Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Inmaculada Jiménez inauguró la Fiesta  de la vendimia tradicional de este año explicando que "si hablamos de Tomelloso, todo el mundo habla de vendimia, de lo que fueron nuestros antepasados y lo que ha hecho que a lo largo de los años Tomelloso sea la ciudad que es, ese motor primario que fue la agricultura, hombres y mujeres trabajadores, campesinos, labradores que salían a trabajar la tierra, el campo, por lo tanto hacer la fiesta de la vendimia es hacer un homenaje a esos hombres y mujeres que trabajaban la tierra y ha supuesto que Tomelloso sea la ciudad que es".

Día de la Constitución 2021

Seguidamente tuvo palabras de agradecimiento al Vendimiador del año en la persona de Gregorio Moreno, definiéndolo como "un hombre trabajador del campo, un hombre preocupado por la agricultura, un hombre preocupado por lo que ama tanto como es su Hermandad de San Isidro, pero para mi la mejor palabra para definir a Gregorio es que es una buena persona, donde ha habido esa relación especial de una persona que ama a su ciudad y yo creo que era la mejor persona para recibir este título, porque él se lo merece y sobre todo por estar siempre tan cercano y siempre intentando mejorar con sus consejos".

Inmaculada Jiménez expresó que no podía estar más orgullosa de sus raíces, de las tradiciones y la obligación de mantenerlas vivas y de inculcarlas en las generaciones futuras ya que "hay que aprender mucho del pasado y hay que recordarlo siempre".

El acto fue dirigido por Ángela Lozano en donde se leyeron fragmentos de novelas de Francisco García Pavón en referencia a las cuevas y el vino.

Ángel Morales y Zoilo miembros de la Asociación de Amigos del Carro fueron los encargados de realizar la pisada tradicional de la uva, donde Gregorio Moreno también se animó a ello.

Reciclar más. Mejor. Siempre

Ángel Morales felicitó a Gregorio por su distinción, por lo buena persona que es y describió el origen del viñedo en Tomelloso hasta nuestros días. En sus explicaciones señaló el año 1530 como el inicio de las primeras plantaciones de viñedo. La pisada dela uva se hacía desde el mismo origen de la uva y se realizaba en el suelo. Hasta que llegaron las destrozadoras en 1915-1920. Morales recalcó la importancia del acarreo de la uva y añadió que se metían en las serillas para ser transportadas en carros. Cada serilla pesaba unos 100 kilos más o menos. Posteriormente la uva a granel se depositaba en las lonas que se vendían en las tiendas donde en los propios escaparates se ponían frases o chascarrillos como "tira timotea que esta lona es nueva y no gotea" o "tira rumaldo que esta lona es buena y no se rama el caldo".

Inmaculada Jimenez finalizó agradeciendo a Ángela la conducción del acto de la Fiesta de la Vendimia y además por ser "una mujer de tradiciones no solamente porque ama el folklore sino también porque en sus palabras se demuestra su pasión por la ciudad de Tomelloso y también todas las tradiciones que ello conlleva". Agradeció de igual manera la disposición de los grupos folklóricos en este caso al grupo Virgen de las Viñas y Bombo, a los carreros con sus carros llenos de uvas y a las mulas, a Bodegas Verum, a la Asociación Moral Teatro que nos va a obsequiar con un estupendo zurra y a Isabel Cañas que es la que nos ha donado la blusa para nuestro vendimiador del año. Inmaculada nos adelantó que "en la noche de hoy vamos a descubrir una escultura de la figura de las terreras, que eran las encargadas de sacar las tierras para la construcción de las cuevas de Tomelloso"

Seguidamente se le impuso la blusa de gañán a Gregorio y comenzó su intervención agradeciendo a Inmaculada por el homenaje en su pueblo que quiere, donde sus raíces le han llenado de satisfacción, a la Asociación de Carreros, a los grupos flolklóricos, madrinas y dio las gracias porque la gente se acuerde de este agricultor y guarda rural que no ha hecho más que otros agricultores de Tomelloso, ya que todos se lo merecen. "Es un honor para mí ser nombrado vendimiador del año 2019, ya que es una gran alegría, es una suerte haber nacido en este pueblo, gracias a la constancia de su gente se ha convertido en un pueblo próspero lleno de vida pues nuestros antepasados han trabajado con mucho sacrificio y pocos medios. Recuerdo que cuando empecé a vendimiar era un crio pero ya me gustaba recoger el fruto, quiero tener un reconocimiento a los carreros que con sus carros y remolques traían las cosechas con mucho esfuerzo y poco descanso, muchas noches durmiendo poco y por caminos muy malos.

Terminó su discurso con un ¡Viva la Virgen de las Viñas!, ¡Viva San Isidro!, ¡Viva Tomelloso y sus gentes! y muchas gracias a todos.

La fiesta de la vendimia puso su punto final con las actuaciones de los grupos folklóricos Virgen de las Viñas y del Bombo.