Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

CCOO de Castilla-La Mancha insta a las patronales a pactar en los convenios colectivos las condiciones del trabajo a distancia para que se respeten los derechos de los trabajadores y trabajadoras y para evitar retrocesos en el derecho de igualdad.

“Si hay un derecho fundamental que corre riesgos en una crisis es el de la igualdad”. La experiencia vivida en otros momentos de crisis a lo largo de la historia nos ha dejado evidentes retrocesos en materia de igualdad y no puede volver a repetirse este patrón. La crisis por la COVID-19 no puede utilizarse como pretexto para frenar los avances en la tan necesaria igualdad entre mujeres y hombres, afirma la secretaria regional de Acción Sindical y Formación Sindical de CCOO CLM, Carolina Vidal.

“Las mujeres estábamos buscando no solo una conciliación de nuestra vida laboral, familiar y personal, sino una `reconciliación´ de las aspiraciones personales vitales y las laborales o profesionales, y en ello estábamos cuando nos sorprendió la pandemia, la cual está teniendo un importante impacto de género”.

Primer Aniversario de Explora Tomelloso - Únete y déjate ver

La COVID-19, que ha provocado una catarsis social, ha acelerado la implantación del trabajo a distancia, que ha llegado tarde a España, con una arraígada cultura del presentismo, lo que no hace más productivas a las empresas, -está demostrado y tenemos claros ejemplos en otros países europeos.

Su regulación era necesaria y sindicatos, Gobierno y patronal alcanzamos en la mesa de diálogo social un acuerdo en materia de teletrabajo el pasado mes de septiembre, aprobando el Ejecutivo el Real Decreto-Ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia o teletrabajo. El acuerdo subraya que el trabajo a distancia debe evitar la discriminación de género, garantizando la conciliación y la corresponsabilidad.

CCOO CLM señala que la decisión de teletrabajar será voluntaria y requerirá la firma de un acuerdo entre el trabajdor o trabajadora y la empresa, en el cual se recojan las condiciones en las que se desarrollará la actividad (duración, equipos, horarios, distribución de los mismos, adscripción a qué centro de trabajo, etc)

También en la negociación colectiva se tienen que regular las condiciones del trabajo a distancia, que en ningún caso ha de suponer un perjuicio y menoscabo en los derechos laborales (retribución, tiempo de trabajo, etc), asevera la secretaria regional de Acción Sindical de CCOO CLM.

La crisis sanitaria y social por la COVID-19 ha puesto en el centro los cuidados de menores, mayores, personas enfermas, dependientes… Tareas que mayoritariamente son asumidas por las mujeres por los roles y estereotipos de género aún latentes en nuestra sociedad, de modo que “corremos el riesgo de que esa ruptura del principio de igualdad tenga un sesgo de género marcado”. Por ello, CCOO CLM insiste en exigir políticas públicas eficaces que de forma positiva ayuden a los cuidados. “Los servicios públicos sirven para igualar a las personas”, afirma Vidal.

Las tareas de cuidados llevan a las mujeres a la inactividad (hay 3.400.000 mujeres totalmente inactivas, cuando en el mismo periodo de 2019 eran 3.213.000), a las jornadas parciales y a la precariedad (la parcialidad ha crecido un 4% en las mujeres desde la aparición de la COVID-19, mientras que ha bajado un 2% en hombres) y a que sólo el 35% de los puestos de dirección sean ocupados por mujeres, y en empresas del IBEX sólo el 2,94%.

“Esta crisis no puede suponer ampliar más las brechas de género. Tenemos un reto por delante, negociar en los convenios colectivos para que nadie quede perjudicado como consecuencia de la COVID-19, para que esas brechas de desigualdad no se agranden, para aguantar el envite de la pandemia que ha provocado fracturas sociales, que en nuestra mano está que sean coyunturales y no se vuelvan permanentes”, concluye la secretaria regional de Acción Sindical y Formación Sindical CCOO CLM.