Verum, Hazlo de verdad
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El Gobierno de Castilla-La Mancha prosigue con las reuniones con diferentes colectivos de la región para presentarles el borrador de defensa del agua a nivel regional, un documento que pretende aunar en una “sola voz” la posición y los intereses de la región en esta materia.

El viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, acompañado por el director general de Desarrollo Rural, José Manuel Aparicio, ha mantenido esta mañana un encuentro en la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural con los representantes de la Asociación de  Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía, Francisco Pérez Torrecilla y José Luis Tenorio, presidente y miembro de la Junta Directiva, respectivamente. 

Se trata de un encuentro impulsado por la propia Consejería de cara a elaborar el borrador el Pacto regional sobre el agua que se está consensuando con las diferentes organizaciones y entidades del tejido socio-económico de Castilla-La Mancha y el cual estará finalizado en el mes de julio para posteriormente darlo a conocer a los grupos políticos.
 
“El trasvase Tajo-Segura es una parte importante y fundamental” de este documento, ha manifestado Portillo, “aunque no el único”.
 
Así, ha destacado que “la situación climática de Castilla-La Mancha, la sequía que se repite de forma cíclica y cada vez más nos tiene que hacer pensar a toda la sociedad castellano-manchega que debemos tener una voz única y representar una posición común respecto a la defensa de nuestros intereses, de las cuencas cedentes respecto a la cesionaria”.
 
Portillo ha indicado que “no puede estar pasando lo que ahora con la cuenca del Tajo”, refiriéndose a la situación que le han trasladado con preocupación los propios representantes de los municipios ribereños de los de Entrepeñas y Buendía, que agrupan a 22 municipios y 9.000 habitantes, ubicados en la cabecera del Alto Tajo desde donde se trasvasa el agua al Levante. Éstos les han trasladado la problemática que vienen sufriendo en los últimos años como el abastecimiento para consumo humano a través de cisternas o que en la última semana se ha producido un descenso de cuatro hectómetros cúbicos en la cabecera.
 
“Esto se irá repitiendo y hay que poner una solución”, ha dicho el viceconsejero de Medio Ambiente, quien ha apelado al “consenso de todos para una posición única como sucede en otras regiones” en materia hídrica, y “dar solución” a una problemática que afecta a toda la región. Aunque “será difícil y es complicado”, ha esgrimido, “una vez conseguida la posición común de los entes sociales tocará llevar a los grupos políticos esta posición de la región que se debe defender en todos los ámbitos y que debe ser una posición no trasvasista”.
 
De esta manera, ha explicado que “el trasvase no se puede terminar de un momento a otro” y lo que se debe llevar a cabo, “es la manera de suplirlo” y “que otros territorios puedan abastecerse a través de otros sistemas ya realizadas como las desaladoras”, en las que “se realizó una gran inversión”.
 
En esta línea, ha expresado que este sistema de desalación será el “que abastecerá de agua a otros territorios” ya que “el trasvase debe tener sus días contados y hay que arbitrar la fórmula para esa transición”, y para ello ha insistido, “esperamos contar con toda la sociedad castellano-manchega, las asociaciones y, por supuesto, todos los partidos políticos”.
 
Nueva invitación a la ministra de Agricultura
 
El viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, ha vuelto a realizar una invitación a la ministra de Agricultura para que visite Castilla-La Mancha, “cualquiera de sus cuencas”, así como a asociaciones y regantes, para que pueda comprobar de primera mano la situación que adolecen por “las dificultades de acceso al agua para el desarrollo industria y social de esta comunidad”.
 
Preguntado sobre el Plan Nacional del Agua, ha significado que en estos momentos el Ministerio de Agricultura no se ha puesto en contacto con la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y, en este sentido, espera que “para empezar a hablar se mantuviese una posición abierta, no de máximos, ya que la propia ministra ha indicado que el trasvase es fundamental”.
 
Castilla-La Mancha, ha dicho, “está abierta a hablar” sobre la política del agua, la cual considera Portillo, “debe ser nacional y debe englobar todos los intereses de un país donde en gran parte azota la sequía, pero posiciones maximalista no se pueden tener”.
 
En este sentido, ha dicho que “estamos abiertos a llegar una solución y defendiendo los intereses de todo el mundo y en Castilla-La Mancha defendemos los intereses de Castila-La Mancha; no podemos defender intereses de otras regiones”, y ha recordado que “corresponde al Ministerio crear una fórmula de consenso donde todos tengamos los mismos derechos y mismos beneficios en una cosa tan sensible como es el agua”.