Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Con motivo del Día Mundial del Alzheimer, que se celebra mañana 21 de septiembre, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla – La Mancha (COFICAM) recuerda que la Fisioterapia juega un papel fundamental en el tratamiento de personas con Alzheimer.  Al margen de los clásicos tratamientos de Fisioterapia como la terapia manual o la electroterapia, el trabajo en pacientes con Alzheimer se basa principalmente en terapias activas, donde el ejercicio terapéutico constituye un pilar esencial.  “Principalmente, son el trabajo aeróbico y de fuerza los que presentan mejoras significativas en campos como la fuerza, agilidad o equilibrio, pero también ejercen como efecto neuroprotector a nivel cerebral, gracias principalmente a la liberación de BDNF y miocinas liberadas durante la contracción muscular”, afirma Arturo Ladriñán, fisioterapeuta de COFICAM.  

Ejercicio físico contra el Alzheimer

Empuéblate

Según varios estudios, el alto nivel de actividad física se asocia con una disminución del riesgo de padecer Alzheimer de hasta el 45%. Sin embargo, en la mayoría de los casos los pacientes están medicados contra su demencia, “a pesar de que ningún fármaco ha demostrado eficacia frente a ella, pero prácticamente a ninguno se le recomienda Fisioterapia, cuando la única “píldora” que tiene evidencia robusta en el tratamiento de esta enfermedad es el ejercicio. Resulta que entre el 12,7%y -20,3% de los casos de Alzheimer se deben a la inactividad física”, apunta Ladriñán.

Semana de La Zarzuela en La Solana

Cerca de 54.000 afectados en Castilla-La Mancha

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa, considerada como la pandemia del siglo XXI. Es una dolencia que por el momento no tiene cura y tiene una enorme incidencia: más de 1 millón de personas en España y cerca de 54.000 en Castilla-La Mancha. “Nos enfrentamos a una enfermedad en pleno crecimiento, donde la mayoría de los casos no se diagnostican, o se diagnostican en fases muy tardías. De aquí a pocos años, tendremos tanta prevalencia de personas con Alzheimer, como enfermedades cardiovasculares, oncológicas o metabólicas”, apunta Ladriñán.

Los datos respecto a la enfermedad no son muy alentadores, a nivel mundial existen 50 millones de personas con demencia y se esperan 150 millones para 2050. “Habrá un nuevo caso de demencia cada 3 segundos. Sin embargo, la realidad es que en España se invierte el doble en investigar la caída del cabello que en el Alzheimer”, confirma el fisioterapeuta. El coste de esta enfermedad actualmente está en un 1 billón de dólares, llegando al doble para 2030.

“Cero omisiones. Cero Alzheimer”, el lema del Día Mundial

El lema de este año del Día Mundial es “Cero omisiones. Cero Alzheimer”. El eje central de estas reivindicaciones se centra en la importancia del diagnóstico precoz, como punto de partida básico e imprescindible para llegar a tiempo no sólo en la detección de casos, sino, sobre todo, para poder poner en marcha los necesarios procesos de intervención terapéutica. “La detección precoz es esencial para los pacientes. De hecho, nuestra labor principal con los afectados debería ser preventiva. Cuanto menor sea la afectación del mismo, antes podremos comenzar a trabajar y más variedad herramientas terapéuticas podremos emplear”, señala el profesional.

La importancia de la investigación y el apoyo familiar

Los familiares y cuidadores en muchos casos se convierten en una extensión de los profesionales sanitarios ya que conviven prácticamente las 24 horas con las personas que la padecen “con sus correspondientes consecuencias físicas, emocionales, laborales y personales. Es muy importante llevar a cabo una buena educación sanitaria al familiar/cuidador si queremos que la intervención salga adelante”, concluye el fisioterapeuta.