Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha pondrá en marcha el próximo viernes, en Belmonte, su Comisión de Desarrollo Rural y Reto Demográfico para avanzar hacia la necesaria cohesión social y territorial. Un arranque que se realizará durante la celebración de una jornada en la que se analizará el papel que juegan las cooperativas en áreas despobladas y los retos que éstas tendrán que afrontar en los próximos años.

Una jornada que servirá para definir la estrategia constituir la Comisión de Desarrollo Rural y Reto Demográfico, a la que le seguirán una serie de seminarios para ir perfilando dicha estrategia de trabajo. En ella se pondrá de manifiesto que el medio rural castellano-manchego no se entendería sin las cooperativas agroalimentarias, ya que en el 38% de los municipios de la región la empresa principal es la cooperativa. “No podemos entender el desarrollo económico local o comarcal sin la existencia y la aportación que realizan las cooperativas agroalimentarias”, aseguran desde la organización.

Esta jornada también analizará los retos a los que se enfrentan las cooperativas de la región en el siglo XXI, tales como el relevo generacional, la sostenibilidad social, la sostenibilidad del territorio, o la diversificación económica. También se analizarán otros aspectos que condicionan el medio rural como la continua desaparición de servicios en los pueblos, la falta de recursos básicos o el acceso a las energías limpias.

Durante la sesión, se constituirá la nueva Comisión Sectorial de Desarrollo Rural y Reto Demográfico de Cooperativas Agro-alimentarias, cuyos principales objetivos pasan por erigirse como la voz del cooperativismo en el diseño de las políticas públicas de lucha contra la despoblación; en definir una estrategia del cooperativismo frente a la despoblación; elaborar estudios sobre el impacto de las cooperativas en los municipios con mayor riesgo de despoblación, así como el desarrollo de jornadas sobre el cooperativismo y diversificación de actividades como herramientas clave para tratar de frenar la despoblación en muchos municipios.

Según el presidente de la organización, Angel Villafranca, “no se pueden entender las políticas de lucha contra la despoblación en la región sin darle el protagonismo que merece al sector agroalimentario, al cooperativismo y a las organizaciones que representamos a las mismas”.

.