Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Esta entidad se formó en el año 1998 con unos objetivos muy claros de promocionar el turismo en Tomelloso y su comarca estando involucradas en su estructura las localidades de Argamasilla de Alba y Ruidera y de forma subsidiaria otras localidades incluso de la provincia de Albacete.

El proyecto nació por parte de un grupo de personas que confiaban en dar un fuerte impulso al conocimiento turístico de nuestros recursos de todo tipo, pues el proyecto era muy ambicioso donde se pretendía potenciar nuestra cultura, nuestros recursos, nuestra trayectoria histórica y fundamentalmente formar un Complejo Turístico de gran envergadura, evitando el tipo de turismo individual y sin control que tanto estaba dañando el medio ambiente en la zona propuesta.

Cooperativa virgen de las Viñas de Tomelloso

Como proyecto ambicioso estaba orientado a conocer en todos sus ámbitos a las localidades previstas: Tomelloso, Argamasilla de Alba y Ruidera y, además de las riquezas culturales e históricas de cada localidad, incluir en el proyecto el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera.

Plantaciones Agrícolas - Directorio de Empresas

El proyecto no era otro que constituir unas rutas turísticas culturales, pedagógicas totalmente estructuradas y controladas para visitas de personas en periodos de al menos siete días, pero factibles para quince días.

El programa comprendía alojamientos, comida, rutas turísticas a elegir, tanto de tipo urbano como de tipo medio ambiental, con información totalmente seleccionada de cada paraje  y lugar e  incluyendo actividades deportivas y de animación.

En definitiva un programa completo que diera la imagen para que los visitantes se encontraran en un mundo original, lleno de atractivos suficientes para que en todo momento los turistas tuvieran una completa actividad.

Las rutas propuestas incluían las visitas, y estancias en su caso, en las localidades previstas de Tomelloso, Argamasilla de Alba y Ruidera, enlazadas en unos itinerarios programados de amplia selección y con una preocupación especial por la gente menor, niños y su entretenimiento con programas también disponibles.

Entre otros proyectos intermedios de promoción interna como charlas informativas, ciclos de conferencias  y promoción en otro tipo de actividades el proyecto estrella es el que se llamó “Proyecto Acualac” que incluía una serie de rutas turísticas por todo el perímetro del entorno del Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera, utilizando como medio de desplazamiento un funicular, o mejor dicho, un teleférico que comunicara las quince lagunas desde el Pantano de Peñarroya, con tres-cinco estaciones medio-ambientales, hasta la Laguna Blanca.

Desde su constitución la Asociación contó con el apoyo del Ayuntamiento y consiguió la cesión de uso de un local para sus actividades en las que tuvo actividades.

Participó en numerosas colaboraciones y emprendió las propias de su proyecto, como en Cursos de Formación, en el caso de las realizadas en la época de la problemática de las aguas subterráneas y específicamente en el Acuífero 23. Además de su propia participación fueron los encargados de la estructura y organización de la I Semana Europea del Vino celebrada entre Tomelloso y Alcázar de San Juan, que fue un verdadero éxito y en cuyo Comité de Honor aceptó ser el príncipe Felipe, hoy el rey Felipe VI.

Para el futuro desarrollo de sus actividades se realizaron distintos cursos de formación y preparación para monitores turísticos en apoyo en la información de las visitas y  acompañamiento a los lugares específicos de mayor importancia con varios cursos de formación.

El proyecto de rutas turísticas fue bautizado con el nombre de “Acualac” y se encontraba en un proceso bastante avanzado en cuanto al estudio realizado de las posibilidades de su montaje y funcionamiento y que, lamentablemente, no pudo llegar a realizarse, aunque en sí mismo se tenía prevista la necesidad de colocar de 30 puestos de trabajo fijos anuales y otro 30 puestas de trabajo eventuales en determinadas épocas, referidos únicamente al proyecto de Acualac, naturalmente distribuidos entre las tres poblaciones, a los que habría que añadir 15 contratos fijos en el funcionamiento administrativo y de organización.

Durante el funcionamiento su presidente fue Jesús de Juan Espinar y dejó de funcionar por falta de apoyos definitivos que hicieron que se tuviera que detener su marcha en estos proyectos y dejando pendiente otros que se tenían programados del  mismo ámbito.

.