Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Con el popular entierro de la sardina finalizaba ayer el Carnaval de Porzuna, uno de los más participativos de los últimos años. Entre lágrimas y sollozos, aunque con algún matiz más festivo, los porzuniegos despidieron las fiestas de Don Carnal por todo lo alto.

Un total de seis grupos, que aglutinaban a un centenar de personas vestidas de luto riguroso, participaron en el último concurso del Carnaval 2020 acompañando a sus respectivas sardinas, que este año sorprendieron a todos por su temática y originalidad.

Empuéblate

Una sardina sentada tomando un daikiri, otra vestida de carnaval o incluso una de la que sólo quedaba la raspa fueron algunas de las creaciones más originales de los participantes. Dolientes, sacerdotes y hasta enterradores participaron en este pintoresco cortejo fúnebre.

Semana de La Zarzuela en La Solana

En esta ocasión, los ganadores del concurso fueron ‘A nuestra sardina le gusta la marcha’, un montaje diferente que cambió los llantos por la fiesta emulando la forma en que algunas culturas celebran los entierros.

El segundo premio recayó en ‘La sardina loca’, el montaje que incluía a una sardina sentada tomándose un daikiri.

Por último, el tercer premio fue para ‘El duelo de las medusas rockeras’, en la que medusas vestidas con cuero lloraban a su sardina fallecida.

El broche final lo puso la degustación de 90 kilos de sardinas asadas, ofrecidas por el Ayuntamiento de Porzuna a todos los asistentes y cocinadas en la lumbre por personal municipal. Asimismo, una parte de las sardinas se llevó a las pedanías de El Trincheto y El Bonal, para que sus vecinos las asaran y pudieran festejar el final del carnaval degustando este pescado. 

La concejal de Festejos, Silvia Cañamero, ha hecho un balance muy positivo de este Carnaval, “porque los porzuniegos se han volcado, han salido a la calle a lucir sus disfraces o a disfrutar del ambiente, como hacía mucho tiempo que no pasaba”.

“Es una fiesta que se está recuperando y que ha tomado mucho impulso, y desde el Ayuntamiento vamos a intentar que no decaiga y que siga a este nivel porque es una de las muchas tradiciones que no queremos perder”, recalcaba Cañamero.

En este sentido, ha dado las gracias a todas las peñas y personas que han participado en el Carnaval, a los voluntarios de Protección Civil, a los empleados del Ayuntamiento y todo el pueblo en general “por contribuir a potenciar esta fiesta”.