Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Castillo insólito por su ubicación y localización en pleno casco urbano de Bolaños y conocido como el castillo de doña Berenguela y que se mantiene en un excelente estado de conservación.

Advertisement

Ubicación

Localizado en plena calle del casco urbano de Bolaños de Calatrava en su parte noroeste y rodeado de casas y viviendas y en un hermoso parque bien cuidado. Forma parte del propio entorno de la población. También se conoce como Castillo de San Fernando.

Historia

El castillo debió construirse entre los siglos X y XI, habiéndose encontrado restos de civilización romana.  Constituyó un castillo-fortaleza por su importancia como lugar de paso entre las rutas musulmanas. En 1147 era del dominio de los cristianos después de la dominación de la Orden de Calatrava, pero con la invasión de los almorávides pasó a posesión de los musulmanes hasta que fue reconquistado después de la batalla de Las Navas de Tolosa en 1212. En el castillo vivió Doña Berenguela,  ya que su padre, Alfonso VIII, se lo entregó como regalo por su boda. Posteriormente doña Berenguela, madre de Fernando III, el Santo, de León y Castilla, en 1229 donó el castillo a la Orden de Calatrava,  confirmado por su hijo, concediendo a Bolaños diversos  beneficios.

En el año 1245 Alfonso X, el sabio, confirmó todos los beneficios  en tributos, pechos e impuestos.

Enrique II en 1373 volvió a dar por buena la dispensa de esos impuestos y ya más adelante en 1544 se creó la encomienda de Bolaños adscrita a la Orden y que desapareció como tal en el año 1825. Es castillo fue subastado en 1864 adquiriéndole particulares y, a mediados del siglo XIX, pasa a ser de la Diputación Provincial que realiza distintas reformas y acondicionamientos del edificio que permiten ver el castillo con una buena presencia.

Edificaciones

El castillo es de forma cuadrada con unas dimensiones de 43,7 metros de ancho, 40,85 metros de largo y 7,40 metros de altura con muros edificados con adarves y almenas, en dos de las esquinas existen sendas torres  cuadradas de distinta altura siendo la más grande la que constituye la Torre del Homenaje. Las dos esquinas sin torre constituyen dos grandes machones. La torre del homenaje está realizada en sillería y tiene distintos vanos y ventanas  germinadas con una altura de 22 metros y tres plantas y algunas construcciones en su interior, para caballerizas, alojamiento de la tropa y construidas con mampuestos. El patio de armas  es muy amplio y dispone de una capilla, una sala de recepción, armería  y lugar para los soldados.

Situación actual

El castillo se encuentra perfectamente adecuado y es visitable.

… Está declarado Bien de Interés Cultural desde 1982.