Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

CCOO de Castilla-La Mancha ha celebrado hoy en Toledo las jornadas "Política económica internacional y su influencia en Castilla-La Mancha" para analizar los posibles efectos del Brexit y de la política arancelaria de EEUU sobre la economía y el empleo de nuestra comunidad autónoma, y situar las propuestas y alternativas del sindicato con el objetivo de reducir este impacto.

Día de la Constitución Cortes de Castilla-La Mancha

Durante la apertura de las jornadas, que se han desarrollado en la Biblioteca regional de Castilla-La Mancha, el secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, ha señalado que ni la salida del Reino Unido de la UE ni la política arancelaria de EEUU les son cuestiones ajenas a los trabajadores y trabajadoras y a las organizaciones sindicales, por tanto, el sindicato se siente en la obligación de trasladar a los centros de trabajo un discurso nítido al respecto.

Consejo Regulador

“Las y los trabajadores tienen que conocer que si esto se hace mal desde un punto de vista económico, los efectos no solo se van a notar en la capacidad de consumo, sino que puede desembocar en cierres de empresas, despidos, bajadas salariales…”, ha advertido De la Rosa

Por mí y por todos mis compañeros Unicef

CCOO señala que el sector de la industria en Castilla-La Mancha supone cerca del 20% del PIB, de este porcentaje casi el 15% lo aporta el sector de la industria agroalimentaria, por tanto para el sindicato es una preocupación los efectos que la política arancelaria de Trump puede tener sobre la economía y las empresas de nuestra región.

Si bien el volumen de las exportaciones a estos países no representa un porcentaje muy alto, en 2018 las exportaciones a EEUU supusieron un 3,5% y a Reino Unido el 4,5%, del total de las exportaciones de la región, “la viabilidad o continuidad de las empresas depende mucho de la capacidad de exportación”, ha dicho por su parte el secretario general de CCOO Industria CLM, Ángel León.

Por ello, CCOO señala que hay que seguir intentado abrir mercado en otros países y valora las actuaciones que está desarrollando al respecto el Gobierno de Castilla-La Mancha.

También hay que tener en cuenta que la economía de nuestra región tiene una fuerte dependencia del consumo interno, que son muchas las empresas que dedican la totalidad o gran parte de su producción al consumo dentro de nuestra región y del país, de modo que “para intentar equilibrar el déficit de balanza de comercio exterior, una primera medida sería intentar reforzar la capacidad de compra de la ciudadanía, aumentando los niveles salariales a través de la negociación colectiva y derogando la reforma laboral que supone un freno muy importante a la hora de fijar los niveles salariales”.

Se ha avanzado en materia salarial, por encima de la media nacional en muchos de los convenios colectivos de ámbito sectorial que se negocian en Castilla-La Mancha, pero es imprescindible seguir incrementando los salarios, lo que repercute también en la reactivación económica de nuestra comunidad autónoma, ha remarcado De la Rosa.

Por su parte, el secretario general de CCOO Industria CLM ha reclamado al Gobierno de España y a la UE “que adopten las medidas necesarias y suficientes para que estas decisiones unilaterales de EEUU y Reino Unido no supongan problemas para las empresas de nuestro país y de nuestra región”.

También ha pedido al Gobierno de Castilla-La Mancha el compromiso para facilitar a las empresas donde surjan problemas en materia de exportación que puedan abrir otros campos; y a las empresas que puedan abrir otros cauces comerciales para evitar los efectos sobre el empleo y los posibles ajustes de plantilla.

Por su parte, Francisco Javier Rosell, director general de Empresas de la JCCM, ha afirmado durante la apertura de las jornadas que el Gobierno regional quiere ser proactivo buscando, a través del IPEX, nuevos mercados exteriores alternativos y nuevas oportunidades para los sectores que tienen más auge en nuestra región.

Asimismo se ha referido a “la necesidad de estar coordinados Gobierno, sindicatos y empresas y así lo tenemos plasmado en el Plan Adelante cuyo uno de los ejes principales es el relativo a la internacionalización”.

Rosell ha indicado que 2018 fue un buen año para las exportaciones en nuestra región con casi 7.300 millones de euros, y entre enero y septiembre llevamos 5.532 millones, un 2,3% más que el año anterior, “la tendencia aunque menor sigue siendo positiva”.

Las jornadas han continuado con las intervenciones de Virginia Marco, directora general de Asuntos Europeos de la JCCM, y Máximo Blanco, responsable de Estrategias Sectoriales de CCOO de Industria, quienes han analizado las consecuencias del Brexit para la movilidad de las personas y las mercancías en Castilla-La Mancha.

Comercio internacional y su repercusión en Castilla-La Mancha ha sido otra de las mesas redondas que han tenido lugar en el marco de estas jornadas, con la participación de Carmen Díaz, profesora Titular de Economía Aplicada de la Universidad de Castilla-La Mancha, Nuria Villanueva, técnica sectorial y miembro del Gabinete de Dirección de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, y Vanessa Rodríguez del departamento de Comunicación y Programas del IPEX.