Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La concejal de Medio Ambiente de Ciudadanos en Ciudad Real y miembro del Comité Autonómico de Cs, Mariana Boadella, ha explicado el paso tan grande que se está empezando a dar en Ciudad Real, desde el consenso, en relación con la mejora de la vida de los ciudadanos, ganando en la calidad del aire, reduciendo el ruido causado por los motores o en la descarbonización de la movilidad urbana, entre otras medidas.

violencia-genero.gif

El objetivo es conseguir una ciudad “sin contaminación atmosférica ni acústica, más paseable y saludable”, ha reflejado la edil de Ciudadanos. Y es que este plan municipal comenzará con un proyecto cuya zona elegida para conseguir las bajas emisiones es el interior de rondas, ya que es una zona natural para establecer un límite físico de actuación, según ha indicado Boadella. Asimismo, el proyecto de transformación en una ciudad más ecológica y respetuosa con el medioambiente vislumbra “Zonas de Bajas Emisiones, transporte urbano sostenible, aparcamientos disuasorios, carriles bici, y más peatonalizaciones, que se realizarán siempre minimizando las obras y las molestias todo lo que se pueda, para evitar el perjuicio de los comerciantes”, ha destacado la portavoz liberal del Ayuntamiento de Ciudad Real.

Boadella ha explicado que los Fondos Next Generation en Ciudad Real se solicitarán para acometer peatonalizaciones y la implantación de una ZBE, algo que además, es obligatorio para municipios de más de 50.000 habitantes.  “queremos acogernos a estas subvenciones de la UE porque además estamos obligados a hacer una ZBE de acuerdo con la nueva Ley de Cambio Climático aprobada en mayo”. El Ayuntamiento de Ciudad Real, con su alcaldesa de Ciudadanos a la cabeza, Eva Masías, ya está preparando esta propuesta al Ministerio de Transporte y el Ayuntamiento podrá beneficiarse de los Fondos Europeos, con casi 3.400.000 euros en una primera fase y 2.265.120 euros en el que caso de que hubiera disponibilidad para una segunda transferencia. “El objetivo de Ciudadanos es muy claro en Ciudad Real: convertirla en un sello de ciudad limpia, verde y ejemplo de sostenibilidad medioambiental, porque todo ello redunda en una mejor calidad de vida de sus habitantes”.