna, para abrir paso a la Custodia. Como marca la tradición, la procesión finalizó antes de que se metiera el sol.

Según el alcalde en funciones, Carlos Jesús Villajos, indicó que “el Corpus Christi es el principal estandarte de Porzuna y una fecha muy especial para todos los porzuniegos, pero al mismo tiempo sus numerosas singularidades lo han convertido en un reclamo turístico importante para nuestro pueblo”.  

Por todo ello, “desde el Ayuntamiento estamos haciendo un gran esfuerzo para promocionar nuestro Corpus y que pueda ser conocido, valorado y admirado, porque es una fiesta que moviliza a todo el pueblo, que tiene un gran simbolismo y que cuenta con ingredientes que la convierten en única en el mundo, como es la tradicional danza del Corpus que hunde sus raíces en la Edad Media”, afirmaba Carlos Jesús Villajos.

En este sentido, recordaba que este año por primera vez el Corpus se presentó en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) en Madrid “para que todo el mundo apreciase la belleza de esta fiesta y el ritual de la danza en la que doce danzantes, representando a los doce apóstoles, avanzan durante todo el recorrido procesional bailando de espaldas sobre tres kilómetros de artísticas alfombras de serrín tintado, bajo preciosos arcos y con paradas en los típicos altares decorados con hierbas aromáticas y objetos religiosos”.

Villajos ha dado las gracias a todos los porzuniegos que colaboran en la organización del Corpus “que son muchos y su implicación es absoluta” y ha invitado a personas de la región y de fuera de ella a “conocer y sentir en vivo el Corpus de Porzuna porque merece la pena”.