Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Es cierto que la provincia de Ciudad Real en los últimos 10 años ha sufrido un descenso en su población oficial y algunas localidades de forma más notoria, aunque siempre existen excepciones.

Aunque estos datos se pueden conseguir de la estadística oficial y cualquier interesado puede acceder con facilidad,  he tenido la paciencia de desglosarlos un poco más personalmente y hacer ciertas apreciaciones estadísticas sobre algunos de los datos que hemos podido conseguir.

Por empezar de una forma global sabemos que la provincia dispone de 102 municipios y ya podemos decir que en los últimos 11 años –desde 2008 a 2019- la provincia ha tenido un descenso de la población oficial del 5 por ciento con una cifra absoluta de 26.117 censados menos.

Bien es cierto que hasta el año 1980 la población aumentó  llegando a disponer en el año 1970 de 589.635 habitantes censados en toda la provincia.

Sin embargo el proceso de la disminución poblacional ya fue muy  acusada en el periodo de los 10 años siguientes pues se descendió en un 20 por ciento, aunque la subida de población en el periodo del 2001 al 2008 significó una estabilización de la población similar a la existente en el año 1970 con 522.343 habitantes.

Por lo tanto, la cifra actual en el año 2019 del censo de población con arreglo a esos 10 últimos años ya comentado del 5 por ciento, no hay que considerarla como dato global muy alarmante.

Analizando este proceso desde el año 2008 en la provincia existían  11 poblaciones que habían mantenido un incremento de su población hasta el año 2008, de las cuales, en el 2019, seis de ellas han seguido incrementando su población y no son otras que Carrión de Calatrava, Hinojosas de Calatrava, Miguelturra, Poblete, Pozuelo y San Lorenzo de Calatrava, a las que se han incorporado otras cuatro, que habiendo tenido un proceso anterior de descenso, han recuperado parte de su población como Villamayor de Calatrava, Almodóvar del Campo, Los Cortijos y Llanos del Caudillo.

Podemos incluir otras cuatro poblaciones que han mantenido su población sin que haya una diferencia significativa como son Cabezarados, Cabezarrubias del Puerto, Los Pozuelos y Brazatortas.

Los descensos de población más altos y que pueden ser significativos son los correspondientes a una cifra superior al 10 por ciento y se encuentran en esta situación un grupo de 24 municipios que suponen el 23,5 por ciento del total.

A continuación acompañamos un mapa donde se pueden ver las localizaciones de las distintas estadísticas que hemos reseñado, referidas al período del 2008 al 2019.

Depoblación en la provincia de Ciudad Real

Mapa Nº1

Municipios que han mantenido su población1.182
Municipios que han incrementado su población.
Municipios que han perdido más del diez por ciento de su población.

Si realizamos un segundo estudio sobre las poblaciones más importantes de la provincia que superen los 10.000 habitantes, nos encontramos con 11 poblaciones, incluyendo la capital, que suponen el 37,5 por ciento de la población total provincial, de ellas solamente dos han mantenido su población en el  periodo estudiado: la capital Ciudad Real y Miguelturra que incluso  ha incrementado en un 2,67 por ciento por efecto de la  íntima proximidad a la capital.

Y por última parte del estudio referente a la despoblación, indicamos  que en  nuestra provincia no podemos decir que haya sido muy representativa, ni que no tenga posibilidades de volver a incrementarse como ya se produjo en años anteriores como consecuencia de la inmigración.

En cuanto al tema del despoblamiento en España se califican  a las poblaciones en función del número de habitantes por  unidad de superficie, considerando despoblamiento a los municipios por debajo de 10 hab. por kilómetro cuadrado, aunque hay otros países que el tope lo ponen en la cifra de ocho y generalmente se opta por los 12 hab/km/2.

Según esto y utilizando los datos oficiales nosotros podemos decir que  casi el 60 por ciento de   la superficie de la provincia se encuentra por debajo de la cifra de 10hab/km/2, que afecta al 60 por ciento de los  municipios de la provincia y que supone casi el 10 por ciento de la población de la provincia, mientras que en España la media se encuentra en un 15 por ciento.