Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos
Libro Cuevas de Tomelloso

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha firmado esta mañana, junto al presidente del Gobierno regional, Emiliano García Page, la consejera de Economía, Patricia Franco y el resto de presidentes de diputaciones de Castilla-La Mancha, el convenio del nuevo plan de empleo de la Junta de Comunidades, que en esta edición cuenta con una inversión total en la provincia de 35 millones de euros.

Se trata del mayor presupuesto de la historia dirigido a planes de empleo, doblando tanto la inversión como el número de beneficiarios, al llegar casi a 4.000 personas en la provincia. Se trata de un plan además que pretende apoyar a las pequeñas localidades, así como a aquellas zonas de la provincia con serios problemas de despoblación, que se encuentran dentro de las zonas ITI (26 municipios de las comarcas de Montiel y Almadén).

Este plan da prioridad a los colectivos vulnerables, como personas con discapacidad o mujeres víctimas de la violencia de género, y como novedad este año se prima los contratos dirigidos a personas que han perdido su empleo a consecuencia de la pandemia, a partir del estado de alarma.

Para Caballero “este plan de empleo es una buena iniciativa, lo es desde el punto de vista de que constituye una respuesta, en el caso de Ciudad Real, a 4.000 familias que los están pasando muy mal, que tienen a todos sus miembros en desempleo y que necesitan de una oportunidad, no solo para llevar un ingreso a casa, sino también para realizarse”.

Unos planes que, según destacaba, son también una buena iniciativa para la economía real de nuestros municipios. “Sabemos que todos los recursos que suponen el plan de empleo, en el caso de la provincia de Ciudad Real 35 millones de euros directos en aportaciones del Gobierno regional y de la Diputación, van a ir directamente inyectados a la economía”.

“Éste no es un dinero que va al ahorro, éste es un dinero que va directamente al consumo, y que va a tener, por tanto, una repercusión en muchos sectores y negocios de nuestros pueblos y ciudades que verdaderamente lo necesitan, sobre todo para los pequeños y medianos pueblos para abordar proyectos y actuaciones, intervenciones en la vida del municipio que, de otra forma, sería imposible de llevar a cabo si no existieran todos estos recursos económicos a su disposición”.

Un plan de empleo que el presidente de la Diputación de Ciudad Real calificaba como “un ejemplo de colaboración entre administraciones, que funciona realmente y que beneficia a la ciudadanía, especialmente a los sectores más vulnerables”. Un Plan que, en esta edición, contempla una inversión a nivel regional de más de 100 millones de euros, e impulsará la contratación de más de 15.000 personas.

El presidente del Gobierno regional subrayaba cómo este nuevo plan constituye “un acelerón económico sin parangón, además acordado con sindicatos y empresarios, un espaldarazo tremendo de hacer las cosas en Castilla-La Mancha”, porque, según destacaba Page, la política en nuestra región tiene denominación de origen. “Aquí es muy difícil no llegar a un acuerdo, aquí hay cooperación entre administraciones”, de ahí su agradecimiento a los presidentes de todas las diputaciones, por su apuesta clara y diálogo con sindicatos y empresarios.