Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Efectivos de la Guardia Civil de Hellín, en el marco de la operación  “Aguas de Valencia”, han detenido a dos vecinos de esa misma localidad, de 49 y 52 años de edad, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, en la modalidad de cultivo de sustancias estupefacientes, concretamente cannabis sativa.

Día de la Constitución 2021

Investigaciones

La Benemérita hellinera comenzó las investigaciones a raiz de percibir, durante sus servicios de Seguridad Ciudadana, un fuerte y caracteristico olor a la planta de cannabis sativa  por una zona concreta situada en los extrarradios de Hellín, lo que dío inicio a una serie de gestiones encaminadas a  localizar el lugar concreto donde se podría estar cultivando esta sustancia vegetal.

Una vez localizado el inmueble donde supuestamente se encontraba la plantación de marihuana, las siguientes gestiones fueron identificar a las personas que se encontraban detrás del cultivo de la misma, consiguiendo identificar a dos vecinos de Hellín que ya contaban con antecedentes anteriores por ilícitos penales de similares características.

Registro y efectos intervenidos

Reciclar más. Mejor. Siempre

En la fase final de la operación policial se llevó a cabo el registro autorizado judicialmente, en la propiedad de una de las personas que se venían investigando, donde la Guardia Civil localizó una plantación de cannabis sativa, compuesta por 60 plantas de gran tamaño, que se encontraban en su última fase de maduración y próxima a su recolección que arrojaron un peso, en bruto, de 27 kilos.

También se intervinieron plantas en fase de secado que pesaron 6 kilos, así como varios frascos de cristal que contenían cogollos secos de marihuana, listos para su venta, en cantidad de otros 2 kilos.

Además de las plantas y los cogollos, la Guardia Civil intervino fertilizantes, abonos y otra serie de efectos dedicados a favorecer el cultivo de las plantas.

36.000 dosis de marihuana fuera del mercado ilícito

Con la parte útil de las plantas, se estima que se podrían haber obtenido un total de 36.000 dosis, después de sufrir los procesos necesarios, evitando la venta de las mismas entre los ciudadanos y el grave peligro para su salud tras su consumo.

Punto de producción y venta desactivado

Con esta intervención, la Guardia Civil ha conseguido desmantelar una plantación de cannabis sativa y desactivar un importante punto de venta de esta sustancia estupefaciente que abastecía, al menudeo, tanto a consumidores de la localidad de Hellín como de otras limítrofes.

Diligencias / detenidos

Las diligencias policiales, instruidas por componentes de la Guardia Civil hellinera, junto con los dos detenidos, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número UNO de hellín, que ha entendio de la causa.