Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La Asociación de Familias y Amigos de Personas con Discapacidad lleva trabajando desde el año 1977 por mejorar la calidad de vida de las personas con discpacidad intelectual y sus familias. Este año recibirá el galardón de Viñador en el ámbito de la Acción Social el día 28 de agosto.

Hablamos con el presidente de AFAS, Luis Perales y comenzamos la entrevista :

¿Qué supone para AFAS recibir el galardón de viñador?

Cualquier distinción o reconocimiento que se hace a la asociación, como a todo ser humano y a toda institución, se recibe con alegría, con satisfacción, porque pensamos que se hace un reconocimiento a una trayectoria,  es algo que no hemos buscado,  ni eso ni las distintas distinciones que nos han ido dando, por ejemplo cuando nos dieron la Medalla de Oro de la Ciudad, con motivo del 25 aniversario, no hemos nacido ni la asociación nació pensando en distinciones.

Reto 2022

El viñador es el reconocimiento a casi 45 años de historia, de historia lenta, difícil, con baches, con llanos, con curvas como todo lo que hay en el género humano, nacimos con muchas dificultades, como nace todo movimiento asociativo y luego también hemos atravesado años de bonanza y otros difíciles.

Hemos crecido mucho, de empezar con nada, con nueve chavales y tres cuidadoras, que eran voluntarias, a atender hoy a casi 1200 personas con discapacidad en los distintas localidades en las que estamos gestionando algún recurso y tener a más de 250 trabajadores en plantilla. Esa evolución ha sido poco a poco, con ilusión, pero también con mucho sentido común, paso a paso, no con crecimientos espectaculares. El único crecimiento un poco mayor fue sobre los años 80, cuando Blas Camacho nos consiguió una subvención importante, que fue cuando construimos lo que hoy es la antigua residencia, pero todo lo demás lo hemos ido consiguiendo poco a poco.

Si estamos en distintas localidades de la provincia es porque se nos ha requerido nuestro apoyo para gestionar esos recursos.

Libro Cuevas de Tomelloso

Cuando nacimos en el año 1977, lo hicimos para atender a las personas con discapacidad intelectual fundamentalmente, desde que nacen hasta que pasan a mejor vida, en todas épocas de su vida y en todos los sitios donde pudiéramos ser de utilidad.

¿Cuál fue el detonante para crear la asociación?

En Tomelloso, como en todas las localidades, siempre ha habido personas con discapacidad, en el año 1977 lo que ocurre es que varias personas, dos iniciales: D. Leopoldo Lozano, sacerdote en Tomelloso, que era un hombre muy emprendedor en las cosas de carácter social en la localidad y que además enfrente de la Iglesia había una carnicería, la de Antonio Romero,  que se conocían y Antonio Romero tenía una hija con discapacidad y como las personas con discapacidad intelectual, en Tomelloso no tenían un sitio donde ir, había que desplazarse a Madrid, a Barcelona. Entonces se reúnen y piensan en constituir una asociación( ya había algunas en Ciudad Real y otros pueblos), y  van buscando a otras personas que tienen en su familia personas con discapacidad, como fue mi caso, y me dijeron que iban a tener una reunión en la sacristía de la iglesia. Nos reunimos en torno a 60 personas y acordamos la creación de la Asociación. Hubo algunas personas que optaban porque nos asociáramos a la provincial: la de Ciudad Real, pero la mayoría queríamos algo propio.

Comenzamos haciendo una Junta promotora, de ahí salieron los estatutos, se eligió la Junta directiva, y ahí nació AFAS, ¿De dónde?, de la ilusión de familias de Tomelloso que tenían un hijo con esa necesidad y no tenían ninguna cobertura.

Tomelloso es un pueblo muy emprendedor, nuestra asociación es una de las más veteranas de la provincia, aquí tuvo un crecimiento más espectacular por la forma de ser que tenemos, por el apoyo fundamental de la sociedad de Tomelloso.

Lo primero que pedimos fue un local, nos otorgaron uno al lado del Centro de Salud I, que iba para casa de socorro, como estaba vacía la pedimos y nos instalamos allí, con 9 usuarios. Nacimos como asociación comarcal: Tomelloso, Pedro Muñoz, Socuéllamos y Argamasilla de Alba.

Cuando crecimos y ya nos desbordamos, nos dejaron lo que ahora es la Escuela de Música que en aquel momento era un instituto; cuando cerró lo solicitamos y nos trasladamos, entonces le pedimos al Ministerio maestros de educación especial, nos dieron 6 profesionales por parte del Ministerio y el resto de los servicios los hacíamos nosotros: transporte, comedor.

Cuando nos concedieron la subvención de la que hemos hablado antes, nos la consiguió Blas Camacho, solicitamos al Ayuntamiento terrenos y nos cedió en la calle Lugo 10.000 metros cuadrados, luego nosotros compramos otros 6.000 metros para ir cuadrando y ya nos quedaba otro pequeño cuadro de terreno que el Ayuntamiento nos cedió. De esta forma comenzamos a edificar la residencia y los distintos edificios que hay actualmente, poco a poco, con subvenciones y  con ayudas.

En definitiva la asociación surgió de una frase que se dice desde siempre: ¿Qué pasará con mis hijos cuando nosotros ya no estemos? Nuestros hijos tienen una dependencia absoluta o casi absoluta, según su nivel de capacidad. ¿Qué ocurre?, mientras estén los padres sí pero: ¿cuándo ya no estén?, claro la construcción de todo esto es una respuesta a esa pregunta.

Las edificaciones que contienen los recursos está pensada para dar la sensación de ciudad, si un usuario está en un taller de ocupación y debe ir a fisioterapia, debe salir del edificio, si hace frío ponerse la chaqueta e ir al edificio donde está el fisioterapeuta, está concebido como una pequeña ciudad, tiene vida.

La atención temprana es uno de los ejes de la Asociación

La atención temprana es una de las cosas más importantes que se están llevando a cabo en el sector de la discapacidad, ¿por qué?: porque muchas personas que en su nacimiento con unos días, unos meses, tienen algún problema- pequeño, mediano- con atención temprana no llegan a tener discapacidad en la edad adulta y personas que tiene ahora  su vida normalizada han tenido atención temprana.

La atención temprana es prioritaria. Todas las personas que pasan por aquí, hay algunas que siguen teniendo una discapacidad, porque hay trastornos que seguirán existiendo pero estarán más preparados .

En atención temprana, estamos atendiendo a más de 600 personas, porque es fundamental, creo que los organismos públicos lo han entendido. La tendencia ahora es hacerla en las propias casas, no todas las familias lo quieren. Hoy día lo que hace falta es que el centro educador sea un complemento de la familia, que lo que se haga en el centro tenga una continuidad en su casa.

¿Es el voluntariado uno de los pilares de AFAS?

El voluntariado lo hemos cuidado mucho y es fundamental. Siempre ha habido interpretaciones equivocadas: que buscamos muchos voluntarios para ahorrarnos personal. La persona que tiene una discapacidad, el que viene al centro de día, luego vuelve a su casa y tiene una relación con una familia, siempre le gusta tener relación con otras personas; más aún los residentes, aunque tienen relaciones con su cuidador, con los profesionales, magníficos profesionales sin lugar a duda, les apetece hacer el ocio con personas distintas, el voluntariado es fundamente en todo movimiento asociativo, precisamente para que las personas que no tengan una familia o aunque lo tengan, tengan su tiempo de ocio con otras personas.

Hemos crecido mucho en voluntariado, aunque en eso siempre nos quedamos cortos,  y ¡ojalá!  tuviéramos muchos más. El año 2020 ha sido un año muy malo, también en el tema del voluntario, porque no podían venir, no podían salir. La evolución del voluntariado ha sido muy importante hemos pasado de 72 en 2012 a 155 en 2019. El voluntariado es fundamental, es un complemento y lo hemos potenciado mucho.

Qué proyectos tiene AFAS a corto y medio plazo?

Nosotros siempre tenemos proyectos, siempre estamos pensando cosas nuevas. La lavandería es un proyecto que todavía no hemos inaugurado, con la idea de que no solo sea para nuestro uso sino que sea una centro especial de empleo, las personas que lo llevarán serán profesionales y este proyecto nos da la opción que personas con discapacidad trabajen, que en un futuro sea una lavandería abierta la población, que ésta pueda llevar su ropa a lavar.

Sobre septiembre octubre tenemos también, la Cafetería sobre Ruedas, estará atendido por un profesional y además por una o dos personas con discapacidad, venderán bocadillos, café, con la ventaja de que se instalarán normalmente aquí ,en la puerta de AFAS, pero que podrán ir por ejemplo al Barrio San Antonio, en las fiestas, a la romería, etc… Podrá tener movilidad y darse a conocer al pueblo.

Otra cosa es la casa que nos donó Mari Torres, siempre le estaremos muy agradecidos, en la primera planta ya tenemos una vivienda tutelada, pero queremos hacer otra en la planta baja, para potenciar el vivir en el entorno de la ciudad, este proyecto lo queremos realizar a corto medio plazo.