Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha reivindicado hoy en Ontur el papel de los “asalariados del campo y de los autónomos, esenciales para mantener el tejido productivo de Castilla-La Mancha, tirando del carro a pesar de las dificultades” durante la pandemia y el contexto bélico internacional, donde “el sector agrario ha bajado el número de desempleados de 28.000 a 8.000, desde 2015”.

Unas declaraciones realizadas durante un acto público junto al secretario de Organización del PSOE de la provincia de Albacete, Fran Valera y el alcalde Ontur, Jesús López; al que han asistido alcaldes de la comarca.

Fundación Elder

Y todo esto, ha añadido ha sido posible gracias a un sector agrario modélico que ha sido capaz de sacar adelante sus explotaciones, el 85 % en secano y cielo abierto, y con el esfuerzo de unos trabajadores, que sí son el eslabón más débil de la cadena agroalimentaria, tractoristas, empleadas de la transformación de la industria alimentaria, pastores, que también han visto mejoradas sus condiciones y miles salieron de la economía sumergida.

Mejor conectados - Telefónica

En este sentido, ha valorado las medidas adoptadas por los Gobiernos socialistas para aumentar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y las pensiones, además de garantizarlas; frente a los mensajes desalentadores y apocalípticos de los profetas de la catástrofe.

Anúnciate en Cuadernos Manchegos

Pasó lo mismo, que ahora con la Ley de Agricultura Familiar aprobada por el Gobierno regional, que ha llenado de bulos la precampaña. Por lo que ha exigido al principal partido de la oposición que explique cuál es su modelo de agricultura y si apoya o no a los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha, ante las dudas suscitadas en el propio seno del PP.

Ahora la sequía

Además, se ha referido a las primeras ayudas directas que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a repartir entre los agricultores. Una inversión cercana a los 50 millones de euros. Unos 30 millones de euros para las explotaciones familiares, pymes y otros 16 millones para los cultivos leñosos que se vean afectados, tanto en viñedo, olivar, melocotón, almendro y pistacho.

Las primeras medidas concretadas con las organizaciones profesionales agrarias, ASAJA, UPA y COAG y las Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, con las que se ha mantenido la interlocución en toda la legislatura, mientras el Gobierno de España flexibiliza con Bruselas las ayudas del Programa de Desarrollo Rural (PDR) para llegar a todos los perceptores de la PAC.

Arroyo, ha explicado que las ayudas para explotaciones que acrediten daños por la sequía en agricultura y ganadería serán de 100 euros por hectárea, en la región con el 85 % de sus cultivos de secano. Y la segunda, consiste en poner en marcha una ayuda directa para la recuperación de cultivos leñosos afectados por la sequía, del mismo modo que ocurrió con la borrasca Filomena y que afectó al olivar. Se publicará antes de verano "cuando se sepan los efectos reales" sobre la sequía.

Por otro lado, el consejero ha confirmado que a partir de este viernes ya se deja a los ganados de extensivo que entren en las parcelas de cereales de invierno y leguminosas que no se vayan a cosechar en la región, para su aprovechamiento a diente.

.