Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Luis Ballesteros, presentó el acto solidario entre AFAS y el estudio de danza de Lidia Gorrachategui que nace desde noviembre del año 2017, cuando Lidia visitó  AFAS y se prestó a realizar una acto de danza inclusiva con personas con discapacidad y sin discapacidad, que continuó con otro taller de danza con personas mayores de 50 años y como consecuencia de ello se planteó la idea de realizar esta Danza que sigue siendo inclusiva por participar  personas discapacitadas y otras que no lo son.

Lidia Gorrachategui se encontraba satisfecha de presentar este acto por estar muy contentos todos los participantes ya que va representar para ellos una gran experiencia. Además el festival es benéfico por lo que además de los familiares, puedan asistir todo tipo de personas.

Luis Perales, presidente de AFAS expresó que había leído el cartel de la Escuela de danza a su entrada y trasladaba su frase a que  “todos deberíamos saber mover los pies”.

Recordó que hace años conoció al ballet de Maite León en que ya se presentaba un ballet con solamente personas discapacitadas y hoy en día se pretende, desde hace 40 años, que la inclusión sea social, en el que  puedan integrarse con otras personas con distintas capacidades  lo que les permite estar con otras personas. Explicó su satisfacción por la colaboración de Lidia Gorrachategui y esperó la asistencia a un obra llamada “Cascanueces” de un cuento de Hoffman, adaptado por Alejandro Dumas y música de Chaikovsky, en realidad un cuento de hadas.

Lidia Gorrachategui explicó que, habiendo ya trabajado anteriormente con alguno de los componentes, conocía de primera mano las capacidades de cada uno y ellos le ha permitido poder adaptar a estas personas al papel correspondiente.

En cuanto a su Escuela de Danza aclaró que se imparten clases de danza de distintos tipos y que se instaló en Tomelloso sin conocer a nadie y, fundamentalmente, por conocer las actividades que desarrollaba AFAS en la localidad y que actualmente tiene 120 personas de las que 100 proceden de AFAS y comenzó con 20 niños el primer año y se encuentra muy contenta con este colectivo.