Virgen de las Viñas Tomelloso
Feria y Fiestas Tomelloso 2022
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

“La mañana de este 6 de julio de 2022 va a pesar durante las próximas dos décadas a toda la ciudad de Villarrobledo” con estas palabras comenzaba la comparecencia de prensa Mario de la Ossa, concejal de Se Puede Villarrobledo, desde el recinto del icónico festival ViñaRock.

Escayolas Romero

Desde la formación municipal Se Puede Villarrobledo informaban a los medios de comunicación de la celebración en la mañana de este miércoles 6 de julio de una Comisión Extraordinaria en el Ayuntamiento en la que se ha debatido y votado el nuevo Pliego de concesión del ViñaRock para los próximos 15 años más dos prórrogas de 5 años. De la Ossa indicaba que la mañana había sido “decepcionante, tensa y muy dura” y es que, según indican desde SPV, el Partido Popular se habría negado en todo momento a introducir en el Pliego de condiciones para la nueva contratación ninguna de las mejoras propuestas por el partido municipal.

En primer lugar, Mario de la Ossa, denunciaba la “enorme y flagrante” falta de información con que han contado los grupos a la hora de poder actuar: “han establecido un canon, el precio que la empresa deberá pagar cada año al Ayuntamiento, desconociendo totalmente los márgenes de beneficio del festival ya que no han querido molestar en estos 10 años a la empresa actual para pedirle unas cuentas que tiene obligación de facilitarnos”. En este sentido se refería De La Ossa a los 100.000€ anuales que deberán entregarse en concepto del nuevo contrato al Ayuntamiento, respecto de lo que reflexionaba el concejal “Siempre han hecho gala de que cobramos un euro por entrada y de que aquí venían hasta 200.000 personas, eso son 200.000€ según sus propias cuentas, pues ni eso han dejado al nuevo contrato”.

De la Ossa indicaba que el valor a cobrar cada año se ha calculado en base al establecimiento de un porcentaje ligado al valor catastral del recinto, fijando este porcentaje en el mínimo marcado por la Ley cuando, en idénticas condiciones de sitio y contratación, se ha elevado del 5 al 90% para la concesión de la Castellana “se conoce que a los de aquí hay que cobrarles mucho y a los de fuera poco”.

“Por si fuer poco” indicaba De La Ossa “el Ayuntamiento ha rechazado reclamar la parte que le corresponde de la venta de merchandising y royalties derivados de la explotación de la marca “ViñaRock” que, como toda la vecindad local sabe, se ganó en los tribunales hace años tras el rapto del festival a otra localidad. “Con el enorme esfuerzo que supuso recuperar la marca no comprendemos el afán de Bernardo Ortega por volver a regalarla”

Más allá de las consideraciones económicas que, según De La Ossa son “importantes pero no más que los aspectos culturales del festival”, informaba sobre la negativa del PP a incluir en el pliego aquellas mejoras que los años y la experiencia colectiva de la localidad han arrojado tras más de dos décadas de festival. La negativa del PP ha llegado a aspectos como la no ampliación del número de baños y duchas o la negativa de Bernardo Ortega a obligar por contrato a la nueva concesionaria a instalar un punto arcoíris y un punto violeta para prevenir las agresiones LGTBIfóbicas y machistas en el festival “Se conoce que Bernardo Ortega no está preocupado por este tipo de situaciones y agresiones, pero por desgracia ocurren y es obligación de esta Corporación poner todas las herramientas a nuestro alcance para prevenirlas” indica el edil morado en relación a este punto.

Así mismo se refería a la “tajante” negativa del Concejal Popular Bernardo Ortega a incluir en el pliego la obligación de incluir un mayor número de bandas femeninas en el cartel porque, según palabras de Bernardo Ortega “No es posible porque la empresa nos ha dicho que no hay tantos grupos de mujeres en España” declaraciones que De La Ossa ha tachado de absolutamente inaceptables y que demuestran el absoluto desconocimiento de Bernardo Ortega sobre el panorama cultural español y de bandas femeninas.

Respecto de la inclusión en el Pliego de un espacio para bandas de música locales, De La Ossa informa que la aceptación del PP ha sido “parcial”, aceptan la inclusión de 2 grupos locales pero no quieren obligar a la empresa a garantizarles una duración igual al resto en un horario de actuación decente y con una remuneración que dignifique su trabajo” y añadía en referencia a situaciones de años anteriores “dar 25 minutos a las 4 de la tarde en el primer día de festival no es brindar una oportunidad  a nadie, es tomarles el pelo.”

Finalizaba De La Ossa con el que, para él, es el más vergonzoso de los aspectos del contrato “antes se sabía que el Ayuntamiento disponía de entradas VIP y las regalaba a quien le daba la gana, ahora lo han incluido en el contrato: el nuevo concesionario deberá entregar, al menos, 500 entradas VIP al Ayuntamiento que no tendrán seguimiento ni registro público alguno” y denunciaba el doble juego moral del PP “el mismo contrato que según Bernardo Ortega no puede concretar tanto aspectos como aseos, participación femenina, puntos violetas o LGTBI, o insonorización del barrio de Nueva Villa, si puede ser excepcionalmente claro y conciso en aquello que blinda el privilegio de los concejales del PP, del PSOE y de sus amigotes”

Pedía De La Ossa “a todo Villarrobledo” que muestre su disconformidad con esta situación ya que “todavía” es reversible según Se Puede Villarrobledo, ya que la votación definitiva del pliego se realizará la semana que viene en Junta de Gobierno Local “Nos jugamos 25 años de festival por un capricho de Bernardo Ortega de no hacer las cosas bien”