Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El helicóptero sanitario del Gobierno de Castilla-La Mancha con base en la provincia de Ciudad Real ha realizado un total de 52 transfusiones extrahospitalarias a pacientes afectados por traumatismos graves a causa de accidentes de tráfico, laboral o de otra índole, desde que se puso en marcha hace siete años el protocolo específico para realizar esta terapia.

Día de la Constitución 2021

La última vez que se activó este protocolo fue a principios de este mes de agosto como consecuencia de un accidente de tráfico registrado en la provincia de Toledo en el que resultó herido un joven, que recibió una transfusión de sangre para poder ser estabilizado y trasladado posteriormente al Complejo Hospitalario Universitario de Toledo.

‘Gigante 2’, que es como se conoce en el argot sanitario al helicóptero sanitario con base en la provincia de Ciudad Real, fue el primero en España en estar habilitado para transfundir sangre a pacientes traumáticos graves en el lugar del accidente y realizar procedimientos de resucitación hemostática precoz durante el traslado al hospital, y a día de hoy es el único en todo el país que puede realizar esta terapia durante las veinticuatro horas del día.

Un total de 75 Concentrados de Hematíes O Negativo han sido transfundidos en los 52 procedimientos de transfusión prehospitalaria realizados en Castilla-La Mancha, cumpliendo todos los controles de calidad, trazabilidad, conservación, temperatura y seguridad de los componentes sanguíneos en el helicóptero obteniendo el beneficio óptimo de la transfusión en el paciente.

Este programa se desarrolla de manera conjunta entre la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario y el Centro de Transfusión del Hospital General Universitario de Ciudad Real por equipos de profesionales multidisciplinares especializados en la atención prehospitalaria y la transfusión de sangre.

Reciclar más. Mejor. Siempre

Código Trauma Extrahospitalario

Tal y como explica el director de Enfermería de la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario (GUETS) del SESCAM, Alberto López Ballesteros, en Castilla-La Mancha la atención urgente al paciente con traumatismos graves se organiza y optimiza a través del Código Trauma Extrahospitalario.

“Se trata de un procedimiento asistencial cuyo objetivo es incrementar las posibilidades de supervivencia del paciente y disminuir las secuelas asociadas al trauma grave con los recursos disponibles, homogeneizando y optimizando los cuidados prehospitalarios y el traslado al hospital más adecuado para tratar las lesiones, lo que se denomina hospital útil”, ha señalado López Ballesteros.

En estos momentos, los accidentes de tráfico son la primera causa de mortalidad y discapacidad en menores de 35 años, así como la segunda causa de mortalidad infantil.

“Muchos de estos accidentes se producen en época estival; de hecho, están subiendo las cifras, y hasta el 30 por ciento de la mortalidad producida tras el accidente se desencadena en los 60 minutos inmediatamente posteriores al mismo, lo que se denomina hora dorada”, ha apuntado el director de Enfermería de la GUETS.

Precisamente en esta fase intervienen los Servicios de Emergencias Extrahospitalarios, realizando una evaluación rápida y estandarizada, acompañada de maniobras de reanimación o técnicas terapéuticas específicas, y efectuando el traslado ágil y coordinado al hospital más adecuado para tratar las lesiones del accidentado.

“Una vez producido el trauma grave, las máximas posibilidades de supervivencia dependen de la eficacia de los sistemas de emergencias. Por ello, la asistencia precoz, capacitada y coordinada de los sistemas de emergencia constituye en un objetivo primordial para el SESCAM”, tal y como ha explicado Alberto López Ballesteros.

Más de 1.200 intervenciones de los helicópteros este año

En lo que llevamos de año, los helicópteros sanitarios del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha han realizado 1.239 intervenciones, 332 de las cuales las ha realizado ‘Gigante 2’, un 19 por ciento en horario nocturno. El 28 por ciento del total de activaciones han sido intervenciones tiempo-dependientes (Código Trauma, CORECAM o Códigos ICTUS).

Tal y como recuerda el director de Enfermería de la Gerencia de Urgencias y Emergencias, según los datos que maneja la Dirección General de Tráfico, el 75 por ciento de los fallecidos se producen en accidentes que tienen lugar en carreteras convencionales, por lo que alerta de la necesidad de mantener especial atención en los desplazamientos cortos. Casi la mitad de los accidentes mortales (el 46 por ciento) fueron salida de la vía y el 27 por ciento de las autopsias realizadas a conductores fallecidos presentaban altas tasas de alcohol en sangre “por lo que debemos insistir mucho en no conducir si se toma alcohol y en no dejar conducir a quien haya bebido”, ha incidido el director de Enfermería de la GUETS.

Por otra parte, desde el año 2016 las distracciones son la primera causa de los siniestros viales mortales (33 por ciento). A este respecto, López Ballesteros ha recordado también la importancia de no utilizar el teléfono móvil mientras se conduce.

Además, ha insistido en la necesidad de la utilización del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil correctamente ya que uno de cada cuatro fallecidos en turismo y furgoneta no hacía uso de ellos.