Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El presidente de la Diputación de Ciudad de Real, Miguel Ángel Valverde, junto a una amplia representación de la Corporación provincial, han participado en el acto de homenaje a las víctimas del terrorismo y a sus familiares de la Policía Nacional, como muestra de reconocimiento, respeto y solidaridad para que su memoria se perpetúe en el seno de la Institución policial y en el resto de la sociedad. El evento, que se ha llevado a cabo en el Parque de Atocha de la capital, se enmarca en la celebración de bicentenario de la Policía Nacional.

Miguel Ángel Valverde ha mostrado su deseo expreso de sumarse a este acto, como representante de la Diputación provincial, ya que “tenemos la obligación moral y ética como sociedad de reconocer y recordar, permanentemente, a los que lucharon por la defensa de nuestras libertades y nuestro Estado de derecho, dejando su vida y un gran sufrimiento”. Añadía Valverde que “no podemos olvidar, podemos perdonar, pero desde la institución que represento estaremos presentes siempre en aquellos actos de reconocimiento de los que lucharon por todos, sufriendo el zarpazo del terrorismo”.

En la Policía Nacional han sido asesinados 188 de sus miembros entre 1968 y 2015, una cifra a la que hay que añadir las decenas de policías heridos y de familias destrozadas que padecieron el terrorismo, tres de esas víctimas eran de la provincia y han tenido hoy un reconocimiento especial, en concreto para Agustín Ginés, de Viso del Marqués, Luis Antonio Rodríguez, de Valdepeñas y Bernardo Pérez, nacido en Carrión de Calatrava.

El jefe de la Comisaría provincial, Alberto Camacho, comenzaba su discurso explicando que, con este acto, “miramos al pasado, pero también a un futuro de paz y seguridad. Pretendemos contribuir a mantener la memoria y a deslegitimar el terrorismo en las nuevas generaciones, porque la mayor amenaza que ha sufrido la democracia española, en su más de cuarenta años de existencia, ha sido y es el terrorismo”. Una lucha que aún no ha finalizado “con nueva formas de ataques a nuestra sociedad”, añadía Camacho, pero que se combate con nuevos métodos de investigación y nuevas tecnologías. También ha querido destacar la presencia de la mujer en la Policía Nacional, y ha tenido un recuerdo para la inspectora jefe, María José García Sánchez, asesinada por ETA el 16 de junio de 1981, primera mujer víctima del terrorismo en nuestro país y por la que se ha escogido esa fecha para la celebración de esta conmemoración. Finalizaba mostrando su gratitud y reconociendo el sacrificio de todos aquellos que “dieron su vida por la seguridad y libertad de nuestro país. La sociedad española tienen un futuro de paz y convivencia pacífica y desde la Policía Nacional lucharemos sin descanso para proteger a los ciudadanos”.

Por otra parte, el subdelegado del Gobierno de España en la provincia de Ciudad Real, David Broceño, incidía en la importancia de mantener vivo el recuerdo de “estos héroes, sus familias y amigos, que sacrificaron sus vidas en defensa de la seguridad y la libertad de todos nosotros”. Asimismo, ha querido tener un especial recuerdo para los atentados sufridos en Madrid en marzo de 2004 y en Ciudad Real capital el 6 de diciembre del mismo año, en los que la Policía Nacional jugó un papel crucial, porque “la libertad es más poderosa que el miedo, y para lograr derrotar el terrorismo debemos alejar el odio y la confrontación”. Terminaba haciendo un llamamiento para "recordar a nuestros héroes con respeto y gratitud. Nos comprometemos a seguir luchando por un futuro libre de violencia y terror”.

La conmemoración del Día de las Víctimas del Terrorismo de la Policía Nacional ha contado, además, con la presencia de la delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Blanca Fernández, las vicepresidentas de la Diputación, Milagros Calahorra, Sonia González, María Jesús Pelayo, Encarnación Medina, y los vicepresidentes Miguel Ángel Ruiz, Adrián Fernández, así como las diputadas provinciales, María Esther Mora, Begoña Martín, y el diputado provincial, Juan Carlos Moraleda, entre otros; también han estado presentes el alcalde de Ciudad Real, Francisco Cañizares, y una amplia representación del tejido político, militar y social de la provincia.

Durante el acto se ha emitido un vídeo institucional de homenaje a las víctimas, al que ha seguido, después de las intervenciones, el homenaje a los Caídos en acto de servicio y se ha interpretado el himno de España y el de la Policía Nacional.