Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Ya podemos decir que la recogida de uva se ha generalizado  al comenzar la recogida de la variedad Airén, que como todos sabemos es la más generalizada en nuestro entorno.

Aunque no es necesario recordar cómo se realiza la vendimia en Tomelloso y los numerosos preparativos  y trabajos que lleva consigo recoger la uva, es necesario insistir en que  los productores tengan que realizar un enorme esfuerzo para poner todo en orden, porque no es solamente el trabajo de tener preparados los tractores,  los remolques , las espuertas y la mano de obra necesaria que conlleva multitud de actividades propias de un trabajo que no deja de tener serios problemas pero que los viticultores suelen resolver aun a pesar de adversidades como suelen ser averías, personas enfermas, mal tiempo, tiempos muertos inevitables, que por consecuencia son generales a todos los viticultores productores, pero en Tomelloso tenemos una serie de  problemática, que reconocemos que también pueden afectar a otras explotaciones de distintas comarcas vitícolas, pero en Tomelloso se hacen más patentes por su singularidad.

Los viticultores de Tomelloso no son terratenientes, entendido como aquel agricultor que tiene tierras en abundancia, pues bien los tomelloseros son parcelatenientes porque es normal que para vendimiar tengan que recurrir a acudir a distintas parcelas y para poder explicarme mejor puedo relatar, basado en hechos reales, la actividad de un tomellosero normal y corriente.

En principio dispone de cuatro parcelas de viña: dos en el Término de Tomelloso, una en el de Argamasilla y una en el de Arenales de San Gregorio.

Cursos de Especialización de FP

 La distancia más corta a una de las parcelas más próxima es de 9 kilómetros desde el pueblo; la más larga a 18 kilómetros, parte por  carretera y parte por caminos.

Sin embargo, estando en vendimia,  la distancia más corta entre dos parcelas sin pasar por el pueblo a través de caminos transversales es de 15 kilómetros.

En este primer ejemplo  ya podemos suponer la complicada logística que nuestro agricultor debe organizar para que todo se pueda hacer con orden y a su tiempo.

En segundo lugar dos parcelas se encuentran en espaldera y la otras dos, precisamente las de mayor superficie, son viña baja.

Una de ellas, la más grande de superficie, es viña en espaldera y no dispone de vendimiadora propia y tiene que mandarla hacer sin saber exactamente el momento en que la vendimiadora le va a recolectar las uvas.

Conciertos en espacios y lugares emblemáticos

Ello puede suponer que en algún momento debe para la vendimia manual para poder disponer del remolque y el tractor para la vendimia mecanizada, ya que, como se puede suponer el viticultor solamente dispone de un tractor y en esta caso dos remolques.

 No entramos en el caso de la mano de obra que cada vez es más complicado, pero que no podemos incluirlo para este agricultor porque la problemática es para todos.

Podemos añadir los serios inconvenientes que producen los tiempos muertos, especialmente referidos al tiempo de entrega del producto a la cooperativa o los particulares que supone un tiempo importante, porque la vendimia no puede parar y ello produce problemas temporales que no benefician al viticultor.

Seguramente se nos han olvidado alguna situación que no hemos descrito pero con lo expuesto es suficiente para poder afirmar que la vendimia no es coger uvas, es algo mucho más complicado de lo que parece para cualquier agricultor normal de Tomelloso, que son la mayoría, aunque podemos añadir que este viticultor en concreto disponía de la ayuda de un familiar que colaboraba en los procesos de transporte.

Expuestas estas cuestiones inherentes a la vendimia hemos de indicar que esta vendimia está resultando normal sin grandes complicaciones ajenas al propio viticultor, como las temperaturas, la ausencia de tormentas o de lluvia, a excepción del granizo caído hace pocos días especialmente en el término de Arenales de San Gregorio y parcelas limítrofes que ha afectado seriamente no solo a la viña, sino a las plantaciones de pistachos, almendros y de melones y sandías.

La incidencia de plagas y enfermedades no podemos considerarla como muy importante por no haber existido alarma en ninguno de los que suelen acontecer en Tomelloso, como polilla del racimo, oidio y menos aún este año mildiu, por lo que las uvas están entregándose sanas.

Préstamos matrícula Eurocaja Rural

En cuanto a la cosecha según propias declaraciones del agricultor está siendo un poco menor que otros años para las mismas parcelas, que algunos han estimado entre un 10 y un 20 por ciento, como media estimada, aunque algunas parcelas hayan tenido otras diferencias distintas con la campaña anterior y que la calidad de las uvas está siendo más que aceptable con racimos enteros y bien granados.

En resumen, un buen año de vendimia.

Vendimia Tomelloso

Vendimia Tomelloso