Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ciudad Real traslada un mensaje de tranquilidad y normalidad a sus socios viticultores con uva amparada bajo la figura de calidad DO Valdepeñas, tras la desaparición de la Interprofesional. La organización agraria ha diseñado un calendario de asambleas informativas para detallarles en qué situación se encuentran y cómo deben actuar ante la próxima campaña de vendimia.

Día de la Constitución 2021

Aunque la Interprofesional ha desaparecido, la figura de calidad de la DO Valdepeñas continúa con total normalidad. De hecho, es el pliego de condiciones (recogido en la Resolución de 27/08/2019 y aprobado por la Unión Europea, y en la Ley 7/2007 de figuras de calidad agroalimentarias de Castilla-La Macha) el paraguas por el que se rige el funcionamiento básico que deben seguir los productores e industriales. Tras la pérdida de condición de esta Asociación Interprofesional en la Denominación de Origen, es la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha la que se hará cargo de la gestión de la producción, comercialización y catalogación de los vinos amparados bajo la Denominación de Origen Valdepeñas. Será así hasta que se constituya una nueva Interprofesional, con sus miembros y Estatutos renovados.

En este sentido, ASAJA Ciudad Real recuerda que los viticultores pueden comercializar su uva como DO Valdepeñas siempre y cuando cumplan con lo establecido en el pliego de condiciones de la Denominación de Origen. Entre las exigencias que ahí se marcan está que las parcelas de las viñas de los agricultores se encuentren inscritas (Registro Vitícola) en la zona geográfica delimitada para esta indicación geográfica, situada al sur de la provincia de Ciudad Real (Valdepeñas, Santa Cruz de Mudela, Moral de Calatrava, Alcubillas, San Carlos del Valle, Torrenueva y parte de los municipios de Alhambra, Granátula de Calatrava, Montiel y Torre de Juan Abad). Otro de los requisitos es que las uvas sean de alguna de las variedades descritas en el pliego (para blancas: Airen, Macabeo -o Viura-, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Moscatel de Grano Menudo y Verdejo; y para tintas: Cencibel -o Tempranillo-, Garnacha Tinta, Cabernet-Sauvignon, Merlot, Syrah y Petit Verdot), y que cumplan con los rendimientos máximos admitidos (8.000 kg/ha para variedades blancas y 7.500 kg/ha para las variedades tintas). ASAJA advierte que, en caso de superarse esos rendimientos, procederá la no calificación de la totalidad de la producción de la parcela.

La organización agraria apunta que la elaboración de los vinos se realizará en las bodegas situadas dentro de la zona de producción inscritas en el Registro de Industrias Agrarias y Alimentarias de Castilla-La Mancha; advirtiendo a los viticultores, por tanto, que no pueden llevar sus uvas a cualquier bodega. ASAJA Ciudad Real incide en que si las uvas están sujetas a la DO Valdepeñas como figura de calidad porque así lo establece su Registro Vitícola y porque están sujetas a las directrices de producción establecidas en el pliego de condiciones, los agricultores deben exigir a la bodega que las pague como tal. Recuerda la organización que los contratos de compraventa de uva deben hacerse entre productores e industriales por escrito antes de que comience la vendimia, tal y como establece la Ley de la Cadena Alimentaria.

Por último, la organización agraria explica que, una vez ha desaparecido la Interprofesional, aquellos viticultores que necesiten hacer cualquier trámite deben dirigirse a la Delegación Provincial de Agricultura, o acudir a su oficina habitual de ASAJA Ciudad Real, como entidad colaboradora.

Reciclar más. Mejor. Siempre

Postura de ASAJA

ASAJA seguirá velando por los intereses de los agricultores de la DO hasta que se consiga crear una nueva Interprofesional, para obtener un valor y precio justo y diferenciado de las uvas producidas en esta comarca, especialmente en esta campaña. Asimismo, velará por que todos los operadores cumplan con lo expuesto en el pliego de condiciones. Por último, ASAJA exige a la Consejería de Agricultura firmeza, disposición y compromiso con los viticultores para que sus derechos no se vean afectados de forma injusta y abusiva, como ha podido producirse en otras ocasiones.