Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

En este segundo artículo procedemos de igual manera a describir brevemente algunas de las especies de plantas consideradas como tóxicas o venenosas que existen en nuestra comarca, ampliando las anteriormente reseñadas.

Todas estas plantas conservan la característica de disponer de componentes para las personas, aunque cierto es decir que en ningún caso de producen daños naturales, porque no existe la posibilidad de poder ser dañado ya que nadie se le ocurre masticar ninguna planta, restregarse con partes de la hoja o de los tallos o consumir algunos de sus frutos, si bien para ciertos animales de campo pueden resultar  dañinos por su consumo.

Empuéblate

Quizá el único peligro que pueden causar estas plantas provienen de los juegos de los niños pequeños que en ciertas ocasiones utilizan las plantas para divertirse cogiendo parte de la planta,  bien sus flores o bien incluso sus frutos, formando parte de sus juegos de forma natural.

Semana de La Zarzuela en La Solana

Por lo tanto, la descripción de estas plantas no supone una alarma, ni un problema para nadie, sino tener el conocimiento de su existencia y de sus características tóxicas como una fuente de información y ampliación del conocimiento de las especies de plantas que frecuentemente conocemos y forman parte de nuestro medio ambiente.

Chelidonium majus

Chelidonium majus

Esta planta es conocida cono Celidonia y/o Golondrina y pertenece a la misma familia botánica que las amapolas.

Se trata de una planta perenne, con flores de color amarillo con cuatro pétalos y produce un fruto alargado que se abre longitudinalmente.

Se trata de una planta de origen europeo que prefiere los lugares  frescos, en zonas sombreadas con cierta humedad y que podemos encontrarla en el sombreado que producen muros, tapias, cerramientos, escombreras y lugares umbríos.

 La característica principal del tema que nos ocupa es la disposición de un látex de color anaranjado en sus tallos, aunque también la planta entera que es la que pude producir daños tóxicos.

Si bien la planta se utiliza también con preparados de tipo medicinal y curativo de ciertas enfermedades,  pero cuando se superan ciertos límites resulta tóxica por el contenido de ciertos ácidos y alcoholes que pueden producir somnolencia, parálisis de los centros nerviosos y disminución del ritmo cardíaco.

Como curiosidad diremos que el nombre común de golondrina proviene de que precisamente estos pájaros frotan parte del látex de  las plantas en sus crías que no pueden abrir los ojos.

Melia acedarach

Ventanilla Única

Melia acedarach

Resulta difícil suponer que este árbol que nos encontramos por casi toda la ciudad de Tomelloso, especialmente en patios de las casas y en paseos urbanos, puede resultar toxica para las personas.

Este árbol conocido o nombrado como árbol del paraíso y que más comúnmente se la denomina como Cinamomo, para evitar confusión con otros árboles que también reciben el anterior apelativo. Es una planta de crecimiento muy rápido  y proporciona en pocos años una gran cantidad de sombra.

Melia acedarach

Sus ramilletes de flores con aromas específicos son inconfundibles y  produce unos frutos redondos de color ámbar que perduran de un año para otro en el árbol.

Estos frutos tienen propiedades narcóticas  y resultan venenosos para los humanos pero no para las aves.

Su consumo conduce a vómitos, diarrea, dolor abdominal, congestión pulmonar, rigidez y posterior paro cardíaco.

Hydrangea macrophila

Melia acedarach

Pues sí, parece extraño que esta planta por todos conocida y especialmente presente en los jardines y macetas de muchos balcones y jardines privados o urbanos pueda resultar tóxica para el ser humano. Nos estamos refiriendo a la planta que todos conocemos como Hortensia.

En general las hortensias pueden presentar distintas formas y colores. Desde plantas herbáceas hasta leñosas, con flores hermosas formando un precioso conjunto redondeado de colores uniformes para cada planta, pero que puede presentarse en formas de distintas especies con colores diferentes, tanto de color como de tonos, aunque muchas veces el color de las flores de cada planta puede variar dependiendo de los cuidados que se haga en cada campaña.

Melia acedarach

Sus flores contienen un producto alucinógeno que puede resultar muy tóxico.

La leyenda de las hortensias es muy popular, porque se supone que su presencia atrae a la muerte o a los muertos.

Aunque en Tomelloso la presencia de esta planta no es  muy representativa, porque además del tema de la leyenda, que no dudamos que pueda influir, existe también dos particularidades y es que las hortensias se amoldan mejor en terrenos ácidos y que no soporta el calor excesivo, aspectos que no disponemos en nuestra zona.

Ilex aquifolium

Ilex Aquifolium

Este arbusto o árbol no es frecuente en nuestra comarca o por mejor decirlo no existe espontáneo, pero sí lo hemos encontrado como plantas de jardín urbano. Su nombre común con la que todos lo conocemos es como “acebo” y generalmente tiene una vida larga.

Ilex Aquifolium

Es una planta particularmente especial por la forma de sus hojas y sus frutos y resulta muy decorativo en parques y jardines espaciosos.

 Produce flores blancas y unos vistosos frutos redondeados rojos.

Además de su utilización como  medicinales, sus frutos tienen una acción enérgica, pudiendo producir fuertes vómitos.