Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Este año el Viñador en el Ámbito de la Cultura ha recaído en José Almarcha, un reconocido músico de guitarra flamenca, especialidad en la que es licenciado por el Conservatorio Superior de Música “Rafael Orozco” de Córdoba, bajo la tutela de Paco Serrano, Manolo Franco y Niño de Pura, entre otros.

Charlamos con él y comenzamos la entrevista:

¿Qué supone para ti este reconocimiento?

Estoy supercontento y orgulloso, porque es un premio que llevo viendo desde que soy muy jovencito que se le da a personajes muy importantes de Tomelloso, gente que ha hecho mucho por el pueblo. Que me lo reconozcan a mí con la trayectoria tan pequeña que tengo y siendo tan joven pues es una mezcla entre responsabilidad y mucho orgullo.

Reto 2022

¿Cómo fueron tus inicios en la Guitarra y por qué te dedicaste a ello?

Empecé con unos 8 años y “por casualidad” ya que mis padres me apuntaron a guitarra y me podían haber apuntado a cualquier otra cosa. Al principio no era una cosa que me gustara mucho, pero  con 12-13 años se me daba bien tocar la guitarra, no me costaba demasiado hacer que sonara y con esta edad me empezó a picar el gusanillo del flamenco, lo conocí y me enganchó y hasta el día de hoy.

Mi primer profesor fue Oscar Herrero Andújar, padre del guitarrista Oscar Luis Herrero. Ya con 15-16 años me fui a Madrid para que me diese clases su hijo y estuve 3 o 4 años formándome hasta que un día me dijo que ya no me podía dar más clases porque ya no había mucho más que enseñar.  A partir de ahí empecé mis estudios de Guitarra Flamenca en el Conservatorio de Música de Puertollano donde terminé el grado medio y el grado superior lo terminé en Córdoba. Desde ese momento y  hasta el día de hoy, los  maestros que tuve  fueron todos , porque de ellos cada día aprendes cosas nuevas.

Libro Cuevas de Tomelloso

¿Cuáles son tus máximos referentes en el flamenco?

Paco de Lucía y Manolo Sanlúcar. Ellos son los que nos han abierto el abanico para que nosotros entremos donde más nos guste.

¿Cuándo hablamos de Oscar Luis Herrero, que destacarías de su arte?

Sobre todo su limpieza y claridad al tocar y luego su persona que se refleja perfectamente en su toque siendo bondadoso y generoso con los alumnos.

¿Cuéntanos el origen y la historia que te inspiró para sacar tu álbum “Vejezate” y qué expresas con él?

Con Vejezate, que fue mi primer trabajo, lo que intenté fue hacer un homenaje a mi pueblo, Tomelloso, donde cada tema del álbum es una zona de él, como por ejemplo el Paseo de las Moreras o la calle Concordia, en donde yo nací. Hay varios sitios donde yo jugaba y el título de “Vejezate” hace referencia a que antiguamente en la Edad Media la zona de Socuéllamos y Tomelloso era una zona que se denominaba Vejezate, La Mancha de Vejezate, donde había una torre vigía que era la aduana, por llamarlo de esta forma, que separaba la Orden de San Juan con la Orden de Calatrava. En los primeros escritos medievales donde aparece la palabra La Mancha aparece la Mancha del Vejezate y me pareció bonito darle este nombre a mi álbum.

Vejezate desarrolla toda  mi niñez, mis primeros pasos, mis primeras experiencias y rinde un homenaje a Tomelloso.

Mi disco “Alejandra” se ve una madurez en mi música y también intento buscar cosas personales e íntimas. El disco está lleno de homenajes , pero más a personas que me han ayudado que a lugares. De esta forma he dedicado una taranta a Basilio Villalta, un cantaor que después de Jacinto Almadén es uno de los mejores de Castilla-La Mancha y le rindo este pequeño homenaje porque he crecido con él y me ha enseñado mucho de las cosas que sé.

También hago un homenaje a mi madre, a mis dos abuelas, dedico unos tangos a mi hermana y a la Fiesta de la Vendimia de Tomelloso. No dejo de homenajear y de tener presente a mi tierra, pero ahora desde un punto más personal y más íntimo.

¿Cuáles serían tus consejos para una persona que quiera iniciarse en el arte de tocar la guitarra?

Primero que se armen de paciencia, de muchísima paciencia, porque la guitarra cuando uno está empezando y está estudiándola, la técnica llega a desesperar porque hay veces que no salen las cosas, cuesta trabajo, te duele la espalda y es dura, pero hay que tener paciencia y que te guste mucho no solo flamenco sino cualquier estilo de música que se pueda tocar. A la guitarra hay que dedicarle mucho cariño, mucha pasión y mucho amor porque es dura y desespera. Si no es por amor yo creo que nunca se puede llegar a conseguir dominar, aunque nunca se llega a conseguir esto, pero por lo menos si a sentirte bien con ella.

¿Cuáles son tus proyectos actuales  y que te gustaría hacer en un futuro?

Ahora mismo estoy volcado en intentar mover este último disco de Alejandra y dar conciertos. Concretamente este 28 de noviembre voy a presentarlo en el Teatro Municipal de Tomelloso y en el Puerto de Santa María.

Estoy volcado en proyectos para danza y actualmente también estoy componiendo. Tengo algunos temas ya hechos que me gustaría grabarlos, pero tengo dudas si sacar algún disco de nuevo o subirlo a las plataformas digitales en forma de singles o sacar vídeos musicales. Me gustaría ir sacándolos y presentarlos.

 

A lo largo de su carrera artística ha conseguido importantes reconocimientos como el primer premio del II Concurso Internacional de Guitarra Flamenca “Niño Ricardo” de Murcia, en 2007, además de ser finalista, ese mismo año y en 2010, en el XLVII Festival Internacional del Cante de las Minas de la Unión (Murcia) y en 2004 en el XXII Concurso Internacional de Jerez.

En 2010 compuso y dirigió la música del espectáculo “Temple flamenco” de la compañía flamenca de Fran Vilchez, que se estrenó en el Teatro Arlequín de Madrid con gran éxito de crítica y haciendo posteriormente una gira en Argentina y Uruguay.

En 2015 publicó su primer trabajo en solitario titulado “Vejezate”, donde colaboran artistas de la talla de Antonio Canales, Juan Debel, Sandra Carrasco y Oscar Herrero entre otros y cosechando gran crítica y aceptación dentro del gremio. Ese mismo año dirige y compone junto a Gema Caballero la música del espectáculo “Cosmogonía” de Sara Calero y gira por EE:UU con el espectáculo “Momentos” de Cía. José Porcel.

También ha compuesto y dirigido la música de los espectáculos “Petisa Loca” de Sara Calero(2017); “Ver, oír y bailar” del bailaor Francisco Hidalgo (20 ) ; ¨Concordia¨ de los bailaores José Maldonado y Lucía de Miguel (2018); “Puntos inacabados” del bailaor Jesús Fernández (2018); “1993” del bailaor Julio Ruiz (2018); “Término Medio” de los bailaores José Jurado e Isabel Rodríguez (2018) “Bailes Colaterales” de la Cía. Flamenca José Manuel Álvarez (2019); “Impulsos” de la Cía. Flamenca José Porcel (2019); “Maramante” de las bailaoras Marina Perea y Lucía Ruibal (2019) y junto a Víctor Guadiana “Eclat: Fragmento desprendido de un cuerpo que explota” de la bailaora Adriana Bilbao (2019).

Desde 2017 entra a formar parte del profesorado del “Stage Festival Darc” de Chateauroux (Francia) en la disciplina de Baile Flamenco junto a Carmen Iglesias.

En 2019 presenta junto a Sara Calero y Gema Caballero el espectáculo “Flamenco Avenue”; colabora en el disco de “Wady” del genial violinista Víctor Guadiana y entra a formar parte de la compañía de Olga Pericet, dentro del espectáculo “La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailaora”

Ha trabajado con diferentes compañías acompañando el cante y el baile por países como EE.UU, Canadá, Rusia, Sicilia, Suiza, Letonia, Francia, Alemania, China, Japón, Taiwán, India, Pakistán, Kazajstán, Argentina, Uruguay, Marruecos, Egipto, Emiratos Árabes, Argelia, Túnez, Israel, Tanzania, Finlandia, Suecia, Inglaterra, Italia y México alternando todo esto con su presencia en diversas producciones para tablaos de Madrid como ”Casa patas”, “Corral De La Morería”, “Café De Chinitas” o ”Las tablas” y del extranjero como el mítico “El Flamenco” de Tokyo (Japón)