Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Puede parecer increíble, pero en Tomelloso se han construido más de 2.000 cuevas y aún más increíble que todas se hayan realizado en el mismo núcleo de población y, si ahondamos aún más, localizadas en lo que es el centro del núcleo urbano, al memos en su primeros inicios anteriores al desarrollo en superficie a la población y, teniendo en cuenta que la superficie del núcleo urbano es prácticamente poligonal, hace que nos permita presumir que esta situación es única en el mundo y no pretendemos exagerar demasiado. Además de las circunstancias y características reseñadas hemos de considerar que el terreno es llano, de escasa profundidad y que lógicamente las cuevas se construían en la mayoría de los casos en la propia ubicación de la vivienda familiar que disponía de una superficie concreta y donde estas dimensiones de largo y ancho no permitían decidir mucho sobre qué tipo de cueva tenían que realizar.

Pero no era necesario, los tomelloseros sabían dónde cavar y dónde ir ampliando el hueco que posteriormente debían ubicar el espacio para poder permitir la ubicación de las tinajas. Hay que recordara que las casas más típicas de los años en que se comenzaron a construir las cuevas eran viviendas familiares de una puerta de entrada central y dos ventanales, uno a derecha y otro a la izquierda  y generalmente con el tejado a un agua y unas dimensiones de fachada de  7 a 11 metros de longitud, aunque posteriormente se fueron ampliando o modificando alguna ventana para permitir el acceso de la maquinaria al patio o corral. Además, en profundidad, disponían de un patio posterior donde se disponía de espacio para distintos menesteres y para huerto y almacén  y otros usos.

Todas estas características son las que permiten poder afirmar la indudable peculiaridad de las cuevas de Tomelloso, dirigiéndonos especialmente a las que hemos llamado “Cuevas Domésticas”, por ser las utilizadas como proceso del mantenimiento económico familiar duarte muchos años.

Es necesario realizar estas aclaraciones porque esta exclusividad es notable y única y lo hacemos antes de proseguir con la descripción de ciertos elementos, objetos, utensilios, maquinaria y útiles que se pueden encontrar en las cuevas, fuera de las típicas tinajas de elaboración de vino para su venta.

Pero, por empezar y volviendo a comentar las tinajas, exponemos dos tipos de tinajas que también existen en las cuevas.

TINAJA DEL GASTO

Tinaja del gasto

Llamada así porque era donde se elaboraba el vino para el uso de la familia y también se la llamaba “de consumo”.  Era más pequeña de capacidad que las tinajas de elaboración y se encontraba colocada a la entrada de la cueva y al final de la escalera. Normalmente se llenaba con mosto de mejor calidad y existían de varios tamaños entre 30-40 arrobas, dependiendo, porque también se empleaba para dar un volumen acordado al día o a la semana a los obreros en su caso de la explotación y a los vendimiadores anuales en valor de un litro por día. Existían de varias formas: redondeadas, alargadas y de forma igual que las tinajas normales y tanto de barro como de cemento.

TINAJA DEL VINAGRE

Tinaja del vinagre

Era también una tinaja de barro, pero de capacidad menor que las del gasto, aunque siempre había algunas mayores. Como su nombre indica se utilizaba para la elaboración de vinagre.

ESPUERTAS TERRERAS

Espuerta Terrera

Estas conocidas espuertas de dos asas se utilizaban para llenarlas de arena de las cuevas y sacarlas al exterior y se hicieron famosas por ser utilizadas por las lógicamente mujeres llamadas “terreras”. El peso de un espuerta llena de tierra podría pesar unos 20-25 kilos.

POCILLOS

Los pocillos se encontraban como excavaciones debajo del nivel del suelo de la cueva, que se construían con pendiente hacia ellos en un extremo del suelo. Estos pocillos solían ser de volumen similar al de una tinaja y se utilizaban para recibir el vino o del mosto, en el caso de rotura de tinajas que en las de barro era normal que pudiera ocurrir.

ESCALERAS DE MADERA

Escalera de madera

Escaleras de tipo normal de madera de un solo plano lineal que se utilizaban para llegar hasta los empotres para controlar las tinajas. Solía tener de 8 a 10 peldaños.

PELLEJOS

Pellejos

Envase de pieles curtidas de rumiantes y son muy antiguas. Se utilizaban para rellenarlas con el vino de las cuevas y eran muy pesadas, pues tenían una cabida de 7 arrobas. Se subían por la escalera de la cueva y era muy penoso subirlas. También se las conocía con el nombre de “Piel” o “Corambre”.

PARRILLA

Parrilla

Eran de forma muy curiosa y se utilizaba en las cuevas para tener lumbre en el fondo y así poder comprobar la presencia de “tufo” como medida de precaución, aunque como es lógico se utilizaba igualmente para asara carnes y otros alimentos.

FUENTES DE BARRO

Fuentes de barro

Eran cazoletas que se colocaban debajo de los grifos de las tinajas para recibir el posible goteo.

MINAS

Minas

Como detalle constructivo existían en las cuevas más antiguas y en las ampliadas donde existían túneles o galerías para permitir el acceso bien a los empotres o a las ampliaciones de las cuevas. Eran excavadas en forma de bóvedas, generalmente de poca altura y podían ser rectas o en ángulo recto.