Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

En este segundo artículo describimos una curiosa planta que en principio puede pasar desapercibida, pero  muy visitada especialmente por los pájaros de cuya semilla se alimentan y que suelen concentrarse cuando el fruto está maduro, pero más especialmente por el desprender un fragante olor de sus blancas flores.

Myrtus communis L.

 Mirto, Arrayán

Origen

Esta planta procede del sudeste del Mediterráneo y de parte de  zonas de África.

Descripción botánica

Conocido como Mirto y como  Arrayán, corresponde botánicamente a la familia de las Myrtáceas, a la que también se encuentra encuadrado el eucalipto.

 Es un arbusto siempre verde  muy ramificado, con las ramillas jóvenes glandular-pelosas. Hojas opuestas, oval-lanceoladas, con corto peciolo, coriáceas, agudas y olorosas al tocarlas.

Plantas arbustivas de Tomelloso Myrtus Communis L.

Las flores son olorosas, blancas, solitarias con cinco sépalos y cinco pétalos, con numerosos estambres amarillos y pedúnculos largos que sobrepasan en gran medida el cáliz, frágiles y disponen de dos bractéolas que caen. El fruto es una baya comestible de color azul negro.

Usos y aplicaciones

Esta planta ha tenido y tiene diversas aplicaciones.

Plantas arbustivas de Tomelloso Myrtus Communis L.

Principalmente como planta ornamental que necesita mucho sol para florecer y admite la poda, aunque si es excesiva la producción de flores disminuye sensiblemente.

 El mirto ha tenido siempre la atribución de haber sido la  planta del amor y la belleza.

Contiene distintas esencias aromáticas que se utilizan en perfumería y también se produce un  licor aromático.

Contienen ácido salicílico que, como sabemos, está muy relacionado con la aspirina y se utilizaba antiguamente  para la fiebre y el dolor.