Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos
Libro Cuevas de Tomelloso

Una oleada de espíritu vitalista ha llevado esta mañana a varias decenas de asistentes a compartir en la Plaza del Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava un práctico y lúdico programa de actividades en el marco del Día Internacional de las Personas Mayores.

Desde las once y media de la mañana y hasta prácticamente la una del mediodía han compartido protagonismo y espacios talleres del SEPAP, el Servicio de la Prevención de la Dependencia y la saludable exhibición denominada ‘Mayores activos’.

Por un lado, se ha podido a conocer de cerca la gerontogimnasia, la estimulación de la memoria, la prevención de caídas o juegos como el divertido ‘Rosco Pasapalabra’ rabanero, además de promocionar la actividad física como gran aliada para estar en forma y evitar el anquilosamiento físico, además de otros saludables beneficios.

“Argamasilla siempre cuida de sus mayores y no es un eslogan, es una realidad, porque tenemos una gran variedad de programas y de actividades”, ha apuntado el concejal de Bienestar Social, quien aludía a que estas acciones alcanzan de una u otra forma a todos.

Sergio Gijón refería así que la atención y servicios tanto a personas de edad dependientes, en sus diferentes grados, como a aquellas otras que no lo están, agradeciendo también al Consejo de Mayores su complicidad y colaboración constantes.

“Como se puede ver hoy, para cualquier cosa que organizamos el Consejo de Mayores está siempre, aportando ideas y arrimando el hombro siempre y eso es también muy importante en un pueblo”, enfatizaba el edil.

Para Gijón, jornadas conmemorativas como la de este 1 de octubre, pero también otras fechas y momentos a lo largo del año tratan de responder a que, a las personas mayores, “les debemos mucho reconocimiento”.

No en vano, ha abundado, “si tenemos hoy este grado de bienestar que podemos disfrutar en nuestros pueblos, es gracias en la mayoría de los casos, a ese sacrificio y a ese trabajo que han venido desarrollando durante muchos y muchos años”. 

Una de las participantes, activa usuaria de 84 años de edad, se mostraba muy agradecida de la atención que recibe, junto a sus compañeras del SEPAP, por parte de las monitoras que les plantean numerosas actividades y talleres y por parte también del Ayuntamiento y su Concejalía.

Este servicio que se da en el Centro de Mayores “es fabuloso para nosotros, porque nos dan gimnasia, actividades de memoria,… Hasta bingo echamos y ahora estamos empezando a hacer alfombras. Hacemos de todo, no nos aburrimos”, apostillaba la mujer.

Y dos de las varias profesionales que se ocupan de ello han insistido en la necesidad de hacer todo ello con un carácter lúdico para que sea más divertido porque, al fin y al cabo, son personas que viven en sus casas y cuando salen tienen que entretenerse”.

También hacían hincapié la logopeda y la terapeuta ocupacional que “el objetivo es la promoción de la autonomía personal, trabajando la independencia personal en el ámbito cognitivo, el envejecimiento activo o la rehabilitación físico-funcional, evitando también el aislamiento social que ahora con el coronavirus se acusado mucho más”.

Por eso el presidente del Consejo de Mayores, órgano que también ha apoyado la programación de este Día Internacional, destacaba “que la gente está muy contenta porque ya estamos viendo algo de luz”, tras la pandemia y sus obligadas restricciones.

Aurelio Sierra ha dicho que “aunque todavía en el Centro de Mayores no tenemos la misma libertad de antes, poco a poco la gente se está ilusionando, entre otras cosas porque también hemos retomado la organización de viajes y cursos y los talleres”.

Estos últimos empiezan a desarrollarse ya este próximo lunes, si bien ya hoy viernes han tenido lugar las presentaciones preceptivas. De momento serán dos talleres, de memoria y de pintura en tela, una oferta que se espera ir aumentado haciendo para ello uso de diferentes locales municipales.

Esta tarde está continuando la programación conmemorativa de este Día Internacional de las Personas Mayores, con un bingo especial y el homenaje a la persona de más edad de Argamasilla de Calatrava, Máxima Gómez Novalbos, de 100 años.