Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Hace  varios años que publicamos una edición de los caracteres que diferencian las variedades de viña. La publicación fue promocionada por la Sociedad Cooperativa Virgen de las Viñas con la idea de realizar una información entre los agricultores de saber diferenciar estas variedades y con la necesidad de poder disponer de esta posibilidad en una época en que por una parte existía una tendencia a la desaparición de algunas de nuestras variedades autóctonas y por otra con la aparición de las nuevas que fueron llamadas como “mejorantes”.

El contenido de la publicación incluía un trabajo donde se explicaba la forma de poder identificar las variedades de viña simplemente conociendo la forma, tamaño y confirmación de sus hojas.                               

Se presentaba una descripción de las particularidades de la forma de las hojas, así como una clave identificativa para poder distinguir las variedades y finalmente se incluía una fotografía para cada una de las 37 variedades que se cultivan en Castilla-La Mancha, donde se permite comprobar  los datos asignados a cada variedad.

En este primer artículo, dado la curiosidad existente entre los agricultores por conocer esta forma de clasificar variedades, intentamos resumir algunas de las normas de poder clasificar las variedades, teniendo lógicamente  en cuenta que ya por los racimos se determinan con mayor visión cada variedad y hace que el fijarse en el contorno y forma de la masa foliar no sea tenida en cuenta con tanta seguridad que los propios racimos.

Cada variedad de plantas, árboles o cualquier ser vegetal con partes aéreas es diferente de cualquier otro por una razón de sensible lógica y perogrullada: son distintas porque si no lo fueran serían la misma variedad.

Se determina que una planta es diferente de otra es porque reúne una serie de comportamientos y características distintas.

Así en las hojas de la vid se pueden apreciar estas caracteres que difieren de sus  propias especies y son varios los aspectos que merecen la manera tener en cuenta.

Identificación de variedades de Vid

Hemos de señalar antes que nada que, en el caso que se quiera comprobar estos datos, se escojan hojas del centro del sarmiento como las más representativas.

En este primer artículo explicaremos los lóbulos de la hoja con sus diferencias.

 I.-LÓBULOS FOLIARES

Una diferencia muy presencial es el número de lóbulos de las hojas. En nuestras variedades encontramos hojas de tres, cinco o siete lóbulos.(Cabernet Sauvignón, Malbec y Tempranillo, p.ej). En muchas ocasiones contarlos puede resultar algo complicado porque algunos lóbulos se subdividen y pueden confundirnos.

En estos casos la forma más exacta y concreta es contar el número de nervios principales de la hoja que se pueden apreciar justo en la unión del pedúnculo con la hoja, observando que el nervio principal llega al extremo del lóbulo.

La mayoría de las variedades disponen de cinco lóbulos  y las que menos las de siete lóbulos.

Identificación de variedades de Vid
Identificación de variedades de Vid
Identificación de variedades de Vid